Millenium I: Los Hombres que no Amaban a las Mujeres

Aug 21

Hacía ya unas semanas que no hablábamos de cine… Pues sin ir más lejos, el martes pasado nos acercamos a ver Millenium I, del director sueco Niels Arden Oplev y basado en las novelas de Stieg Larsson. Lo primero que me llamó la atención fue la duración de la película, 2h y 25 min. algo raro en el cine de hoy a no ser que sea de catástrofes, véase la futura 2012. Lo siguiente fue entrar a la sala… ¡qué recuerdos de mi etapa de acomodador!. Al empezar la película tuve un extraño deja vù a “Los Ríos de Color Púrpura” y pensé que era buena señal, así que me acomodé, centré mis cinco sentidos en la pantalla, intentando obviar al pesado del móvil, la pareja descerebrada que come palomitas con la boca abierta (ojalá les entrara un mosconejo en la boca) y la parejita de señoras que comenta cada plano de la película: “ahora le ha dicho que vaya a verle”; ¡señora, que lo hemos oído todos, si usted está sorda, cómprese un sonotone…! Volvamos al film.


Pensada como una decalogía que se pretendía llevar a la televisión en formato serie, se readaptó al cine para crear una trilogía, ya que su autor S. Larsson murió prematuramente.

Rodada en localizaciones frías y austeras de ciudades del norte de Europa, el film utiliza tonos fríos, grises, que nos hielan incluso fuera de la pantalla, eso sí, no sé donde estaba este director ya que es capaz de igualar en el manejo de la cámara a muchos Hollywoodienses que se han dormido en la parra haciendo cine comercial.

La película trata acerca de un periodista que es acusado de difamación, que abandona su trabajo para irse a una recóndita isla e investigar la desaparición de una joven de familia acaudalada. A él se unirá una joven un poco peculiar que le ayudará en su investigación y que además, tendremos la oportunidad de conocer un poco más ya que las historias de ambos pesonajes se unen a mitad de película y mientras podemos disfrutar de dos historias aparentemente independientes.

Que el título no os engañe, la película es un thriller sórdido, duro, sin miramientos, que igual te muestra una pareja enamorada como una violación en toda regla con el consabido realismo del cine europeo.

Personalmente, se me hizo un poco larga la película y sin haber leído el libro, pues se comenta que en éste la historia está mucho más desarrollada de lo que se vé en la película, no podría valorar la adaptación.

Los personajes están desdibujados y pasan por la pantalla sin saber muy bien sus intenciones excepto el personaje femenino principal: Lisabeth Salander (sólo por ver su actuación, merece la pena ir a ver la película), que rompe como pocos el film y que muchas veces nos hace olvidar la trama “principal” para dejarnos boquiabiertos con la personalidad que le imprime al personaje y mostrarnos poco a poco, su pasado y sus problemas actuales, que no vamos a desvelar para que vayáis al cine totalmente vírgenes. Aún así, se podría haber rebajado un poco el metraje, o quizá será que ya no estoy acostumbrado a estar en el cine…

Para finalizar, un apunte: Me llama poderosamente la atención cómo en las principales series de TV y películas aparecen equipos y gadgets de la marca de la manzana… cada día está más cerca el MacBook Pro…

Puntuación: 8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *