El Internado: Las series patrias dejan la comedia

Sep 22

Escribir un post sobre series siempre es interesante. La gente que te lee, por poca que sea, puede hacerse una idea sobre lo que ver en la televisión.

El caso que nos ocupa, El Internado, es una de esas series a las que se les hace una publicidad exagerada y productiva; cautiva al espectador con su fotografía y movimientos de cámara.

Recuerdo que la primera vez que ví el anuncio o tráiler de la serie, quedé fascinado… Una serie de misterio/terror, española, con una buena producción y ambientación… no era posible, el cine español sólo sabe explotar el teta/culo/pedo/pis… Decidí bajar unos capítulos. Al principio la serie me parece un poco lenta, con unos actores que a mi modo de ver sobreactúan (lamentable la actuación, al menos en las cuatro primeras temporadas de, Ana de Armas) y otros que se integran en el personaje como pez en el agua (impresionante Amparó Baró en el papel de Jacinta, Yon gonzález en el papel de Iván y Martín Rivas en el papel de Marcos ó Raúl Fernández en el papel del autodidacta y cocinero del Internado, Fermín).

Mención aparte haría para Ion González, un chaval que bien podría ser el rebelde del cine español con esa mala leche que le imprime al personaje de niño rico y mimado.

Pero, volviendo a la serie, como decía, El Internado adolece de una trama que se quiere estirar más de lo que la goma permite, la tercera y cuarta temporada parecen sacadas de “Alias” de JJ Abrams (no comparemos las series, por favor) dado lo enrevesado de su desarrollo.

Es por ello que toca hablar de los guionistas. Si tan enrevesada es la serie, es gracias a la forma que tienen de sacar una nueva vía de escape a la trama cuando el camino principal se cierra. Un personaje nuevo, una nueva relación entre dos personajes que desconocíamos (benditos flashbacks, dirían algunos).

Dentro del misterio de la serie, es entretenido escuchar las conversaciones que mantienen las dos enanas de la serie; Paula, la hermana de Marcos y Evelin, su amiga inseparable. Aunque parecen triviales, a través de los ojos de estas interesantes y prometedoras actrices, vemos el mundo de los adultos, los problemas de éstos y de como, desde un punto de vista infantil, afecta a los niños. Muchos padres quizá, deberían ver sólo estos fragmentos y ver si sus hijos sufren con los problemas de los adultos como lo hacen los niños de la serie.

Desde aquí, os aconsejamos el visionado de esta serie si no tienes ninguna otra del estilo de Dexter, Lost ó Mujeres Desesperadas. Pasarás un rato agradable.

el-internado-4a.3

Puntuación: 7

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *