Gossip Girl: ¡Cuan grata sorpresa!

Sep 04

Gossip Girl era una serie  a la que a priori veía pocas posibilidades, pues parecía un intento de trasladar 90210, conocida aquí como “Sensación de Vivir”, en uno de esos cambios de nombre inexplicables, que tantas veces suceden –tema sobre el que hablaremos otro día–, al Manhattan actual.

Pues bien, como decía, los líos de instituto de unos adolescentes pijos de Manhattan, no me parecían un tema demasiado interesante, en mi caso los días del “insti” quedan ya bastante lejos.

Aún así, después de ver los primeros episodios en Cuatro, decidí darle una segunda oportunidad, en VO, pues el doblaje es otro de los que me parecían bastante malos, pues veía que la serie podía prometer.

Al final resultó que el doblaje, como en tantas ocasiones, volvía a tener la culpa de todo lo que parecía malo en la serie y no me he arrepentido, para nada, en darle una segunda oportunidad, tanto que las dos primeras temporadas me han durado un par de semanas.

La serie, basada en unas novelas de Cecily von Ziegesar, toma su título de un personaje no desvelado la “Gossip Girl”, que se define a si misma como: “The one and Only source into the scandalous lifes of Manhattan’s elite”, que vendría a ser algo así como: La única y verdadera fuente sobre las vidas escandalosas de la élite de Manhattan.

Esta chismosa actúa de narradora y nos cuenta todos los cotilleos de un instituto del Upper East Side, la zona más pija de Mahattan.

Como veis el tema no puede ser más tonto, pero la verdad es que acaba enganchando.

Aunque el esquema presenta bastante similitudes con el de 90210: dos hermanos que en un ambiente extraño, en principio, para ellos, pues no son tan ricos como sus compañeros; 6 personajes principales, más un par de secundarios de su mismo instituto para complementar; unos padres “enrollados”, aunque en este caso tienen un mayor protagonismo y, aunque no están casados, guardan un pasado común; me parece que Gossip es una serie mucho mejor en todos los aspectos.

De hecho, creo que es mucho más similar a la película “Crueles Intenciones”, que a su vez era una adaptación de las “Amistades peligrosas”, llevada a nuestros días, pues las tramas son mucho más complejas y maquiavélicas, que las soserías planas de Brandon, Brenda y compañía.

Hay que decir que es una serie cuidadísima en prácticamente todos los aspectos.

Visualmente es muy buena. La ambientación es fastuosa, apareciendo siempre esos enormes pisos, tan típicos de los ricos en las películas ambientadas en Nueva York (La Hoguera de las Vanidades, Secuestro, Crimen Perfecto…).

El vestuario está también muy cuidado, siendo un auténtico escaparate, que seguro hará las delicias de cualquier “Fashion Victim”

La banda sonora es actual, y en la mayoría de las ocasiones, encaja perfectamente con la escena.

Todo esto, que no hay que olvidar que no es más que el envoltorio del “caramelo”, ya justificaría el verla, pero es que además, resulta que las historias están siempre muy bien intercaladas, siendo el montaje excelente (como mejor ejemplo el cap 24 de la T2, que combina la trama actual, con una similar, que le sucede a uno de los personajes 25 años atrás, en una gran ambientación de los 80). Todas las subtramas de un episodio acaban confluyendo, y encajando, en su momento preciso, aclarando lo necesario, y dejando el suspense justo abierto para el próximo.

Los personajes, que ya desarrollaré en detalle otro día, pues merecen un post aparte, están bien conseguidos y son bastante más complejos y poliédricos de lo que a primera vista parecen.

Como pinceladas breves, decir que:

La pareja femenina protagonista Serenna, Blair, en la clásica versión rubia vs morena, ¿Kelly / Brenda? son dos “zorritas”, que hace que éstas parezcan un par de monjitas sin imaginación.

A pesar del protagonismo de estas dos, es una serie bastante coral, en la que tenemos un poco de todo: la manipuladora, aparentemente fría que sólo quiere ser la “reina del instituto”; la niña “salvaje”, que por otra parte todos adoran, en su proceso de redención, pues ella ansía ser buena; la nueva “trepa”, que quiere encajar en un mundo que no la acepta por ser pobre; el “outsider” al que le da igual toda la pijería, pero locamente enamorado de la niña salvaje; el chico perfecto, de buena familia, abrumado por no estar a la altura de lo que se espera de él; el “pobre niño rico”, que quiere escandalizar para llamar la atención de su padre que no le hace caso…

Todos ellos tienen secretos inconfesables, que va descubriendo y publicando su web “gossip girl”, auténtica juez que pretende destapar todos trapos sucios, para encumbrar o defenestrar a todos estos personajes a su antojo y capricho.

El resultado es que la suma de las partes den un todo mayor al que se esperaría en principio, y que nos hagan olvidar lo superficial del tema de la serie y que nos acabe, por lo menos en mi caso, enganchando.

Pero, en mi opinión, he de decir que lo más destacable de la serie es su RITMO, algo bastante difícil de encontrar, incluso en series muy buenas que, a pesar de su gran calidad, pecan de lentas.

El ritmo de la serie es muy bueno, gracias al encaje perfecto de personajes, guion, ambientación, música. Los capítulos, de 40 minutos pasan muy rápido y no satura ver dos, tres, o incluso cuatro seguidos.

En la narración las nuevas tecnologías, especialmente los móviles juegan un papel fundamental. Casi todos los personajes son adictos al móvil, que es un elemento narrativo activo más, utilizándose en todas sus facetas: hablar; enviar sms’s; estar permanente conectado a la red (son móviles de última generación);  recibir cada actualización de “Gossip”; hacer fotos comprometidas, que se enviarán a Gossip para ser publicadas; como reproductores multimedia.

Off topic: llama la atención la ausencia de Iphones, que debería ser el teléfono por defecto de estos personajes, seguro que esto tiene que ver más con los acuerdos comerciales de los productores, que habrán preferido ser un poco menos fieles a la realidad, para hacer caja.

En resumen, hay que dejar atrás los prejuicios que se puedan tener, tener muy claro que es una serie que no es “real”, ni por otra parte pretende serlo , y disfrutarla como lo que es: una manera de pasar el rato de una manera agradable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *