Qué les pasa a los hombres

Sep 25

El otro día fui al cine con la intención de ver “Resacón en las Vegas”, que por cierto es una película bastante mejor de lo que el título sugiere.

Al llegar me encontré con que la habían cambiado de horario y me tocaba esperar una media hora, así que, dándole un vistazo a la cartelera vi una película, que empezaba enseguida, con: Scarlet Johansson, Jennifer Anniston, Jennifer Connelly y Drew Barrymore.

que les pasa a los hombres poster

El resultado, pues que apliqué la lógica de: “Me meto en esta, y si no es buena, por lo menos que me alegren la vista ellas el rato que dura”, pues no es fácil ver tal despliegue de “protas” femeninas atractivas.

Hay que decir que no tenía ni idea, más allá del título, de que iba la película ¿Me equivoqué entonces?

Creo que no. La película, aunque tiene aspectos mejorables no está mal, se deja ver, pero ¿Si hubiera tenido el mismo título y protagonistas menos conocidas, o directamente feas, habría entrado? Probablemente no, pero todo ayuda a la hora de elegir lo que queremos ver ¿No creéis?

El argumento gira en torno a las relaciones, no relaciones, rollos, rupturas, y demás situaciones características de la vida sentimental, de un grupo de chicos y chicas entre los veinti y muchos y los treinta y algunos, así que por lo menos generacionalmente me podía sentir identificado.

Para no contar demasiado, y correr el riesgo de estropear la película al que la quiera ver, nombraré un poco los roles y situaciones sin asociarlas demasiado a los personajes.

Nos encontramos con un par de parejas estables, una casada, bajo la no muy recomendable fórmula de: “O te casas conmigo, o te dejo”; otra que, en la que tras varios años de convivencia él no quiere dar el paso del anillo. Además de estas parejas, hay una serie de personajes sueltos, tres chicas y dos chicos, para completar el espectro de las relaciones.

Estos personajes, bastante estereotipados por cierto, son: el chico enamorado de una chica que sólo quiere ser su amiga, tras una ruptura amistosa, por lo que él actúa de paño de lágrimas de ella antes sus otras relaciones; la “femme fatale”, indecisa, muy atractiva, enamoradiza, y capaz de causar estragos en cualquier relación; la chica inocente simpática, atractiva sin ser un bellezón, que no acaba de tener suerte en sus relaciones, que es incapaz de entender a un hombre, y que tras ponerse en ridículo en varias ocasiones, es rescatada por el chico de vuelta de todo, con un puntito cínico, que trata, de una manera cruda, de abrirle los ojos respecto a los hombres.

Sé que me falta un personaje, que es el de Drew Barrymore. Es el personaje más secundario, ya que aparece bastante menos que el resto. Un personaje poco comprensible, pues tiene un encaje bastante forzado en la historia, tanto que no acababa de comprenderlo, hasta que vi en los títulos de crédito que ella es una de las productoras ejecutivas de la peli. Conclusión: la Barrymore quería sus dos minutos de gloria en pantalla. Para mí, es prescindible y aligeraría un poco el metraje, que se hace un pelín largo.

El título de la peli hace referencia a que, por lo visto, los hombres somos totalmente incomprensibles para las mujeres, que no saben interpretar nuestras reacciones, sentimientos o, en ocasiones, escasa capacidad de comunicación.

Sin entrar a valorar todo esto, pues la discusión de si somos nosotros o ellas los complicados da para bastantes posts, diré que en lo que, a la película se refiere, sería más aclarativo el título: “Que les pasa a los hombres que no se quieren comprometer con chicas tan estupendas como nosotras”, aunque quede un poco largo.

En defensa de la película decir que va más allá de la típica comedia romántica, que el fin último no es que todos acaben juntos, casados y felices.

No, en ese aspecto es mucho más real, y el que haya varias historias diferentes, cada una con sus particularidades la enriquece.

Al final, la película es una visión caleidoscópica de las relaciones actuales, en la que se tienen en cuenta aspectos tan a la orden del día como el relacionarse a través de las redes sociales o la omnipresencia de los teléfonos móviles.

Como es lógico, no nos gustarán todos los personajes, ni todas las historias, pero, gracias a la variedad, en algún momento nos veremos reflejados en alguno de los personajes o situaciones.

Una de las principales fuentes de conflicto, que alimenta toda la película, es la diferente interpretación que se hace de la frase:

“Si un tío se comporta como si no le importaras”. Así la continuación de ellas sería: es porque en realidad le importas; mientras que la de ellos sería: es porque en realidad no le importas. Este pequeño matiz, da lugar a la mayoría de los enredos

Además, es de agradecer que, pese a lo que en un principio pudiera parecer, no hace apología del matrimonio, por encima de cualquier otro tipo de solución para una relación, y cada personaje acaba encontrando su camino.

El guión está bien elaborado, pues no es fácil conseguir encajar a todos los personajes en las diferentes historias, siendo un reto al principio de la película, en la que se presentan por separado, ubicar “A cada oveja con su pareja”. Esto se resuelve bastante bien y relativamente pronto.

Las interpretaciones están bastante bien y llama la atención que, pese al plantel de estrellas, sobretodo femeninas, el personaje central de las chicas, catalizador de todas las historias, sea el de Gigi, interpretado por, la relativamente desconocida, sobretodo en comparación con sus compañeras de reparto, Ginnifer Goodwin. Gigi será la que persiga con más empeño a su chico perfecto.

El otro personaje central, que actúa a veces de narrador, es de Alex (Justin Long), que se convierte en el consejero, que a base de cruda realidad intentará desengañar a Gigi del mundo en el que vive. La interacción entre estos personajes, y los diálogos entre ellos son, para mí, lo mejor de la película.

Scarlett (Anna), vuelve a demostrar que se le da muy bien el papel de “Femme Fatale”, y las dos Jennifers (Anniston y Connelly), a pesar de que se les empiezan a notar los añitos que ya tienen, también están bastante bien en dos papeles que resultan las dos caras de una moneda.

Lo único que le quitaría a la película son diez minutos, algo bastante fácil eliminando el personaje de Drew Barrymore.

Como notas finales comentar que la música no está mal, estando particularmente bien puesta, la canción de Keane “Somewhere Only We Know” hacia el final de la película y que el título original: “He’s not that into you”, que en traducción libre sería “No está tanto por ti”, me parece bastante más ajustado, como suele ser habitual, a la historia que el que se ha elegido.

Puntuación: 8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comments

  1. Lau /

    Estoy de acuerdo en que Drew B sobraba.

    La peli no está mal, a mi me gustó. Si no hubiese tanto actor famoso probablemente no la vería ni la mitad de la gente que va al cine.

    El título en español, una vez más no tiene nada que ver con el original. Creo que el título que le han puesto en español es un reclamo para captar a mujeres que quieren despotricar sobre los hombres, pero no creo que vaya de eso exactamente la peli.
    Me gusta el hecho de que no todas las historias acaban bien, la vida, por desgracia, no es una peli.

  2. This is a really itnelleignt way to answer the question.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *