Si la cosa funciona: lo último de Woody Allen

Oct 20

Si la cosa funciona es la, para mí desafortunada, traducción con la que se ha estrenado la última comedia de Woody Allen, “Whatever Works” (lo que funcione, cualquier cosa que funcione…) son más reales y creo se prestan a menos segundas lecturas, que lleguen al pseudo porno.

Y es una lástima, pues la película me parece de las mejores de Allen en bastante tiempo.

whatever_works_xlg

Antes de seguir diré que soy fan declarado del director, y desde hace quince años sigo su estreno anual, además de haber visto también parte de su obra anterior.

Ya los créditos desprenden ese aroma tan característico de muchas de sus películas: bajo una música de los años 20-30 los protagonistas (en orden alfabético), los coprotagonistas, bajo el mismo patrón, el título y poco más: sobrios, sencillos y sin artificios, pues el buen cine no necesita de añadidos extra para gustar y convencer.

El monólogo del principio por parte del protagonista, magistral Larry David en su papel, ya me parece que compensa para elegir la película. En éste, con guiños al espectador, al que se dirige y no es la primera vez que el director utiliza el recurso, nos describe un poco su personaje, totalmente “Alleniano”, es decir: hipocondríaco, maniático, quejica, pesimista, egoísta, pesado… El mismo que, con ligeros retoques y circunstancias, lleva interpretando el propio Allen desde hace 40 años. La interpretación y el físico de David nos lleva a no echar de menos a Allen

En esta ocasión el personaje es un físico teórico, Boris Yelnikoff, un genio de nivel de premio nobel, de unos sesenta y alguno, que un día decide romper con todo, incluyendo su mujer (guapa, inteligente, triunfadora) para irse al “Village” a subsistir dando clases de ajedrez a alumnos a los que humilla, pues nadie es tan brillante ni inteligente como él.

Un día entra en su vida una joven, del sur, Melodie St Anne Centeine, interpretada por Evan Rachel Wood, que ha huido a la Nueva York, y es totalmente opuesta a Boris: joven, guapa, ingenua, vital, y aparentemente cortita.

Boris, que está totalmente desengañado de la vida, y es un asocial, que prácticamente no se relaciona con nadie, empezará a intentar ejercer su particular efecto Pigmalion, con Melodie, intentando transmitirle su visión negativa de la vida, y la especie humana. Una de sus principales conclusiones, es que el amor, es incomprensible y ni siquiera dura muchas veces por lo que lo mejor es aplicar la regla de “Si la cosa funciona”, que da título a la película.

Sin embargo, por mucho que intenta humillarla y deshacerse de ella, pues él dice que es un gran genio con una inteligencia sobrenatural, en contraposición a las, en principio pocas luces de Melodie, conforme pasa la película la personalidad ingenua y encantadora de ella le hará replantearse muchas situaciones.

Junto a estos dos personajes destacan como secundarios los padres de Melodie, que irrumpirán en el caos de Nueva York desde el “Sur profundo”, siendo considerados por Boris, como unos “paletos” que vienen al centro del mundo. Ellos añadirán enredo a la trama, sobre todo la madre, que no está muy convencida de la relación Boris Melodie, e intentará hacer de celestina con un atractivo actor, para que Melodie dude.

Nueva York, después de unos años en los que las películas de Allen transcurrían en Europa, Londres primero, y después Barcelona, vuelve a erigirse en una protagonista de la película, no ya por la ambientación, sino por el efecto que provoca en algunos personajes. La brutal y rápida metamorfosis de los padres de Melodie de pueblerinos sureños a sofisticados y cosmopolitas neoyorkinos es sorprendente y desternillante.

Pero si algo destaca por encima de los actores, que están muy bien en general, es un maravilloso guión, salpicado de frases ingeniosas e irónicas, que provocan muchas veces la carcajada, y en mi caso, hicieron que saliera totalmente satisfecho del cine.

La duración de la película es de unos noventa minutos, que se hacen cortos.

Como último comentario, me parece que debe ser una película, que por el tema del acento sureño, en contraposición con el de Nueva York, debe ser curiosa de ver en VOS, aunque la versión traducida no la desmerece. Esperaremos al DVD.

Valoración:8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *