2012: Roland Emmerich se vuelve a cargar el mundo

Nov 20

Vuelve, de la mano de su mayor valedor, Roland Emmerich, el cine de catástrofes.

Primero fue “Independence Day” y la amenaza era en forma de naves extraterrestres, que venían a exterminarnos; posteriormente Godzilla, donde era Nueva York la que acababa destrozada; en “El día de Mañana” el cambio climático fulminaba a la mayor parte de la población.

Esta vez, y aprovechando el fin del calendario maya como excusa de fondo,  las radiaciones solares calientan el núcleo terrestre, provocando que la corteza pierda su cohesión, con el consiguiente caos y potencial aniquilamiento de la raza humana.

Hasta ahí bien, y si la película se limitara a eso: una sucesión de efectos especiales, a cual más espectacular, en la que viéramos desaparecer las ciudades, poco a poco, devastadas por terremotos, sería maravilloso. Puro espectáculo visual.

Pero no, el director, y no es la primera vez, se empeña en dotar a la historia de personajes, totalmente estereotipados, que deben luchar contra las circunstancias para sobrevivir.

A ver si os suena el esquema: Un presidente carismático (en este caso un Danny Glover muy envejecido); un científico idealista, y bastante incomprendido; un político de la Casa Blanca, cínico y trepa; una familia desestructurada, con un padre semifracasado (John Cusack), que ha de lidiar con los típicos hijos insoportables de las pelis americanas y sus problemas: idolatría hacia el nuevo novio de mamá, incontinencia… Es decir, dos niños que son un anuncio de anticonceptivos permanente.

Esa es, sin duda, la parte más floja e inútil de la película: el intentar desarrollar los personajes para darle algo de dramatismo a la película. Dramatismo que no es necesario, porque con la catástrofe en sí hay más que suficiente, y consiguen por si mismas, mantener la tensión.

Además, si se recortaran estas historias, y se limitaran a huir sin mas, podría reducirse algo la duración de la película, que está cerca de las dos horas y media. No se hace larga, pero 15, o veinte, minutos de recorte no le vendrían mal. Además, nos ahorraríamos diálogos absurdos y frases inútiles. Es más inútil la situación de la familia que la del presidente, al que se le supone que debe dar el papel, y actuar como un verdadero héroe.

Esta vez se arrasa con Los Ángeles, Las Vegas, el Parque Yellowstone, Washington y el Vaticano, como lugares más destacados. Sorprendentemente, Nueva York, que tan dada es a ser masacrada en muchas películas no sale.

Eso sí, las escenas de la tierra levantándose, con las ciudades desapareciendo poco a poco, están muy conseguidas. Destacan las huidas aéreas, mientras la pista va desintegrándose y el suelo desapareciendo con el avance del caos, aunque dé un poco la impresión de estar en un juego de ordenador. Los tsunamis también impresionan sobre todo como son capaces de tragarse trasatlánticos, portaaviones o ciudades enteras.

Después de eso, poco más, pues sabemos que los personajes, a pesar de sufrir bastantes calamidades, acabarán por llegar a su destino, y la especie humana, aunque tocada, sobrevivirá.

Hasta el tópico del perro no falla. Tenía esperanzas de que esta vez no apareciera, pero justo al final el perro tiene su minuto de gloria, y lo peor es que es casi tan buen actor como alguno del reparto.

Pero es a lo que te expones cuando vas a ver una película de estas: a un buen espectáculo de efectos especiales, teniendo que pagar el peaje de las aburridas historias de los personajes.

Así que, como conclusión, el espectáculo vale la pena, la historia bien poco.

Un detalle final: atentos a la última frase de la película, candidata de peso a figurar entre las más estúpidas de la historia del cine para acabar una película

Puntuación: 6 (9 a los efectos especiales, y 3 a guión y personajes)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comments

  1. JIB /

    COÑO, pero cual es la frase, que algunos tendremos que esperar al DVD o a la mula…

  2. Dani Díaz /

    Javito, la mula quedó desfasada… ahora lo que se lleva es la descarga directa, aquí tienes el futuro más inmediato:

    http://elhombreadaptable.es/2009/08/megaupload-y-rapidshare/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *