Drácula, el no muerto

Nov 19

Drácula, el no muerto, es la secuela “oficial” de la famosísima novela, Drácula (Bram Stoker), probablemente el título de terror más famoso de todos los tiempos, que dio origen al mito de los vampiros, en general, y del Conde Drácula, en particular.

Y digo secuela “oficial”, pues aparte de contar con el beneplácito de las autoridades más reconocidas, hay hasta una sociedad dedicada al famoso Conde con estudiosos universitarios, tiene como coautor a un descendiente (sobrino biznieto de Bram Stoker), Drake Stoker. El otro autor es Ian Holt, cuya carrera ha estado enfocada en la Industria de Hollywood.

Los autores han buceado entre los archivos de Stoker para seguir varias líneas argumentales y utilizar personajes que Stoker tenía previstos cuando escribió la novela, y que después no utilizó. Incluso el título es uno de los que se barajaron para la novela original

Evidentemente, el estilo se ha modernizado, pues la novela original está ambientada, y publicada, al final de la Era Victoriana, en concreto en  1897. Fruto de la época está escrita en un estilo diferente al actual –es una novela epistolar—, que utiliza como técnica narrativa las cartas que se dirigen entre los personajes, así como las anotaciones en los diarios personales de cada uno.

De todas maneras,  si no se ha leído la novela, la adaptación de Francis Ford Coppola, además de ser una gran película, es muy fiel. Eso sí, es recomendable, o bien haber leído el libro, o visto la película para leer esta secuela, pues se hace referencia, con cierta frecuencia.

La historia se ambienta en el Londres de 1911. Han pasado 25 años, desde que los Seward, Quincey Morris, Arthur Holmwood, Jonathan Harker y Van Helsing viajaran hasta Transilvania para acabar con el Conde y liberar a Mina. En realidad, esto es una inexactitud sobre las fechas de la primera novela, pero es una licencia que han tomado los autores, porque la fecha les convenía más para encajarla en alguna línea argumental.

Esta aventura deja secuelas, más psíquicas que físicas, en la mayoría de ellos, que no consiguen superarlo (aparte de Morris, que muere en la primera novela). A los problemas de la edad, ya tienen 50 años y Van Helsing más de 70, se unen otros como las adicciones (morfina, alcohol), locura y crisis matrimoniales por amores no olvidados.

La única por la que no parece haber pasado el tiempo es Mina, que sigue manteniendo un aspecto juvenil, a pesar de tener 50 y un hijo de 25 años. Este hijo ha salido rebelde y bohemio y se encuentra en París, en teoría estudiando, pero con el anhelo de ser actor y conocer a uno de los más grandes de Europa: Basarab, misterioso actor rumano.

La desgracia empieza a cernirse sobre parte del grupo, y al mismo tiempo Quincey descubre que en Londres empieza a representarse una obra, Drácula, en la que aparecen sus padres, así como personajes reales.

A partir de aquí no contaré más que generalidades sobre el argumento, pero como habréis ido deduciendo, dentro de la novela hay continuos homenajes a la original, incluyendo la presencia de Bram Stoker, como un personaje más, curiosamente acomplejado porque cree que es ensombrecido por Oscar Wilde y nunca será capaz de igualar su fama.

Además, para darle un toque más de película, aparecen también personajes míticos de la época como “Jack el Destripador” (Van Helsing es considerado sospechoso de ser el famoso asesino).

Pero las sorpresas no acaban aquí, pues los autores han querido darle una imagen diferente al Conde, ¿Era realmente un monstruo tan terrible? o ¿Únicamente una persona enamorada, que quería pasar la eternidad junto a su amada?

Esta línea de suspense permanecerá abierta durante prácticamente toda la novela, así como el misterioso papel de un personaje femenino de la Condesa Erzsebet  Bathory, que jugará un papel fundamental en la novela.

El resultado final, a pesar de que puede que desagrade a los puristas es un Drácula diferente, y una novela bastante digna. Supongo que no tiene fácil contentar a todos, pues es un personaje muy mitificado, y por lo tanto con muchos prejuicios (según la Wiki hay unas 1.000 novelas que beben del mito del Conde Drácula), así que variedad hay.

La estructura es de capítulos relativamente cortos en los que sucesivamente se desarrollan las dos o tres tramas diferentes abiertas al mismo tiempo, más en línea con las tendencias actuales.

A mí, personalmente, me ha parecido entretenida, aunque en ocasiones un poco pesada, a pesar de no ser excesivamente larga y creo que la trama del Inspector Cotford y Jack el Destripador está un poco encajada “con calzador” y se podría eliminar sin problemas.

Por lo que si te gustan las historias de terror, y te atrae el mito del Conde Drácula es muy posible que disfrutes esta novela.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comments

  1. Pepa /

    <>

    Discúlpame, pero en absoluto. La adaptación de Coppola es totalmente libre. No sólo elimina algunos personajes y cambia la personalidad de otros (a Lucy la volvió del revés), también se inventó por completo las motivaciones de Drácula y desde luego se sacó de la manga la historia de amor con Mina. Ni siquiera respetó el final. Si uno quiere de verdad conocer la novela, lo mejor es recurrir a lo típico: leérsela.

  2. Pepa /

    Perdón, quería citar este párrafo pero parece que no ha salido: “De todas maneras, si no se ha leído la novela, la adaptación de Francis Ford Coppola, además de ser una gran película, es muy fiel.”

  3. Rick /

    Salvo contadísimas excepciones siempre es mejor leer la novela que ver la película, por multitud de razones, y es algo que solemos defender aquí.
    En este caso, era una recomendación para contextualizar la secuela.
    Sin embargo, la película no me parece que sea una aberración de adaptación, aunque, supongo que por hacerla más comercial, se alteraron partes de la novela.
    Sobre la historia con Mina, no la recuerdo bien, pues hace más de diez años que leí la novela; pero en cualquier caso, es uno de los elementos que están presentes en la secuela

Trackbacks/Pingbacks

  1. Letras de Sangre: Drácula, el no muerto. | todo-terror.com - [...] Drácula, el no muerto, partimos de un curioso comienzo en el que descubrimos cómo han vivido los protagonistas de…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *