Fiebre en las gradas (Nick Hornby)

Dec 03

Fiebre en las gradas es un libro que todo amante del fútbol debería leer. Para los que no les guste el fútbol también puede ser interesante, pues podrán encontrar, de una manera divertida, una explicación a ese extraño comportamiento que ven en sus amigos, familiares, parejas,… cuando hay un partido a la vista o jugándose.

El libro fue la ópera prima de Nick Hornby, que después obtendría otros éxitos llevados al cine como “Alta fidelidad” o “Un gran chico”, que creo se tituló aquí “Un chico grande”. No he visto ninguna de las dos películas, (buen un trozo de un chico grande, con Hugh Grant y Toni Collete, sí), pero estas dos novelas, al igual que “Todo por un chica”, su última publicación, me parecen muy recomendables.

El libro que hoy nos ocupa es una especie de autobiografía del autor, desde los diez años hasta poco más allá de los treinta, cuando obtiene éxito como escritor, vista y contada a través de su afición por el fútbol.

El autor, forofo del Arsenal inglés, nos descubre su afición, que más tarde se iría convirtiendo en obsesión, por este equipo que, curiosamente, empieza de casualidad: sus padres se divorcian cuando él tiene unos diez años y para llenar las tardes de los sábados a su padre se le ocurre llevarlo al campo del Arsenal. El niño queda fascinado, y a partir de ahí se hará incondicional del equipo.

Lo cuenta sin complejos, probablemente dice que de esa manera se sentía acogido y arropado por la multitud y de paso encontraba el calor que le faltaba en casa. Además, aunque después se haría incondicional la primera que vez que fue al campo (el mítico, y desaparecido Highbury Park) fue por casualidad, pues no siquiera vivía en Londres sino en un pueblo de las afueras y podría haber ido a cualquier otro equipo de la capital: Chelsea, Totenham, Aston Vila… De hecho, al principio era de los raros de su clase, pues todo el mundo quería ser del Manchester o Liverpool.

Conforme va haciéndose mayor sigue su afición. Siempre que puede sigue al equipo y cuando no (sus años universitarios en Cambridge, a los que él mismo quita hierro, pues no sabe como pudo acabar en un sitio tan prestigioso), se busca equipos locales sustitutos, aunque no es lo mismo.

Sus problemas empiezan al entrar en la edad adulta, ya que su obsesión por el equipo, es más fácil de explicar de niño, o adolescente, que de adulto.

La época en la que empiezan sus relaciones con las chicas, un tema recurrente a lo largo de la obra con el autor, y los problemas que tiene para que entiendan (y reconozco que es complicado) que su agenda se ha de ajustar a momentos que no coincidan con un partido del Arsenal, más si este es importante, aunque en realidad todos lo son para él, es muy entretenida. Este comportamiento es extensible a ocasiones familiares, aunque estos, al ser un tema de muchos años, lo tienen más asumido.

Además, el autor, y en esto hasta él mismo se sorprende, tiene sus referencias o recuerdos más importantes referenciados a la época en la que atravesaba el equipo cuando algo sucedía, o con quien habían jugado esa semana. Es decir, es una especie de “Rain man” del Arsenal, capaz de recordar cientos de partido de su equipo: resultados, goleadores…

Además, su equipo es una especie de “pupas”, algo así como lo que sería el Atlético de Madrid aquí en España, por lo que sus penas, han sido mucho mayores que sus alegrías. Su equipo ha sido capaz de lo mejor y lo peor, pero aún así, su fe en él siempre será ciega, y el sentimiento hacia sus colores incondicional.

Llega incluso a mudarse al barrio de su equipo (Islington) para poder estar cerca del campo y así sentirse más parte del equipo y vivir más de cerca el ambiente pre-partido.

Es decir, es un personaje que roza lo obsesivo hasta un el límite del tratamiento, pero lo cuenta con gran ironía y sentido del humor, riéndose de una manera sana de él mismo y resulta ciertamente curioso.

Como he dicho, los aficionados al fútbol, que alguna vez hemos tenido comportamientos parecidos, nos veremos reflejados y comprenderemos perfectamente las penalidades del autor. Y a los que no les guste, pues quizá, o nos entiendan más, o vean que hay gente que está bastante peor que nosotros, y ya se sabe (mal de muchos…)

El único inconveniente, y que es inevitable, es que al ser un libro antiguo, está publicado por primera vez hace unos 17, años, narra desde finales de los 60 hasta principios de los noventa, por los que, los que somos más jóvenes no tenemos referencias cercanas, que sin duda lo harían más interesante.

En resumen, un libro muy recomendable, y que difícilmente defraudará.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *