El Primer Día del Resto de tu Vida, siempre hay un momento para volver a empezar

Jan 21

¿Os gusta el cine? ¿disfrutáis sumergiéndoos en las historias que nos cuenta el celuloide?, “El primer día del resto de tu vida”, en francés  “Le premier jour du reste de ta vie” -del director Rémi BezanÇon, es una película intimista, melancólica en la que se narran cinco días importantes en la vida de una familia media francesa (aunque se podría extrapolar a cualquier del mundo occidental). No os escribiré la sinopsis del film, pero sí os hablaré de la película.

Como película francesa y como el buen vino (uno de los elementos conductores de la trama) se debe catar despacio, con paciencia y saboreando cada momento.




La familia Duval es una familia convencional que un día verá como esa familia unida comienza a desgajarse cuando el hijo mayor decide irse a vivir sólo. A partir de aquí y presentándonos como os he dicho, cinco momentos puntuales y cruciales, viviremos la historia de los cinco integrantes. El hijo mayor que encarrila su vida estudiando medicina pero que por el contrario no se “lleva” con su padre; el hijo mediano que vive sin estudiar ni trabajar pero que por el contrario crea un fuerte lazo con su abuelo, el cual le enseñará las virtudes del vino y que además vive en un mundo maravilloso y fantástico donde los problemas mundanos se reducen a la búsqueda de la chica de sus sueños. La hija pequeña por el contrario, vive el momento álgido del movimiento musical “grunge” y su estrella Kurt Cobain. Fleur, que así se llama, sufre en casa pues sus padres viven más preocupados de sus hijos que de ella, lo cual le hace llevar un camino destructivo de todo lo que le rodea incluída ella misma. La madre, vive la crisis de los 50, se siente ignorada sexualmente por su marido y su hija la odia y por último, el cabeza de la familia, Robert (Jacques Gamblin), taxista de profesión, que ha vivido siempre a la sombra de su padre el cual utiliza cualquier momento para recordar a la familia y a él en particular, lo fracasado que es (como si tener una familia con tres hijos fuese poco).

¿Qué tiene de especial esta pelicula? El trato intimista, la gran actuación de casi todos sus personajes principales -sólo falla a mi modo de ver, la hija-, la música -qué espléndida banda sonora compuesta por temas de los 70 y 80-. Al ser cine francés, se recomienda ver la película sin sueño y con paciencia, pues no hay que esperar grandilocuencias -porque la vida mundana no las tiene- y sí por el contrario, unas situaciones, conversaciones y planos muy conseguidos.

Después de mirarla con atención, oler, paladearla lentamente, este film me ha demostrado que la vida es un cúmulo de sinsabores, que nos llenan y vacían, pero que al fin y al cabo, siempre nos guarda un momento donde podemos volver a retomar nuestra vida, encaminándola hacia rutas nuevas que nos harán ver, oler y paladear nuevas situaciones donde podremos reencontrarnos con los seres antaño perdidos, los amores nunca encontrados, decir las palabras que nunca tuvimos que decir y como no, unir vínculos familiares que se rompieron en el pasado, porque al fin y al cabo, de esta vida, nadie sale vivo…

Personalmente, me quedo con la escena de la madre al final de la película en el taxi del marido -no diré absolutamente nada, pero pone los pelos de punta-, resume en 30 segundos la esencia de la vida, esa que nosotros nos empeñamos en hacer más difícil de lo que ya es.

httpv://www.youtube.com/watch?v=79edBd17tlU

Puntuación: 9

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One comment

  1. isabel /

    Dani la quiero ver…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *