Los Fantasmas de mis Ex Novias: No es tan terrorífica

Jan 13

Los Fantasmas de mis Ex novias es una comedia romántica que, inspirada en la famosa –y archirepetida fórmula– de “Cuento de Navidad” de Dickens, nos cuenta la historia de Conor, atractivo fotógrafo de éxito, con una personalidad arrolladora, mujeriego empedernido, bastante cínico en su planteamiento de las relaciones, alérgico al enamoramiento y al compromiso, en general, y al matrimonio, en particular, en la boda de su hermano.

Conor –interpretado por el cada vez más encasillado en estos papeles, Matthew McConaughey, que parece haber tomado el relevo del papel que repitió, y sigue, hasta la saciedad Hugh Grant–, llega, casi por sorpresa, pues nadie espera nada de él, a la mansión familiar donde se ha de celebrar la boda. En esta le espera su hermano menor, Paul, que es la antítesis de él: no tan atractivo, tímido, romántico y, totalmente convencido, frente al pavor de su hermano, ante el compromiso. Además de a su hermano coincidirá con las damas de honor de la novia, a las que, por supuesto, ha seducido en etapas anteriores de su vida, y entre las que se encuentra Jenny –una muy correcta Jennifer Garner, aunque se le empiezan a notar los años–, que pronto se nos revelerá como algo más que una aventura pasada para Conor.

En la fiesta de presentación, cuando ya lleva unas copas de más, se le aparece a Conor el fantasma de su Tío Wayne –un Michael Douglas en un papel secundario que es de lo más destacado de la película–, que le anuncia que esa noche se le van a aparecer los fantasmas de sus Ex novias pasadas, presentes y futuras. Así vemos que el tío, que se encarga de criar a Conor y su hermano pequeño una vez fallecidos sus padres, es el paradigma que tomó Conor para enfocar sus relaciones, es decir, otro vividor crápula, mujeriego empedernido, que ante el primer fracaso amoroso del adolescente lo alecciona para sobrevivir al mundo de las relaciones. Como se ve, es un planteamiento poco original.

Poco después, se le aparece el fantasma del pasado —no sin que antes intente seducir incluso a la madre de la novia—Anne Archer, en una corta aparición, que se podría haber explotado un poco más—,  una adolescente que nos enseña que Conor no siempre fue tan agraciado, ni tuvo tanto éxito y que –en lo que parece un homenaje a la “Bruja Novata” de Disney– utiliza una cama para desplazarse por el pasado. En este conocemos con un poco más de detalle la historia que ya nos imaginamos entre Conor y Jenie, y porque marca a cada uno para sus relaciones en el futuro.

A partir de aquí la historia se acelera un poco y en poco tiempo Conor, como no, se las ingenia para, por una indiscreción poner en peligro la boda. Además, se le aparece el fantasma del presente –que en realidad no es una ex novia— pero le demuestra todo el daño y los efectos que ha causado durante toda su vida en las relaciones con las mujeres, todas las lágrimas que estas han derramado y el sufrimiento que ha causado.

Posteriormente, verá los efectos que causa su comportamiento en el futuro, que es donde empieza la moralina típica de estas comedietas románticas de Hollywood y que llevaría a Conor a perder a quien ha querido sino a dañar a aquellos más cercanos, a quien no pretendía. Aquí su tío le hace ver, que no todo es tan bonito, y que el miedo al compromiso y a aceptar los sentimientos  pueden llevarte a acabar sólo y olvidado.

Así que, una vez vistas las orejas al lobo, intenta arreglar todo el daño que ha hecho, reconocer sus sentimientos… y no cuento más porque si no puedo destripar el final, por si todavía no os lo habéis imaginado, aunque es bastante previsible. No esperéis sorpresas en este aspecto.

Aún así, todavía hay tiempo para una última aparición de Michael Douglas relacionada con todos los fantasmas.

En resumen una película con un reparto que está correcto, pues los personajes, excepto los de los veteranos, que son bastante secundarios, no dan más de sí; un argumento bastante predecible; y un envoltorio también correcto made in Hollywood.

Categoría: Para descargarla, sin demasiado esfuerzo de búsqueda, y verla un domingo por la tarde, que no se tenga nada mejor que hacer.

Nota: le pondremos un 6, sin ser demasiado crueles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *