Australia, un gran continente para una mísera película

Feb 07

Parece cierta la leyenda que circula por Hollywood en la que se dice que toda aquella película que toca Nicole Kidman, de un tiempo a esta parte, acaba en fiasco. Desde quizá Dogville o Cold Mountain, toda película suya han sido fracasos. Además, desde hace un par de semanas cuento con Digital + en HD y la verdad, las películas y el fútbol son otro mundo; ahora nos toca hablar del cine y en HD.


Anoche, me dispuse a ver Australia sabiendo que eran casi tres horas de drama. Desde el principio me recordó a dos películas maravillosas: “Memorias de África” y “Soñé con África“; dos dramas de distinto calado pero con el mismo fondo. Una mujer de ciudad se desplaza a un continente nuevo y duro (África y, en el caso que nos ocupa, Australia), donde se pondrá a prueba la fuerza interior de dichas mujeres que en algunos casos se enamorarán del hombre místico y rudo del lugar y sufrirán una y mil calamidades.

Baz  Luhrmann es el director del film; director de películas tan distintas y dispares como Moulin Rouge (donde se salió) ó Romeo + Julieta, donde Di Caprio destrozaba corazones de jovencitas. Aparte de ello, es un personaje al que le encanta salir en películas, así lo podemos ver en mil y un films.

Queriendo hacer un Peplum australiano descomunal con grandes paisajes, mezcla de géneros y dos actores de renombre, se queda en una pequeña película mediocre de la que no se salvan ni los efectos especiales que son, lamentables.

Como hemos dicho, en el film, se nos presenta a Lady Sarah Ashley (Nicole Kidman) que llega a Australia para reencontrarse con su querido pero que tendrá que hacerse cargo ella sola del rancho de su propiedad (¿os suena?). Además, tendrá que luchar contra mil y un problemas, cuatreros, enfermedades, guerras (porque también tienen lugar guerras, como no)… lo que hará que esta mujer de ciudad se convierta en una ruda mujer de campo con un par de ovarios (aunque no pudiese darle hijos a Tom Cruise  😉  )-

Básicamente esta es la historia de Australia, una superproducción a modo de homenaje a la tierra natal de Baz, que se queda en una película del tres al cuarto con un montón de géneros mezclados, tramas y subtramas, unos efectos especiales lamentables y unas interpretaciones penosas donde sólo destaca el pequeño indígena, Nullah (Brandon Walters).

No hay más que ver el póster de la película… ¿trata de Australia? Nooooooo, sólo de lo que vende, dos actores de primera con unas mediocres actuaciones, guerras, destrucción y un vago intento de épica.

httpv://www.youtube.com/watch?v=05zTnDTpbHI

Puntuación: 5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comments

  1. I can not agree with you in 100% regarding some thoughts, but you’ve got an interesting point of view.

  2. Dani Díaz /

    So, could you tell us, what do you think about? THNX!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *