El Cine Español, llora, patalea y “descarga” contra Internet

Feb 16

Como supongo sabréis, el pasado domingo se entregaron los “Goya”, en la fiesta anual del cine español. Las grandes triunfadoras fueron Celda 211 y Ágora, dos películas que hemos comentado aquí, y a las que por cierto dimos una buena nota, así que sin ser “profesionales”, esta vez hemos coincidido con los que en teoría “saben” de esto.

Pero hoy no vamos a hablar de cine, o al menos en el sentido estricto. Vamos a hablar, aprovechando el discurso del Presidente de la Academia, Alex de la Iglesia, de la situación del cine en general, y del sector del entretenimiento en particular, en relación con el “Culpable de todos sus males”, que por lo visto son las descargas ilegales.



El discurso, que como veis hemos colgado para que podamos opinar, me parece muy bueno. Hace referencia a temas en los que no puedo estar más de acuerdo, pero al final acaba pidiendo algo que no me gusta nada: la protección, y aunque se menciona muy de pasada, en la recepción de ZP en Moncloa con los premiados y la Academia -a la que han faltado la mayoría de los actores, por cierto- se ha vuelto a hablar de la importancia de acabar con las descargas, pues son el mayor peligro.

Vamos por partes, Alex, con lo bien que has empezado, reconociendo que no sois nadie, que os ha encantado creeros superiores –cultural y moralmente, añadiría yo-; que sois únicos mirando el ombligo; que tenéis que creeros menos creadores –aunque muchos lo seáis, a otros jamás se me ocurriría llamarlos eso- y más trabajadores, privilegiados eso sí; que tenéis que crear una industria competitiva, que se pueda exportar; y sobre todo con ese final tan grande de “Fuerza y honor” ¿Por qué has vuelto a la historia de protejamos al cine con leyes? ¿Por qué siempre es la misma historia de hay que subvencionarlo para que no desaparezca?, ¿Por qué esos argumentos de que si no desaparecerá parte de nuestro legado cultural? ¿Por qué lo de “Tenemos que seguir contando nuestras historias? Y sobre todo ¿Por qué siempre se le echa toda la culpa a las descargas? Vamos a argumentar, razonadamente, como casi siempre aquí, aunque salgan ladrillos considerables de los motivos de nuestro desacuerdo.

Empezaré reconociendo, por si no le queda claro a alguien que haya entrado en este blog alguna vez, que a los que hacemos EHA nos encanta el cine, y somos muy aficionados. Personalmente, mi formación es la de economista, así que cuando se tocan temas que entran en esta esfera me crezco y mi postura, por si no queda claro, al respecto de la economía es la del liberalismo económico, es decir, el mercado debe ser, con algunas matizaciones, la fuerza reguladora por excelencia. El mercado sería la fuerza que debería regirlo todo, igual que la democracia nuestro sistema político. La conjunción de nuestras decisiones individuales es la que debería prevalecer, y cualquier medida proteccionista en contra de esto es una especie de “dictadura” impuesta e injusta a evitar.

Así que proteger al cine con leyes es una distorsión. En general hay pocas razones para proteger una industria contra una amenaza externa, en este caso sería “Hollywood”, y las únicas aceptables, desde mi punto de vista, son una industria naciente, pero esta protección ha de ser hasta que despega, y antes de que se “acomode”, que es lo que parece que ha pasado. Durante mucho tiempo se han hecho películas únicamente por las subvenciones, y al parecer el sistema tiene “incentivos perversos” en los que muchas veces se produce para cobrar la subvención y punto, sin importar los resultados, ni siquiera la calidad.

Recordemos que subvencionar el cine es lo mismo que lo paguemos todos, con nuestros impuestos fundamentalmente, por lo que la elección que hacemos de ir o no ir a ver una película queda totalmente distorsionada y la medida de queja, que es no ir a ver la película dejándola sin recaudación, queda totalmente anulada.

Respecto a lo de contar sus historias, pues me parece muy lícito, pero no dejando de margen la realidad de que, a lo mejor nadie quiere escucharlas. Aquí creo que ha habido mucho divismo y muchas veces se culpa al público, de que no entiende nada, cuando en realidad es al contrario: si una historia no se ve, es porque probablemente no dice nada. A la gente que nos gusta el cine nos encanta que nos cuenten historias, pero no que nos tomen el pelo con “pseudo pajas mentales”. A mí por lo menos.

Pero claro, aquí se enarbola la bandera de que eso es cultura, y no lo de los americanos, que imponen su modelo imperialista. Puede ser, pero sólo a medias. Muchas películas americanas son también tremendamente malas, o no recaudan, pero por lo menos ahí la gente se juega más su pasta, porque no viene “Papá estado”, a socorrernos. Pero la calidad no es cuestión de países. El hecho es que aquel cine será más comercial, o tiene una maquinaria más comercial, que está indudablemente más engrasada, pero que sigue despertando el favor del público, aunque esto puede cambiar, y las películas de este año lo demuestran.

Es una lástima la frase, que todos hemos usado de “La película es muy buena, no parece española”, pero es una realidad que, como bien dijo ayer De la Iglesia tienen que ir cambiando. En sus manos está, en mirarse cada vez menos al ombligo, y escuchar más al público, que creo que cuando se le da algo “bueno”, y lo entrecomillo por lo subjetivo del término, responde. Hemos evolucionado culturalmente, y las películas que hace años arrasaban: Landa, Pajares y Esteso, Ozores, López Vázquez… hoy en día no llevarían a nadie al cine. Esta época es criticada, pero tiene lecciones que se deben aplicar a nuestra época: la gente la apoyaba, luego por lo menos contaba con el favor del público, que es más de lo que se puede decir ahora en muchas ocasiones.

Lo que no se puede consentir es lo que hemos visto últimamente hacer al sector: apoyar al gobierno, y luego estos les hacen la “Ley a medida”, para que muchos sigan chupando del bote.

Por último lo de Internet, que por lo visto es la causa de todos los males, y no, y no me cansaré de repetirlo, que hace tiempo que perdieron el contacto con la realidad.

Seamos serios ¿Son las descargas el mal de nuestro cine? ¿Descargará la gente cine español de forma masiva? No tengo los datos, pero me gustaría verlos, pero dudo mucho que la gente lo haga. Desde mi experiencia, sí soy un criminal, pues descargo contenido audiovisual de Internet, diría que muy poco. De hecho, en las páginas de descargas las películas españolas brillan por su ausencia, a no ser que sean grandes éxitos. Es decir, es una cuestión de preferencias del público, que como he dicho son las que deberían prevalecer.

Para seguir con las anécdotas personales, en el último mes habré descargado unas dos docenas de películas, y sólo una española, Camino, que además pusieron en la tele la semana pasada. No me considero, para nada, un criminal ni creo que esté quitándole “el pan a nadie”.

De hecho, es curioso, pero ya hay estudios que dicen que la gente que  más descarga suele ser la que más gasta también por los medios legales. ¿Por qué?, pues probablemente porque lo usamos para comparar y elegir. Descargamos, generalmente lo que no compraríamos, y a veces hasta cambia nuestra opinión. Por mucho que descargue no dejaré de ir al cine, de hecho hay películas que he descargado y que he preferido ver en la sala; ni de comprar cd’s, siempre que el precio sea razonable; ni de comprar DVD’s, cuando la película me ha gustado como para tenerla para siempre; ni de comprar libros, cuando se imponga el libro electrónico, que espero sea pronto.

El modelo audiovisual está cambiando y es una gran revolución. Seguro que acabaremos pagando por el contenido en Internet, es indudable, pero los precios han de caer en picado. No vamos a pagar a 1€ la canción, cuando se pueden comprar, en tienda, Cd’s por 6€, con los costes asociados al producto físico: producción, distribución, margen del intermediario… Igual que 10€ por un libro. Si los cd’s o las películas valieran 3€, o los libros 5€ no nos quejaríamos. Además, que se pueda copiar las veces que me parezca ¿Qué diferencia hay entre dejar tu libro físico a un amigo o que se lo copie? Si al fin y al pago he pagado, y no voy a lucrarme, esta es la gran diferencia, que me dejen hacer lo que quiera con mi propiedad.

httpv://www.youtube.com/watch?v=4RM334h1PF8

httpv://www.youtube.com/watch?v=vSOGpDw5WQk

Para acabar una última reflexión, pues ya que se hace tanta demagogia, yo también sé: Si bajo una película de Internet ¿Le estoy quitando el pan a alguien? Veamos. Si veo la película y la comento en este blog puede que lean mi comentario -que es mi propiedad intelectual, y por la que no cobro- unas 100 personas (son datos reales de alguna película que hemos comentado en EHA). Si de estas 100 personas cinco, que no tenían decidido ver la película, van al cine he contribuido a aumentar la recaudación de una película, contribuyendo de una manera desinteresada a la economía, así que ¿Soy tan criminal?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comments

  1. Carlos Martel /

    Chapeau!

    No puedo estar más de acuerdo…estos estan en el pesebre y en el pesebre, se está muy bien. Artistas? artista Buñuel, Toni Leblanc y un poquito Almodovar. Éste, precisamente no necesita subvenciones, porque hace cosas interesantes…. Lo demás, salvo contadísimas excepciones son bodrios infumables.

    Este país va tan mal, porque mientras esta gentuza consigue pingües subvenciones, investigadores y creadores de verdad tienen que hacer las maletas y tomar las de Villadiego.

    Yo también descargo y mucho…y aún no he descargado una película española, no por principios, sino porque por poner un ejemplo, prefiero que la mula trabaje descargando “El Cazador” o “Los Falsificadores” (últimas adquisiciones) a hacerla descargar un bodrio en el que Pepón Nieto salga haciendo de maricón.
    Esto amigos, es lo que ha pasado, siguen existiendo “españoladas” pero ahora son distintas aunque igual de casposas (rara es la película española en la que no hay un gay, un señor derechoso muy malo o un cura peor). En este sentido, coincido contigo que el enemigo del cine español no es la piratería sino la baja calidad artística de sus producciones.

    En mi opinion,la piratería ni siquiera sería un enemigo claro de la industria del cine en general. Por poner otro ejemplo, hace unos meses me descargué Gran Torino y me encantó, por eso, la semana pasada cuando ví el DVD por 7,95€ no lo pensé dos veces y lo compré. Más claro el agua.

    Un abrazo adaptables.

  2. elhombreinadptable /

    Gracias, Martel, siempre aportando dosis de cordura.
    Tratas un tema que el otro día no puse, si no el post se hacía eterno, y tampoco era plan. Almodóvar, o Amenábar no necesitan subvenciones, pero el hecho es que las siguen cobrando, pues como la ley, o el Ministerio se las conceden, no van a negarse. Error total. Son cineastas con un prestigio que no necesita de las ayudas, total que estas se podrían ahorrar, o destinarlas a gente nueva, con ganas de cambiar la industria.
    Totalmente de acuerdo con las “españoladas”, aunque como ya dije, si funcionan en taquilla, perfecto. En todo caso será culpa nuestra, como sociedad, y hablará muy poco de nuestro nivel cultural, pero por lo menos no nos costarán dinero.
    Gran ejemplo el del “Cazador”, para mí de lo mejor sobre el Vietnam, y me sirve de ejemplo para preguntarme ¿Alguna vez veremos una película así sobre nuestra Guerra Civil?, pues seguramente no. Para eso la tiene que rodar Ken Loach, para mí Tierra y Libertad es la mejor película que he visto sobre el tema. Si no te salen películas “nuestras”, que en el mejor d los casos son como “La vaquilla”, es decir divertidas, pero no dramáticas, que es lo que se le supone al género.
    Por cierto, para descargar te recomiendo que abandones la “Mula” y te pases al Jdownloader… mucho mejor

  3. Joaquín Ballester /

    Estoy de acuerdo en todo, deberian existir estadisticas de lo que se descarga la gente por internet estoy seguro que habrian muchas sorpresas. Suponed una persona que le encanta ir al cine y comprar dvd’s y bluray’s originales y que leyendo criticas en internet de cine descubre unas peliculas antigüas que quiere compra en dvd y resulta que no estan en las tiendas, te dicen aquello de que estan descatalogadas (como odio que me digan esto) y gracias a un alma cariativa que en su dia pudo comprar la pelicula y que dedico su tiempo a ripearla y subirla a internet, puede por fin verla y disfrutarla. ¿se puede considerar a esa persona un criminal por descargarla de internet? pues bien las leyes quieren perseguir a esas persona tambien, una vergüenza vamos.

  4. Rick /

    Cuan grato verte por aquí.
    Gracias por tu comentario, y esperamos verte más, pues seguro que nos puedes aportar mucho.
    Evidentemente, Internet, y la comunidad que formamos parte de ella, supone la mejor fuente democrática de conseguir información, y quien dice información, dice material audiovisual.
    Gracias a los esfuerzos de la comunidad “virtual” podemos acabar con la tiranía del “descatalogado”.
    Personalmente, hay algún libro que quiero leer y que hasta que la editorial no quiera volver a editar, o yo me compre un lector electrónico y me dedique a buscarlo, en inglés, no tengo nada que hacer, y eso que pagaría. Por suerte ese problema espero poder resolverlo gracias a la red.
    El problema es que las editoriales, discográficas o estudios no lo quieren ver. A “precios populares” ni nos molestaríamos en ir buscándolos y todos ganaríamos, pero no, la codicia les puede. Pues lo tienen claro.

  5. Dani Díaz /

    Una buena noticia Rick. Kindle ya admite libros en castellano… por lo que puedes aumentar tu bibliografía… ale, ahora a viajar a EEUU y comprar un iPad o Kindle, lo que más te guste… ¿será que nos vamos a EEUU? 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *