La Cinta Blanca: crudeza en blanco y negro

Feb 17

La Cinta Blanca está considerada como la gran favorita al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, después de haber ganado el Globo de Oro en esta misma categoría, así como la prestigiosa Palma de Oro de Cannes.

A pesar de que de Haneke se puede esperar cualquier cosa, me he decidido a verla. Por si no quieres seguir leyendo, en mi opinión, es una película sobrevalorada.

Decir que acerca del autor había leído sobre la primera “Funny Games”, y que oí hablar de “La Pianista”. Al final, para tener elementos de juicio, fui a ver el remake que hizo de Funny Games y me pareció de un sadismo atroz, a pesar de que reconozco el mérito de hacer una película de violencia extrema, sin prácticamente escenas explícitas; pero ¿Cómo se puede maltratar así a la pobre Naomi Wats?

La Cinta Negra, totalmente rodada en blanco y negro ha suscitado todo tipo de halagos por parte de “La crítica especializada sesuda”, que ha caído rendida a los pies de esta obra, premiándola con muchísimas estrellas. Al parecer, según he leído, es un gran reflejo de la Alemania rural en la época justo anterior a la I Guerra Mundial, que explicaría como ese tipo de educación pudo crear a los monstruos que serían los futuros nazis. Con todos mis respetos me parece una tremenda paja mental. Pienso que cualquier película que se haga en blanco y negro, trate de lo que trate, se lleva un par de estrellas adicionales. Supongo que por eso soy un simple aficionado, y no un crítico profesional.

Es indudable la sobriedad del blanco y negro, que ayuda a conseguir ese clima frío, como el carácter de casi todos los personajes de la película, por lo que no me quejo de este recurso; al contrario la fotografía me parece excelente. Sin embargo sí que me quejo de que es una película tremendamente lenta, y que además se alarga hasta las dos horas y cuarto, desde mi punto de vista totalmente excesivas, pues al final se hace  muy repetitiva.

La historia, narrada a modo de voz en off, se supone que a posteriori, por el maestro del pueblo, está ambientada, como he dicho, aproximadamente en 1912, en un pequeño pueblo rural alemán, donde nos encontraremos la maldad gratuita, tanto en mayores como en niños. Así, vemos como se provoca un accidente que provoca lesiones, se maltrata niños, incluso con deficiencias mentales, y se incendian los graneros.

Los adultos, fundamentalmente los masculinos, tampoco son un ejemplo de virtud, pues vemos egoísmo, maltrato físico y psicológico, hacia mujeres y niños, así como humillaciones constantes, que incluyen siempre implícitamente –como le gusta tratar los temas al autor- incluso el incesto. Las mujeres callan y aguantan y los niños lo llevan a su manera, manifestando a su vez la crueldad y la violencia. Únicamente se muestra la inocencia en los más pequeños, en un par de escenas tiernas, que todavía contrastan más con el resto.

Los actores son, por lo menos para mí, totalmente desconocidos. Parece que el casting se haya hecho buscando rostros cotidianos, por no decir directamente feos, supongo que para realzar lo tétrico de la película.

Es una película –y esto vuelve a ser marca de la casa- tremendamente psicológica donde las apariencias son totalmente las contrarias a lo que sucede realmente: donde la aparente calma y vida idílica rural, es una especia de infierno en el que cada uno da rienda suelta a la maldad que lleva dentro. Donde la religión juega un papel fundamental, tanto en la educación como las costumbres.

No sé si es, como se ha dicho, una explicación de los orígenes del nazismo, pero desde luego tanta maldad gratuita es difícil que deje indiferente y no deje huellas psicológicas en los personajes.

En definitiva, no es una película fácil, de las de pasar el rato. Es una película para los amantes del cine “sesudo”, aunque ya se sabe que, sobre gustos…

Así que, aparte de para los fans del director, sólo se la recomendaría a aquellos que quieran ver algo diferente y estén hartos de las películas dulces, y fáciles, pues esta es amarga dura y complicada. Aún así, por muy desagradable que nos parezca, es una buena película, aunque que sea la mejor rodada en lengua no inglesa el año pasado me parece excesivo.

Puntuación: 6 (si no fuera tan lenta y larga podría haber llegado al 7 o 7,5)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comments

  1. Uno debe ser su primer crítico. Por cosas del “copy-paste” desde word al editor, había un error en el primer párrafo, que quedaba totalmente incomprensible. No era un tema de estilo. Simplemente un despiste
    Ya está corregido, mis disculpas a los lectores.

  2. Dani Díaz /

    Pues vista la película bastantes meses después, he de decir que no me ha gustado en absoluto. Sí, es un buen retrato de la sociedad rural alemana pero también todo esto pasaba en España (seguro,vamos… veamos ahora los pueblecitos gallegos). Lo que pasa es que si Haneke hace una película a los críticos se les caen los calzoncillos y si éste se tira un pedo, aquellos suspiran por él. Por favor, que la película es un tostón de principio a fin.

    Que sí, que vale, que es un cine diferente, que es psicológico, que analiza, que es realista y cruda… pero vamos, no se puede comparar a Funny Games, eso sí es cine Haneke, pero ¿esto? Es cine alternativo normalito hecho en Europa. Yo no le doy más de un 4.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *