Milleniun III: El desenlace de la saga

Mar 14

Con Millenium III, “La reina en el Palacio de las Corrientes de Aire”, un título un tanto anticinematográfico, finaliza la serie Millenium. Aunque la saga estaba pensada para tener hasta 10 títulos su autor, el malogrado Stieg Larsson, murió poco después de presentar esta tercera entrega.

El final de Millenium II nos dejó a una Lisbeth gravemente herida, después de haber sido dada por muerta, que era encontrada, in extremis, por Blomkvist. Esta situación es resuelta, prácticamente, en los títulos de crédito. Será la tónica de casi toda la película, es decir, las acciones transcurren a un ritmo, sobre todo si has leído el libro, un poco acelerado.

Hasta cierto punto es normal, pues la novela, si no recuerdo mal ronda las 900 páginas, y por mucho que se corra es difícil resumirlas en los 140 minutos que dura la película.

Personalmente, la novela me pareció la más densa de todas, aunque también es porque me empeñé en leerla en un fin de semana. En esta entrega había partes fáciles de cortar, como todo el origen de “La sección”, que en la película se ventila en menos de dos minutos y en el libro son, por lo menos, setenta páginas.

Aún así, y es una sensación similar a la que se me quedó con Millenium II, todo está demasiado “cogido con alfileres”, y las tramas se explican de una manera un tanto apresurada. De hecho, para el que no haya leído los libros, le puede dar la sensación de que son argumentos bastante ligeros, cuando en realidad es todo lo contrario: tramas densas y ricas en personajes. Por ejemplo en la novela hay una gran cantidad de personajes, que en la película, o no aparecen, o lo hacen muy de refilón, como casi todo el equipo de la policía que participa en la investigación.

En este sentido, hay personajes totalmente maltratados en el cine, como el de Erika, que tiene toda una trama en la tercera parte de la novela, trama que desaparece en la película. Asimismo, su relación con Michael es mucho más simple –en las novelas ella está casada, pero a su vez tiene una relación con Mikael.

Pero contemos algo de la película. Visualmente es muy similar a la segunda, pues al parecer estas dos partes se rodaron a la vez, y en principio iban destinadas sólo a la tele. Al final, y después del éxito de la primera, se decidieron llevar al cine. El resultado en pantalla es muy digno. No es montaje fastuoso, pero sí sobrio y eficaz.

En esta película Mikael tendrá más protagonismo, ya que Lisbeth se encuentra convaleciente en el hospital y detenida a la espera de juicio. Éste tendrá que intentar demostrar su inocencia, y que ha sido víctima de una conspiración al más alto nivel para proteger a un confidente de alto interés para la “Seguridad Nacional”.

Mientras tanto, “las autoridades en la sombra” harán todo lo posible para que su investigación no llegue a buen término, intentando eliminar a los testigos que puedan incriminarlo e intentando demostrar la inestabilidad mental, y el historial –falso por cierto- psiquiátrico de Lisbeth.

A partir de aquí la historia se centrará en los esfuerzos de los buenos contra los malos, y en las tácticas de cada uno para conseguir sus fines.

Todo esto, como he dicho, se desarrolla bastante rápido hasta llegar a la parte del juicio final de Lisbeth, a partir del cual todo el ritmo, que hasta entonces ha sido bastante acelerado, se ralentiza, bastante, extendiéndose durante los últimos cuarenta minutos el proceso judicial y el cierre.

Al final la trilogía se cierra de una manera un tanto brusca, aunque esto no es un defecto de la película, sino como hemos comentado la consecuencia de la muerte del autor, antes de poder completar la serie de novelas que tenía planteadas.

En resumen, si se han visto las películas anteriores es muy recomendable y seguramente gustará. Si se ha leído la saga de novelas, es posible que pensemos que ha faltado algo de profundidad, aunque esto es algo que suele pasar cuando se trata de adaptaciones de libros de este “tamaño”.

Puntuación: 6,5 (puesto que Millenium II se llevó un 7 y esta es peor)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comments

  1. Carlos Martel /

    De verdad que con esta trilogía me ha pasado algo muy curioso. Con todo el mundo que hablo me dice que la tercera parte es la mejor y que la primera es la más lenta y consecuentemente la peor. No sé cuál es vuestra opinión (acerca de las novelas no he visto las películas), pero a mí la primera me parece la más auténtica, en la tradición de la novela negra sueca. A saber, un pueblo pequeño, frío y con muchos viejos odios ocultos. Una desparición, simple y a la vez irresoluble que desemboca en un oscuro secreto familiar y en un desenlace (por lo menos para mí) de lo más inesperado.

    La segunda y la tercera… persecuciones, el elemento conspirativo y los superpoderes e ilimitada red de contactos de Lisbeth Salander que la hacen una mezcla entre James Bond, Rain Man y Erin Brokovich….

    Los malos, muy malos (y de derechas, al estilo del fumador de expediente X) y los buenos totalmente desinteresados e incansables en busca de la verdad. Los hombres de la novela si son rubios y con pedigrí sueco malos. Las mujeres todas buenas y los heroes son o armenios o judíos o iraquíes que viven en Suecia.

    Me gusta más Kurt Wallander, que por cierto tiene serie sueca y de la BBC a cuál mejor (aunque yo me quedo con la sueca). Tanta pirotécnia y tanto Apple computers inc. me estomaga.

    En fin que me las he terminado, pero que si hubiese una cuarta me lo pensaría mucho.

  2. Rick /

    A mí la primera novela me gustó mucho, pero creo que la segunda más.Es cierto que la primera como historia de misterio es mejor, y que es la más “negra” de las tres.

    La segunda creo que es algo más amplia: tienes a Lisbeth en plan turista e intentando hacer sus pinitos con las matemática además de contar más el tema de su fortuna y lo que hace cuando llega de incógnito a Suecia (algo que en las pelis se han comido). La trama se fuerza, pero sin llegar a los niveles de la tercera.

    La tercera me aburrió, aunque quizás por indigestión (como dije me lo tragué en un fin de semana). La parte de la “Sección” se me hizo eterna. En la peli eché de menos toda la trama de Erika, que es el personaje más maltratado en la adaptación.
    Sobre el aspecto político no me lo había planteado, pero creo que tienes razón y que se le ven demasiado los “colores” a Larson, rojo confeso. Aún así, que la “Sección” se cree en tiempos del gobierno de derecha es por el marco temporal, pues al final convive tanto con la derecha, como con la izquierda, y ambos la asumen, al menos tácitamente.
    El prota es sueco, y mujeriego, tal vez lo que al autor le habría gustado…

  3. Dani Díaz /

    Pues opino como Martel (curiosamente). La primera la más negra y entretenida, la segunda, un entretiempo para llegar a la tercera y la última, algo descafeinada pero mejor que la segunda.

    LO de los gobiernos de derechas y demás… es que la cultura siempre se asocia ¿? a la izquierda y la derecha es la mala, conspiratoria y dictatorial. En fin, que yo, que no me he leído las novelas, me hubiese gustado saber que hace Lisbeth al llegar a Suecia en la segunda novela… 😉

    Nos vamos pa’ Zaragoza!

  4. Carlos Martel /

    Yo lo que no entiendo es el episodio en el Caribe…lo veo totalmente desconectado de la trama. El huracán, el falso predicador tejano y su mujer…es que no lo veo vaya.

    Discrepo con Rick, a mi lo de la sección “me pone”, el ambiente sólamente…nos sumergimos en las turbulentas aguas de la mediados de la guerra fría, en un país oficialmente neutral aunque totalmente pro-occidental y con un porcentaje de la población quintacolumnista dispuesta a abrir las puertas a los soviets. De hecho, es casi lo único que me mantiene enganchado a la historia esperando a que esa gente la líe parda.

    Dicho esto, vuelvo a repetir que en términos generales me decepciona a partir del final de la primera parte donde la saga se convierte en un episodio de 24.

    De chiste que entre una empresa de seguridad, cuatro frikis de los ordenadores, un periodista de investigación y su equipo dinamiten uno de los más oscuros secretos de Suecia. No me veo al fumador de Expediente X tardando doscientas páginas hasta darse cuenta de la amenaza…ya sabéis,luz verde, entramos y que parezca un accidente (os acordais del principio de X-files la pélícula? a eso me refiero)y lo del hospital???? matando a Zalachenko y dejando que la otra se vaya de rositas???, ciencia-ficción queridos amigos.

    Hasta el GAL estaba mejor montado, orgias en puticlubs de carretera incluidas!!!. Que como dije en mi primer comentario, Lisbeth= Neo (Matrix) + La novia de Bruce Lee + Rain Man y encima con pasta, que botito.

    Bueno y ahora, capítulo de sugerencias. Entiendo que habéis leido que ya hay una sentencia sobre el P2P que suscribe una por una todas nuestras tesis, para cuando el post de la victoria (parcial y temporal pero victoria)??

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *