Multimillonarios por accidente: El nacimiento de Facebook (Ben Mezrich)

Apr 27

Hay libros que te “seducen” a primera vista. Esto es lo que me pasó con el que hoy nos ocupa. Sin embargo, aunque este tiene una portada sugerente –como se puede ver en la foto- no fue lo que más me atrajo. El título, la descripción de la historia, y el autor -del que también leí el muy recomendable 21 blackjack- fueron lo que me llevaron a una compra casi compulsiva.

Digo casi compulsiva, pues en estos momentos no estoy en mi mejor racha lectora -con cuatro libros empezados y seis o siete esperando-, por lo que otro más no parecía lo más lógico. Aún así lo compré, y me ha durado poco más de un día –es un libro de trescientas páginas-, pues la historia me ha encantado. Es uno de esos casos, que en vez de dar sueño te desvela. En mi caso, lo acabé a las cuatro de la mañana, después de dos horas y media en las que no pude dejarlo.

Antes de acabar el “off topic” personal una última apreciación: con respecto a las redes sociales debo ser “raro”, pues no estoy registrado en facebook, ni en ninguna otra. Digamos que –y que corrija alguien si me equivoco- los diferentes niveles de acceso que querría no son posibles. Es decir, son demasiado abiertas para lo que me gustaría. Quizás es que soy un poco asocial. Aún así la historia me ha encantado.

Después de esta larga introducción vamos a comentar algo de la historia, de la que no tenía ni idea.

El subtítulo del libro es: “El nacimiento de Facebook una historia de sexo, dinero, talento y traición” lo que nos da una idea del coctel de temas. No comparto el orden, ni la importancia, por ejemplo creo que lo de sexo es más para vender que otra cosa. Sin embargo la parte más interesante creo que es la del talento.

Hay datos sorprendentes sobre los cofundadores: Mark Zuckerberg, el programador, fundador, y ahora uno de los “billonaries” -1000m$, no confundir con el billón europeo- más jóvenes hechos a sí mismos rechazó, antes de ir a Harvard una oferta de Microsoft de 1.000.000$ por un programa que creó en el instituto; Eduardo Saverin, el otro protagonista, ganó 300.000$, el verano anterior al nacimiento de la página, especulando con futuros sobre petróleo, gracias a un modelo que había creado, y que se basaba en la predicción de huracanes. Es decir, eran gente poco común. A pesar de eso, eran un poco inadaptados sociales en Harvard, con poco éxito entre las chicas. De hecho, una de las obsesiones de Eduardo era entrar en uno de los prestigiosos y selectos “Clubs” de Harvard para ligar más.

Una de las partes que más me ha gustado del libro es esa: la de como describe el ambiente de la universidad, con sus sociedades exclusivas, que creía eran más exageraciones de película que realidades.

El germen de la historia no está clara, el libro es una novelización, a la que se le ha de suponer cierto toque parcial, o exagerado; pero básicamente es la siguiente: Mark una noche, en la le habían dado calabazas, crea una página –hackeando todas las bases de datos de los colegios mayores- en la que poder puntuar a todas las chicas de la universidad, hasta elegir a la “tía más buena”. Esa gamberrada, que está a punto de costarle la expulsión, le da la idea.

Así que con el apoyo económico inicial de Eduardo -1000$- y sus dos compañeros de habitación, también estudiantes de informática lanzan la página, únicamente destinada al campus de Harvard, pues quieren que sea exclusiva, y el resto es historia…

La historia sigue después en “Silicon Valley”, donde aparecen personajes como Sean Parker, el creador de Napster, que estuvo también involucrado en los primeros pasos de Facebook.

El ambiente bullicioso, casi frenético de Silicon Valley también está muy bien contado: el talento, en estado puro, de unos chicos que pasan de ser ignorados por las chicas a codearse con modelos de Victoria’s Secret; los tiburones de los fondos de capital riesgo; o como un entretenimiento personal se acaba convirtiendo en la segunda página más visitada de Internet.

Como tampoco quiero contar todo el libro sólo diré que es una historia muy recomendable. No hay que ser un freakie de la informática ni las redes sociales para que cautive, pues tiene otros muchos aspectos a valorar.

De hecho, a mí lo que me ha encantado es como alguien con una simple idea puede cambiar la forma en la que nos comunicamos. Nos gusten o no las redes sociales, es innegable el impacto que tienen, y que tendrán en el futuro. Evidentemente, por cada Facebook hay docenas de fracasos en el mundo de las “start ups”, y esta es la historia con final feliz, al menos para algunos de los protagonistas.

Además, creo que la novelización de la historia funciona -al igual que en 21 blalcjack, con quien comparte evidentes paralelismos: chicos listos de universidad de élite, que gracias a su inteligencia se enriquecen- perfectamente, pudiéndose devorar perfectamente en un día.

En resumen, una novela interesante y recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *