Rockefeller Plaza (30 Rock): Tina Fey y su universo

Jul 28

30 Rock es una de las comedias preferidas de la crítica –aunque no está absolutamente refrendado por los datos de audiencia- de la tele americana actual.

Una vez vistas las cuatro temporadas emitidas estas son mis impresiones:



No es una comedia que “Enamore a primera vista”. A mí, personalmente, aunque reconocía su gracia no ha sido hasta el final de la última temporada cuando ha empezado a gustarme de verdad.

La serie es un proyecto personal de Tina Fey, sobre la que ya hablamos en un post anterior. Fey se ha “criado” profesionalmente en el Saturday Night Live, uno de los programas míticos de la tele americana,a diferencia del intento de cuatro por imponerlo -con poca fortuna, por cierto- en nuestra parrilla. Fey consiguió ser la guionista jefe del programa, lo que nos da una idea de su nivel.

Tiene una vis cómica innegable. Para ejemplo una de sus momentos más populares: la imitación que hizo de Sarah Palin, en la última campaña presidencial americana, que fue récord en You tube, y del que colgamos una de las múltiples versiones que todavía circulan:

httpv://www.youtube.com/watch?v=eXVIwo5fLYs&feature=related

30 Rock, que toma el nombre del edificio de la NBC, que está situado en ese número del Rockefeller Center de Nueva York, donde transcurre la serie, nos sitúa en las peripecias diarias de un programa ficticio de televisión que se emite en directo, muy parecido al Saturday Night Live, experiencia que tomó la Fey para inspirarse.

Es decir, la serie es una especie de autoparodia de ella misma, pues Fey, que también es la responsable del programa en la serie es la protagonista del show.

En la primera temporada un alto ejecutivo de General Electric, propietaria en la realidad de la NBC llega como nuevo responsable de la cadena y se encuentra con que el programa de Fey va de capa caída.

Desde el primer momento este ejecutivo, Jack Donaghy –un magistral Alec Baldwin- sentirá una gran simpatía por la patosa Liz Lemmon, el personaje de Fey, recomendándole la contratación de un nuevo actor, que es una estrella de cine venida a menos. Entre Lemon y Jack se establecerá una especie de “Efecto Pigmaleon”, tomándola Jack bajo su tutela e intentando hacer de ella alguien más “sofisticado”. Lemon es adicta  a la comida basura, la vida sedentaria y totalmente torpe en lo que a relaciones con los hombres se refiere. Jack, por el contrario, es un ejecutivo de éxito, sofisticado y amante de la buena vida, que intentará convertir a este patito feo en un cisne.

Lemon debe lidiar con un equipo de guionistas rebeldes y mimados a la vez que tendrá que controlar el ego de sus desquiciadas estrellas: Tracy Jordan, interpretado por Tracy Morgan, y Jenna Maroney, Jane Krakowski, que aunque parece increíble hace un personaje todavía más extremo y desquiciado que el que tenía en Ally McBeall (era la secre de Ally).

Completa el reparto Kenneth, Jack McBrayer, el conserje servicial, joven e ingenuo, con cierto toque “paleto” para los “sofisticados” neoyorquinos, al que todos, sobre todo las estrellas del show, maltratan, en uno de los mejores papeles de la serie.

La serie está rodada en formato 35mm, es decir cinematográfico, y cuenta con una producción sofisticada, más al estilo “Entourage” que “Como Conocí” o “The Big Bang” y, aunque la mayoría de las escenas son de interiores, fundamentalmente simulando el edificio, despachos, platós… también cuenta, ocasionalmente, con escenas en exteriores.

Es una comedia de las llamadas de “humor inteligente”, más al estilo Woody Allen que al de chiste fácil. Esa, en mi opinión, es uno de los motivos por los que es posible que no tenga un seguimiento masivo de la audiencia, a pesar del gran número de premios recibidos, para los que os remito –como suele ser habitual- a la Wiki. Es decir, es un humor un tanto elitista, con referencias, por ejemplo a la política local, en el que se nota favoritismo hacia los demócratas.

En España no ha tenido demasiado éxito, ya que es de las peor dobladas que recuerdo, y además la mayoría de los chistes pierden gracia. Es totalmente necesario que se siga en VO para disfrutarla. Eso sí, es muy, pero que muy complicado seguirla sin subtítulos, pues algunos personajes, como Tracy, que es negro, y tiene un acento complicado, además de la gran cantidad de Slang que utiliza.

httpv://www.youtube.com/watch?v=ucAdprxPjf0

La serie empieza muy centrada en Liz, para acabar siendo algo más coral. Baldwin, que está inmenso, reconvertido de galán a cómico, va ganando protagonismo y, paradójicamente, cada vez busca más el consejo de Liz, sobre todo en sus relaciones, para las que se han buscado actrices como: Edie Falco, T2, Salma Hayek, T3, Julianne Moore o Elizabeth Banks –gran duelo entre estas en la última temporada, en el que la Moore, que tiene casi 15 años más le planta cara dignamente-, también cuenta con cameos de actores conocidos como James Franco, Mat Dammon, James Franco o Alan Alda, e incluso el mismísimo Al Gore.

Así que, en conclusión, una buena comedia, aunque haya que darle un poco de tiempo para que cale.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One comment

  1. Pablo /

    El otro día pillé la serie en La Sexta, y la verdad es que estuve flipando todo el capítulo… son muy animales! Tendré que empezarla desde el principio para poder pillarle el punto a cada personaje. ¡Salía Salma Hayek haciendo de novia loca!

    http://bit.ly/aCmRUi

    Por cierto, se está preparando el remake de “Las chicas de Oro”, con Concha Velasco a la cabeza del elenco!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *