Origen: Así se utilizan los sueños para construir una historia

Aug 14

Este post está escrito sin haber leído el de Dani. Normalmente solemos “pedirnos” algunas películas; pero en este caso salimos los dos tan alucinados del cine que acordamos escribir cada uno nuestra versión. Ya he visto que ha publicado algo, pero prefiero no leerlo hasta acabar, por lo que es probable que coincidamos, o repitamos algo.

Fui al cine sin haber querido leer demasiado sobre esta película. Quería ir lo más “virgen” de prejuicios posible, pues aunque todo lo que oía/leía era positivo no quería tener las expectativas demasiado altas, ya que después pasa lo que pasa y sales decepcionado. Sin embargo, creo que por mucho que hubiera leído, nunca podría haber salido decepcionado de esta película. De hecho, salí en estado de shock emocionado, y a punto de llorar, y eso que no soy, para nada, de lágrima fácil.

Como –para variar- estoy yéndome demasiado por las ramas, vamos a hablar de la peli, pero antes uno de los trailers:

httpv://www.youtube.com/watch?v=66TuSJo4dZM

Edito: en el argumento hay cierta cantidad de spoilers, que pueden desvelar alguna de las “sorpresas” de la película.

Para empezar diremos que el director es Christopher Nolan, principalmente conocido por las dos últimas entregas de Batman, y por alguna otra peli de culto como “Memento”, que prometo ver en breve.

Normalmente solemos evitar el uso de spoilers, aunque en este caso creo que por mucho que contáramos, la película no dejaría de sorprender vista en el cine ¡imprescindible verla en sala, con una pantalla enorme a poder ser! Lo de una imagen vale más que mil palabras totalmente cierto en este caso.

Origen, en su original “Inception” -un título que traducido ha resultado más fiel al original de lo que pensaba- está centrada en el mundo de los sueños. En algunas ocasiones hemos comentado que un sueño es un recurso tramposo y facilón para deshacer narrativamente algún enredo. Lo que utilizaron los guionistas de Dallas o Los Serrano y, en cierta medida, los de Lost, o sea que nadie se libra.

Sin embargo, en este caso no tiene nada que ver. El planteamiento es totalmente diferente, original, y con un resultado en pantalla totalmente espectacular. Sí, es una historia de acción, pero con los efectos especiales al servicio de la historia, y no al revés, como suele ser habitual.

El argumento se basa en que existen personas capaces de manipular los sueños y existe un mercado, por lo que parece lucrativo, para explotar este fenómeno, que al parecer tiene un origen militar. Las personas se introducen en la mente del sujeto, creando una realidad alternativa para obtener información, que se pueda explotar luego con fines comerciales. Los buenos son capaces de hacerlo en dos niveles, es decir crear un sueño dentro de un sueño, para engañar a la víctima, que puede haber aprendido a defenderse de estos ataques.

Cobb, Lenoardo DiCaprio, que vuelve a estar, ¡y ya van ni se sabe las películas! inmenso, es uno de los mejores profesionales en este campo. Es un mercenario que arrastra un pasado doloroso y traumático y se ve obligado al más difícil todavía: crear un sueño en tres niveles, para introducir una idea en la mente de alguien. Este fenómeno, llamado “origen”, es el más complicado de realizar y requiere de gran precisión y coordinación, pues implica estar en tres realidades alternativas a la vez. Para complicarlo todo Cobb se verá perseguido en sus sueños por su mujer fallecida (Marion Cotillard), que está dentro de su subconsciente y es un obstáculo en cada sueño de Cobb.

Para esto deberá rodeares de un gran equipo, que incluye un “Arquitecto”, la persona que crea los escenarios oníricos. Este personaje, Ariadne, está interpretado por Ellen Page (Hard Candy, Juno), que vuelve bordar su papel, y que muestra gran complicidad con DiCaprio, como en esta escena:

httpv://www.youtube.com/watch?v=LH41VuCt7I4&feature=channel

Completan el equipo un par de expertos en sueños, para ayudar a controlar  el paso entre niveles e incluso un químico para preparar los sedantes que necesitarán. A la expedición se une el empresario Saito (Ken Watanabe) que los contrata, y que tiene la llave para el futuro de Cobb.

El resto del reparto incluye en breves apariciones secundarias a actores del prestigio de Michael Caine, y Tom Berenger

La película se estructura en dos partes: en la primera se cuenta el submundo de los sueños y se reúne al equipo, no sin un par de persecuciones espectaculares, para ir entrando en ambiente.

La segunda parte se desarrolla toda dentro de los diferentes niveles de sueños, y es todavía mejor, pues el mundo, aparentemente real, que se desarrolla en los sueños, con tres ambientes totalmente diferenciados, y sus problemas en cada uno de ellos, es de lo mejor que he visto, en muuucho tiempo.

httpv://www.youtube.com/watch?v=S3XzUYd6nrU

La clave narrativa está en que en cada nivel el tiempo se ralentiza, así un sueño de 10 horas en el primer nivel, puede suponer meses en el segundo, y años en el tercero. No me extenderé más en esto, que parece bastante complicado, pero que en pantalla se resuelve de manera brillantísima.

Así que para no “spoilizar” más la historia, sólo daremos otro par de pinceladas. La peli, a pesar de ser acción, no tengo muy claro si se parece más a los Batman, o a “Shutter Island”, por poner sólo un ejemplo de peli en la que haya estado “Leo” últimamente. Muchos encontrarán parecidos con Matrix: mundo virtual, y alguno de los efectos especiales. Sin embargo, esta va mucho más allá que Matrix, sin tener que recurrir a tanta pseudofilosofía para justificarlo, por no hablar de que comparar a DiCaprio con Keanu Reeves…

La película, además de toda la acción, incorpora elementos dramáticos, como la historia de Cobb, con sus remordimientos. Hasta la historia de amor, que en tantas ocasiones entorpece una película, está bien insertada. Es algo sutil, y habla de los amores imposibles, de aquellos que sólo viven en nuestros sueños, y que dejan esa sensación de vacío al despertar, en la que el mundo de los sueños es mejor.

Por otra parte la banda sonora, de Hans Zimmer, está ahí, siempre que se la necesita, al servicio de la acción, pero sin estar por encima de ella.

Hasta el final es de libro, con el suficiente punto de ambigüedad, para que sea el espectador el que decida.

En resumen, la mejor película que he visto en bastante tiempo. No gustará a todo el mundo, que la puede encontrar excesivamente compleja o líada, pero no falta de nada. Las casi dos horas y media que dura, parecen más por lo trepidante de la historia, y todo lo que sucede; pero se hacen cortas.

Un último apunte: con historias como estas, lo de las 3D son chorradas totalmente inncesarias, así que: Hollywood más imaginación, por favor…

Valoración 9,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One comment

  1. Dani Díaz /

    Revisa el post que hay errores y además, creo que hay puntos en los que deberías poner SPOILER porque se desvelan cosas importantes de la trama que es mejor desconocer por completo (niveles de sueños, la mujer de diCaprio… los componentes del equipo…) 😉

    Por lo demás, coincido en que es espectacular y que deberías ver MEMENTO… AYER.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *