Killers: una pareja de “Armas tomar”

Sep 01

Para preparar Killers cojamos una pareja que quede bien en pantalla: Katherine Heigl y Ashton Kutchner; pongamosle unas gotas de comedia romántica; añadamos unas cuentas secuencias de acción, con persecuciones de coches y bastantes tiros; algo de misterio, pero no demasiado; una par de secundarios “viejas glorias”, como Tom Selleck y Catherine O’Hara, removámoslo bien y tenemos una peli entretenida, y con pocas pretensiones.

La historia es, más o menos, la siguiente: chica que está de vacaciones con sus padres –su novio la ha abandonado- conoce a chico atractivo, que resulta ser asesino a sueldo del gobierno (esto pasa en los primeros minutos, por lo que no estoy adelantando demasiado). Él lo deja por ella y por tener un poco de tranquilidad, convirtiéndose en la típica pareja joven de peli americana con casa en los suburbios.

Todo es apacible, hasta que tres años después el antiguo jefe de Spencer (Ashton), contacta con él, pues quiere que retome su antigua profesión y cumpla un encargo para él.

Ashton trata de esconderlo de su mujer, aprovechando que estará fuera; pero de repente todo se empieza a complicar –no diré porque porque si no le quito la gracia a la película- y se ven envueltos en una serie de persecuciones, que creo que son el puntito más cómico de la película, por lo inverosímiles que resultan en el contexto del tranquilo barrio en el que viven.

Jen (Heigl) se verá envuelta también en el cotarro, muy a su pesar, y rozando el histerismo en la mayoría de las situaciones, que rozan el surrealismo. Aquí la Heigl demuestra sus evidentes dotes para la comedia, aunque está al borde del histrionismo. Ashton Kutchner también está bastante bien, dando esa sensación de controlar una situación que le está desbordando por todos los lados, entre todos los “malos”, que aparecen de la nada, y su mujer, que cada vez se está poniendo más nerviosa.

httpv://www.youtube.com/watch?v=Fgl_yMHtUbc

Los que quieran encontrar algo parecido, podrán recordar la peli que unió a Brad y Angelina (Sr y Sra Smith), aunque sin llegar a los niveles de acción de aquella, que en mi opinión era mejor.

De todas maneras, la química entre ellos, que es lo más importante en este tipo de películas, funciona bastante bien, dándole algo de credibilidad a una situación que no lo es para nada. De hecho, si la película hay que calificarla como algo es como comedia, el resto es para darle algo de acción, y se agradece, pues no queda mal.

El papel de los secundarios le da un puntito de gracia. Tom Selleck, a quien recordaremos de Magnum, es el padre de Jen, que no acaba de llevar muy bien a su “yerno”, por llevarse a su niñita. Catherine O’Hara (la madre de Sólo en Casa), es la madre, que se pasa la película pegada a una botella.

La duración, una hora y media prácticamente clavada, resulta de lo más conveniente, pues darle más minutos habría hecho la película más pesada, y se agradece, porque así la película no llega a cansar.

Así que es una película que no está mal para una tarde de domingo, que es lo que ya he hecho, o para ver cuando no se busque ninguna complicación.

Valoración: 6

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *