Conocerás al hombre de tus sueños: La dosis anual de W. Allen se nos queda un poco corta

Oct 04

Cada año -desde hace aproximadamente quince- acudo a mi cita con el estreno de la película de Woody Allen. Además, durante este tiempo he ido viendo también parte de su filmografía anterior.

Me he encontrado un poco de todo: películas que me han gustado mucho, y con las que me he reído bastante –en general su tipo de humor irónico e inteligente me parece muy bueno- y otras que han pasado más desapercibidas, son las pegas de hacer una película cada año. Sin embargo, por floja -en comparación con el resto de sus películas, porque cualquier película de Allen está por encima de la media- que me parezca una película siempre se le encuentra alguna “perla” que justifique la entrada.

En esta ocasión cuando todavía no han pasado ni cinco minutos desde el principio nos la encontramos, con una peculiar “puya” hacia el psicoanálisis –el propio Allen lleva más de 40 años en terapia, y le suele sacar punta- cuando una de las protagonistas acude a una vidente y le reconoce que por mucho que cueste no será más caro que la terapia a la que ha asistido, y puede que le resulte más beneficiosa.

A partir de aquí se construirá una trama de personajes bastante “Allenianos”, es decir, un tanto neuróticos, con problemas para tener una relación, tal y como nos hemos encontrado en multitud de películas.

Esta es la segunda, o tercera, película de las que Woody firmó con Mediapro, y que en teoría iban a tener lugar en España. Sin embargo se ha rodado en Londres, un Londres muy similar al de Match Point, en el que incluso vuelve a utilizar uno de esos pisazos con vistas al Támesis y donde aprovecha alguno de los lugares más “cinematográficos” de la ciudad.

La historia, que gira en torno a dos parejas, es más o menos la siguiente: Helena (Gemma Jones) es una mujer a la que su marido Alfie (un gran Antony Hopkins) ha dejado después de tener una especie de crisis que le lleva a tener una vida sanísima y volverse, más cerca de los setenta que de los sesenta, un fanático del ejercicio pues parece que quiera vivir eternamente.

httpv://www.youtube.com/watch?v=kdt2Qwv22FM

Su hija Sally (Naomi Watts) también atraviesa problemas con su pareja Roy (Josh Brolin), un escritor fracasado que después de una prometedora primera novela no ha conseguido repetir su éxito. Greg es bastante inmaduro y caprichoso, y además coquetea con su vecina, una exótica estudiante de música.

Sally, que tiene que buscar un trabajo para poder salir adelante, y no depender siempre de su madre, empieza a trabajar para un galerista Greg (Antonio Banderas), imagino que por exigencias de la producción, que al ser española buscará alguien con tirón aquí para rentabilizar un poco más la cinta. En mi opinión, Banderas no aporta demasiado. El peso del reparto recae sobre todo en Hopkins, Watts y Gemma Jones, que es la que proporciona los momentos más cómicos de la película, en su fe ciega en la vidente, que es la que le vaticina que su vida sentimental mejorará. La de su marido ha mejorado, pues gracias a su abultada cartera conoce a una prostituta con la que acabará juntándose.

Al final esta fe parece dar fruto pero en vez del hombre de sus sueños (el título original es “You will meet a tall dark stranger”, aparece otro señor mayor, un tanto repulsivo físicamente y fan del espiritismo y la parapsicología.

Durante la película tendremos enredo, situaciones más o menos graciosas, aunque en el fondo es más un drama de unos personajes que no tienen para nada claro que es lo que quieren. Sin embargo todo queda un poco deslavazado y poco hilvanado sin que las historias se lleguen a cerrar de una manera evidente. Además, todos quedan con una especie de poso amargo. Es como si le hubiera dado pereza rodar diez minutos más, que no le vendrían mal para acabar de dejar claras algunas situaciones.

En resumen: no es de las mejores películas de Woody pero sirve para pasar un rato entretenido.

Valoración: 6,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *