El Rapto del Cisne (Elizabeth Kostova)

Nov 30

El Rapto del Cisne es la segunda novela de Elizabeth Kostova, autora de “La Historiadora”, libro que dio bastante que hablar hace cuatro o cinco años, al ser el que batió el récord de adelanto por ventas para un autor novel (era la primera novela de Kostova)

En su día leí la novela, que es una de las muchas versiones que se han hecho sobre el mito del Conde Drácula, y a pesar de que me gustó, pensé que quizás se había creado demasiada expectación sobre ella. La idea me pareció buena, pero encontré el desarrollo un poco lento.

Hace poco ha salido su segunda novela: “El Rapto del Cisne”, que me ha convencido más que la primera, aunque quizás ha sido porque no tenía ninguna expectativa previa sobre ella.

Sobre esta novela podemos comentar:

Es una historia con una estructura curiosa, que cuenta con varios narradores, para ensamblar los diferentes aspectos de la trama.

El narrador principal es un psiquiatra, el Dr Morton, que cuenta la historia a posteriori, pues son unos hechos transcurridos, aproximadamente, en el 2000, cuando un pintor de éxito es llevado al psiquiátrico después de que haya intentado destrozar un cuadro: “Leda”, que está considerado una obra maestra.

El paciente además, tras una etapa poco comunicativa con el psiquiatra, entrará en un mutismo absoluto del que no saldrá, por lo que el caso acabará intrigando al doctor, que por otra parte es pintor aficionado, hasta más allá de lo profesional.

Así intentará reconstruir la vida del pintor, a través de las historias de su ex mujer y una pareja posterior, que son las otras narradoras de la historia, para comprender los motivos que han llevado a una persona creativa y amante del arte a intentar destrozar un cuadro, y posteriormente caer en ese estado.

De ellas obtiene la obsesión del artista por una misteriosa mujer, que se repite obsesivamente a lo largo de toda su obra, y que el propio doctor comprueba al dejarle, como parte de la terapia, material para que pinte.

Por otra parte, complementando la historia hay otro plano temporal, situado a finales del s.XIX, basado, principalmente en las cartas entre una pintora de la época, que se retiró bastante joven y un familiar suyo, que es un reconocido pintor, pre impresionista. Estas cartas aparecen entre la documentación de Robert Oliver, que es el paciente recluido.

Así que juntando todas las piezas del rompecabezas: testimonios, y cartas, el doctor irá resolviendo el origen de la obsesión del pintor, que está relacionado con un enigma histórico.

La novela contará además, con numerosas referencias a la pintura, tanto en aspectos  de técnica pictórica, como de historia en la parte que tiene lugar en el S.XIX, que es la época en que empiezan a destacar, como una corriente totalmente nueva y rompedora, los primeros impresionistas.

Al final, la novela se convierte casi en una novela “policiaca”, o mejor dicho detectivesca, en las que las piezas del misterio histórico irán encajando poco a poco (en ocasiones un poco demasiado forzadas para mi gusto), pero que resulta entretenida y amena.

El ritmo es bueno, y a mí, personalmente, me parece que está muy bien escrita, mejor que “La Historiadora”, aunque al leer ésta última hace cinco años, no sé si es una referencia demasiado fiable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *