El Discurso del Rey: Una buena historia y una magistral interpretación

Jan 28

Tengo que reconocer que la principal razón para ver esta película fueron los comentarios que había oído sobre la magistral interpretación de Colin Firth, un actor que hasta no hace mucho parecía encasillado en el papel de “Chico Bueno” de comedia: Bridget Jones, Love Actually…

Sobre la historia no es que esperara demasiado, pues tampoco me parecía ni muy relevante, desde el punto de vista histórico, ni muy “cinematográfica”, afectos de ritmo para una historia.

Sin embargo, he de reconocer que después de haberla visto mi opinión ha cambiado, pues la película me sorprendió, gratamente, casi desde el primer momento, y no sólo por la interpretación de Firth, que está increíble y parece lanzado al Oscar, con el permiso de James Franco por su papel en 127 horas, que tengo pendiente.

La película tiene esa pátina que desprenden muchas películas inglesas de época, que las hace diferentes y a mí, personalmente, me encanta. ¿Por qué no se conseguirá eso con el cine de “casa”?

La historia, al parecer, está basada en hechos reales (algo manipulados para la pantalla, por lo que he podido inferir de leer en la wiki la vida real de los protagonistas) y cuenta el proceso de superación del tartamudeo que padecía Albert, el Duque de York, hijo menor del Rey de Inglaterra, algo bastante grave para alguien que debe dar discursos.

Así el discurso con el que empieza la película es un absoluto desastre. Llama la atención el despliegue técnico, pues es a finales de los años 20 del siglo pasado y todos los equipos eran muy voluminosos, así como el contraste entre el locutor profesional que cuida su voz para una simple entrada, frente al del Duque, muy tenso ante lo que él intuye que será un fracaso.

httpv://www.youtube.com/watch?v=nlln4nI2gZY

A partir de ahí se ve como, apoyado por su esposa, (Helena Bonham-Carter), que también hace un gran papel, y demuestra que sabe hacer algo más que ir de “rara” por la vida –para muestra ver su última aparición en los Globos de Oro- buscará el consejo de los más reputados especialistas, sin obtener resultados aparentes.

Isabel, la futura “Reina Madre”, buscará la ayuda de un profesional, que si bien no es un prestigioso médico se lo han recomendado, a pesar de sus métodos poco ortodoxos. Ese profesional es Lionel Logue, enorme también Geoffrey Rush, que también ha sido nominado –con todo merecimiento- al Oscar.

Logue pondrá sus condiciones y no se verá amedrentado cuando descubra la verdadera identidad de su “paciente”. Sus métodos, chocarán con el carácter rígido, estiradísimo del Duque, que no lo verá claro, en gran parte porque no está acostumbrado a ser tratado de una manera en la que no sea servil, tanto que su primer encuentro será desastroso.

httpv://www.youtube.com/watch?v=pzI4D6dyp_o

Con el tiempo, presionado por su padre el Rey, y en parte por su hermano Eduardo (un Guy Pearce bastante envejecido), el futuro Rey que abdicaría para casarse con una divorciada, volverá a tratar con Logue, aunque con ciertas limitaciones a su método, sin lograr mejorar demasiado.

Hasta que las circunstancias lo obliguen a ser Rey, y deba entregarse totalmente a los métodos de Logue. Igual he contado demasiado, aunque son hechos históricos, que además se han recordado bastante en la prensa últimamente.

De todas maneras, la película no se centra sólo en la superación del problema, sino también a la convulsa época, justo antes de la II Guerra Mundial y a la psicología de los personajes, muy bien descrita y mejor interpretada. Así el futro Rey se ve como un personaje traumatizado por la rígida educación Victoriana recibida, así como por parte de su familia. Por su parte Logue es todo lo contrario, y percibe los problemas psicológicos de su paciente, que son la causa, más que ningún defecto físico de su problema. Por ello intentará el trato cercano, reflejado principalmente en su empeño por tutearlo, pese a las quejas de él.

Al final, y con algún que otro truco, es impresionante el contraste del último discurso frente al primero, el Rey conseguirá dirigirse a su nación como alguien con una confianza que está lejos de sentir, y que, aunque imagino magnificado por la película, fue un ejemplo para su pueblo en unos momentos bastante complicados para su nación.

En resumen es una gran película, aunque no sé si para merecer más nominaciones que ninguna.

Por último creo que es fundamental, para un papel así, ver la peli en versión original, pues aunque he visto por encima el doblaje no es lo mismo.

A FAVOR: Las soberbias interpretaciones de los actores principales; la psicología de los personajes; la ambientación

EN CONTRA: por decir algo (he pensado en dejarlo en blanco), podrían quitársele diez minutos

Valoración: 8,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comments

  1. Carlos Martel /

    Y para que todo resulte más inglés, que mejor que una buena ginebra:

    http://www.expansion.com/2011/01/26/entorno/gente/1296049938.html

    Salud!

  2. Rick /

    Amigo Martel, cuanto sin verte por estos lares…
    Como siempre aportando algo positivo.

    Pues sí, la verdad es que eso de que esté de moda a todos los que somos “clásicos” del gin tonic nos ha venido bien, pues la variedad se ha ampliado mucho.

    Conozco la mayoría, y de hecho muchas van a a estar presentes en mi bar-personal, que inaguraré, junto con el resto de la casa evidentemente, el mes próximo, Dios Mediante.

    De momento tengo pensado: Hendricck’s, GVine (normal y Noison), Tanqueray (Ten y Rangpur), London, Citadelle…

    Lo pongo a tu disposición, para cuando gustes.

  3. Carlos Martel /

    Pues cuando las circunstancias lo permitan.

    Por cierto, habéis visto o tú o el adaptable “Black Swan”?

  4. Carlos Martel /

    Perdón, acabo de ver que ya hay un post de la película. Me paso por ahí a comentar también.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *