Episodes: La mezcla de Friends, Entourage y la comedia Británica queda un poco irregular

Feb 25

Episodes era una comedia con varios ingredientes que la hacían apetecible, a priori: “Factoría Showtime”, la misma que la de nuestro adorado Dexter; uno de los creadores de la supermítica Friends (David Crane); tocando el tema de las “entrañas de Hollywood”, al más puro estilo Entourage, otra de nuestras favoritas; y un toquecito inglés (país donde también saben hacer grandísimas comedias.

Sin embargo, la suma de todos estos ingredientes no ha dado, al menos de momento, un todo mejor, ni tan siquiera homogéneo. Quizás es que esperaba demasiado, o que la serie necesita algo más de rodaje, pues la primera temporada, que justo se acaba de emitir ahora, sólo cuenta con la mitad de episodios de lo habitual -que ya sabéis que una cadena como Showtime, HBO, AMC… son 12-13-, por lo que siete episodios permiten intuir, pero no definir.

Después de la larguísima intro de rigor vamos a hablar un poco de la serie.

Sean (Stephen Mangan) y Beverly (Tamsin Greig) son un matrimonio de guionistas ingleses que han creado una serie de televisión que arrasa en su país. En una entrega de premios conocen a un productor, americano, que les propone realizar una versión de su serie en Hollywood.

Ellos, como no podía ser de otra manera, aceptan encantados y se mudan a Los Ángeles para empezar a trabajar en el piloto.

Lo que debería ser un proceso fácil se empieza a complicar desde el minuto 1. Allí los muy ingleses Sean y Beverly, con una caracterización exagerada (que contrasta sobre todo por el acento y vocabulario, por lo que es ¡Imprescindible! seguirla en VO, aunque creo que es la única opción a día de hoy), se encuentran con que el protagonista de su serie no acaba de convencer al productor americano, interpretado por John Pankow, que pasa de ser un tipo encantador a un egocéntrico caprichoso e imprevisible.

httpv://www.youtube.com/watch?v=z4yH0mI-yJs

La serie original trata de un director de internado veterano e irónico, que debe tratar con una pandilla de adolescentes complicados, mientras suspira por la bibliotecaria (una lesbiana con la que no tiene ninguna oportunidad).

El productor “sugiere”, que viene a significar impone, un protagonista alternativo en Matt LeBlanc, es decir Joey, que es, evidentemente, imposible para el papel.

Beverly está horrorizada, mientras que Sean, una vez que conoce a Matt empieza a tener una buena relación con él.

He de decir que Matt LeBlanc nunca fue uno de mis favoritos de Friends; pero es, con diferencia, lo mejor de la serie. En un papel, supongo que totalmente auto paródico, alterna con una facilidad pasmosa el comportamiento caprichoso de una estrella de Hollywood, que además acaba imponiendo lo que quiere, con dosis de sentido común y convencimiento del papel que ocupa en el Star System. A veces se comporta al más puro estilo “Joey” y en otras como alguien totalmente centrado, no sabiendo nunca por donde va a salir. De hecho,  su “papel” como “Él mismo” se ha utilizado hasta para promocionar la serie, como en el siguiente vídeo

httpv://www.youtube.com/watch?v=1zdifiN8ngA&feature=relmfu

Sean y Beverly también están muy bien. Ella es la negativa, que ve como su serie original va siendo totalmente masacrada, y él un poco más tolerante y reconociendo que lo que funciona en Inglaterra difícilmente funcionará en EEUU si no es con un cambio radical. Cambios, que en la mayoría de las ocasiones, para desesperación de Beverly sugiere el propio Matt, al que odia abiertamente.

La parte al estilo Entourage no puede, ni de lejos, competir con esta, pues no ofrece ni la décima parte de “cameos”, y la producción, aun siendo buena, no llega a los extremos fastuosos de Entourage. Es un estilo de imagen más estilo cinematográfico (al estilo Entourage o 30 Rock). El mundo de Hollywood aparece lleno de personajes “curiosos”, como el productor, que, y aquí acabaré con las comparaciones, está lejísimos del personaje de Ari Gold. Destaca su asistente, Carol, la única con un poco de sentido común en un mundo de pelotas, en el que nadie está dispuesto a demostrar algo parecido a una opinión. En ese sentido hay un personaje totalmente representativo de esto: la jefa de comedia del estudio, una rubia de adorno que no debe llegar ni a media docena de frases en los siete episodios (aquí la parodia, es más que evidente y está bien conseguida). También hay ciertas dosis de un humor bastante negro, volcadas en la mujer del productor, que está ciega por un accidente, y de la que se ríe abiertamente.

httpv://www.youtube.com/watch?v=HKhZdQHQtaQ&feature=relmfu

Supongo que habrá una segunda temporada, al menos el final de la primera lo sugiere, así que veremos como evoluciona, ya que hay mimbres para hacer una buena comedia, aunque deberá definirse un poco en que quiere ser. Si nos quitamos los prejuicios –que puede que alguno tengamos- de que esto no es Friends, ni Entourage, sino algo diferente puede ser una buena alternativa para incorporarla a la lista de series habituales.

De momento le pondremos un 7, esperando que vaya subiendo con el tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *