Sin Compromiso: muy normalita

May 04

Con esta película uno no puede evitar tener una sensación de “Deja Vu”: comedia romántica con pareja joven y “de moda”; sobre el tema de los “amigos con derecho a roce”, y lo complicado que resulta… ¿Esto no lo he visto yo?, además hace poco. Pues sí, la respuesta en este otro post.

Pero no es cuestión de ir buscando las similitudes con esta última, ni de disertar sobre la poca imaginación que parece haber últimamente en cuanto a la comedia romántica, sino de comentar, y dar algún argumento -a favor o en contra- de la peli.

Ya la mencionamos el otro día, de pasada, cuando hablamos de Natalie Portman, que ahora tiene algunos estrenos más “ligeros” -lo cual tampoco es difícil- que el agobiante “Cisne Negro”, que como sabemos le ha proporcionado su primer Oscar. Para mí, que soy muy fan, mejor.

El argumento es bastante sencillo y no demasiado original: Enma (Portman) y Adam (Kucher) se conocen quince años antes, siendo adolescentes, en un campamento de verano; coinciden en su época universitaria, y años después en la misma ciudad. En estas escenas se presenta una especie de química entre los protagonistas, aunque Adam tiene novia cuando se conocen.

httpv://www.youtube.com/watch?v=GKsTNKOfkGI

Sin embargo, su relación con esta acabará de una manera un tanto traumática, algo que celebrará cogiendo una buena cogorza, y haciendo caso a unos amigos que no lo frenan cuando decide llamar a toda su agenda, para ver si alguna se acuesta con él.

A la mañana siguiente aparecerá en casa de Enma, totalmente desnudo, sin acordarse de absolutamente nada y sin haberse acostado con nadie, aunque por poco tiempo…

A partir de aquí se convierten en “Amigos con derecho a roce” o “Follamigos”, algo en lo que, en principio, están los dos de acuerdo, aunque mucho más ella, que es una chica totalmente independiente, con un trabajo absorbente (es médico) y sin ningunas ganas de tener una relación.

httpv://www.youtube.com/watch?v=Jkf5dPNViSA

Así transcurre, sin más complicaciones, y sin demasiados sobresaltos la película. Aparecen un par de posibles “alternativas” (que en mi opinión sobran) para cada uno, siendo el principal personaje secundario Kevin Kline, que es el padre -un tanto cabrón para con su hijo, eso sí-, aunque tampoco tiene influencia en la historia.

No hay que ser demasiado agudo para imaginarse como acabará el asunto, que en este sentido no da sorpresas, y sin el elemento “dramático” de “Amor y otras drogas” (por poner un ejemplo cercano) pues estas películas no se ven por la complejidad del argumento, ni por la sorpresa de la trama, sino para pasar un rato sin complicaciones, y aprovechar algún que otro momento cómico, que lo hay. No son demasiados, ni los más brillantes que hemos visto; pero es que la comedia, como género, últimamente está flojita.

Hay que decir, que química entre la pareja protagonista, que es lo menos que se puede pedir en este tipo de película, sí que hay.

A FAVOR: La Portman, que mejora cualquier peli.

EN CONTRA: Demasiado previsible

Valoración: 6

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *