El Ala Oeste “The West Wing” (T1-T4): Si todos los presidentes fueran así…

Jul 12

Hace, más o menos, un mes comentaba la maravillosa serie “Studio 60”. Me gustó tanto que quedé un poco “Sorkinzado”, palabro que vamos a utilizar para referirnos a enganchado a los diálogos de ese maestro que es Aaron Sorkin, por lo que decidí buscar su obra más emblemática: El Ala Oeste.

Es una serie, que creo pasó bastante desapercibida cuando se emitió aquí, aunque también ayudaría que fuera en La2, en horas creo recordar que intempestivas. Sin embargo, viendo el palmarés impresiona bastante, pues según la wiki a lo largo de sus siete temporadas en antena consiguió la impresionante cifra de 27 Emmys la serie dramática con un mayor número, incluyendo el de mejor serie dramática durante cuatro años consecutivos, record con “La Ley de Los Angeles” y “Canción Triste de Hill Street”

A pesar del gran éxito Sorkin no permaneció hasta el final, sino únicamente las primeras cuatro temporadas, que son de las que vamos a hablar hoy. Posteriormente, cuando las vea básicamente, comentaremos el resto.

Para los que no lo sepan la serie toma su nombre del Ala Oeste de la Casa Blanca, que es la parte donde trabaja el presidente de los EEUU y todo su “staff” directo. Al parecer, en un principio, se pensó que la serie giraría más en torno a los colaboradores más directos del presidente, y este sería una figura secundaria. Sin embargo, al final se creó un personaje con tanta fortaleza, apoyado por un espléndido Martin Sheen en el papel, que pasó a ser el protagonista absoluto.

httpv://www.youtube.com/watch?v=HL_vHDjG5Wk&feature=related

Y es que el presidente Bartlet se presenta como un presidente bastante mejor que cualquier presidente real. Es –como no podría ser de otra manera, pues es el partido de la mayoría de gente de Hollywood- demócrata. Eso sí, esto no significa necesariamente de izquierdas para nuestros estándares. Bartlet es un erúdito, una persona muy inteligente, economista –algo raro en la política americana donde los abogados arrasan- y para darle más caché ganador del Nobel. Es un rebelde incluso dentro de su propio partido. Alguien diferente y con equipo que pretende corregir, a pesar de gobernar en minoría en congreso y senado frente a los republicanos, temas como la educación o la sanidad para las clases más desfavorecidas en su país. Católico –como Kennedy- aunque pragmático a su pesar con temas como el de la Pena de Muerte. Tampoco le tiembla el pulso frente a temas de Política Exterior en cuanto a desplegar tropas u ordenar ataques se refiere. Es decir, un personaje complejo, y que para nuestros estándares sería contradictorio en muchas de sus posiciones. Además, tiene un genio muy fuerte, que deben atemperar sus colaboradores, y más de un “secreto” personal, que acabará siendo un shock, pues podría poner en riesgo su carrera política.

httpv://www.youtube.com/watch?v=VyqzPu5pX6U

Sin embargo para la historia funciona bien y se suelen explicar sus motivos. El presidente está rodeado por un equipo de consejeros, que son los que filtrarán los temas e irán preparándole las alternativas, tanto desde el punto de vista de la comunicación, como en el de hacer posibles las iniciativas, y esto en la política americana implica grandes negociaciones, tanto con su partido, como con el contrario, que a veces puede estar más cerca en determinados temas.

Este equipo incluye a su jefe de Gabinete Leo McGarry (John Spencer), amigo de Jed Bartlet desde hace años y el primero que ve en él un presidente. Leo es la mano derecha del presidente y cualquier asunto ha de tener su visto bueno antes de pasar al presidente. El segundo de leo es Josh Lyman (Bradley Whitford), es el jefe de personal de la Casa Blanca y uno de los principales mediadores para que cualquier iniciativa del ejecutivo pueda convertirse en ley. El resto del equipo incluye a la portavoz presidencial C.J. Cregg (Allison Janney), una experta en desviar “obuses” lanzados por la prensa a base de ironía; Toby Ziegler (Richard Schieff) el director de comunicación y la persona más volcada a la izquierda del equipo. Junto con Sam Seaborn (Rob Lowe) su adjunto son los encargados de los discursos del presidente, a la vez que también tienen voz a la hora de definir estrategias. Forman un equipo curioso. Ziegler más colérico, un tanto triste y seco frente al dinamismo y entusiasmo de Seaborn (aunque el personaje de Rob Lowe, que en principio iba a ser el más importante del reparto deje la serie al final de la cuarta temporada. Completan el reparto Donna Moss (Janel Moloney) la asistente de Josh y Charlie Young (Dulé Hill) un joven asistente del presidente.

httpv://www.youtube.com/watch?v=uMymwBvyIeg&feature=autoplay&list=PL1C0A13B2A3CB017F&index=38&playnext=2

httpv://www.youtube.com/watch?v=ND_a8rA67VA&feature=related

httpv://www.youtube.com/watch?v=g8vVHL1V1XY&feature=related

httpv://www.youtube.com/watch?v=Q7H_L5cYkg8&feature=related

httpv://www.youtube.com/watch?v=okep_IpOmH8&feature=related

httpv://www.youtube.com/watch?v=dheW1JWJ8Ko

Con este reparto coral Sorkin demuestra su maestría en los diálogos, que en su mayor parte, y en lo que es una de las características principales de la serie suelen suceder en movimiento, por los pasillos y a toda velocidad, para darle sensación de que todo sucede vertiginosamente, y que los acontecimientos suelen adelantarse a los protagonistas. De hecho, esto esta una de las características de la serie en sus inicios. La sensación de que el equipo ha de luchar contra todo, y que la agenda que se han marcado no siempre puede seguir adelante.

La serie es rica en detalles sobre el funcionamiento del sistema político estadounidense. Además, no es plana en el sentido de que los demócratas son siempre los “buenos” y los republicanos los “malos”. Aparecen personajes del otro bando, que exponiendo sus puntos de vista y argumentando dejan a veces en evidencia a los protagonistas, demostrando que más que una verdad absoluta existen diferentes aproximaciones, que pueden ser válidas para un mismo tema.

httpv://www.youtube.com/watch?v=DUwm6WJRPIQ&feature=related

Sorkin sabe desarrollar las tramas y en ocasiones hay episodios clavados, incluso con un gran uso de la música. A mí, personalmente, me encanta el final de la segunda temporada, pues utiliza uno de mis temas favoritos “Brothers in Arms” de los Dire Straits. Los finales de temporada, por lo menos hasta la cuarta, están muy currados. Algunos con cliffhangers, como la primera o la tercera; otros cerrando el tema principal de la temporada, como la segunda; o con acontecimientos inesperados, tercera.

httpv://www.youtube.com/watch?v=uaUPDYXQUtw

Como el post se está haciendo larguísimo –que raro- voy a cerrar diciendo que no es una serie fácil, por el contenido, más si se sigue en VO, pues hablan bastante deprisa y a veces de temas bastante técnicos, aunque como casi siempre, la recomendaría así, pues está realmente bien escrita.

Yo, de momento, sigo enganchado. Tenía pensado hacer un parón después de la cuarta temporada, pero creo que voy a seguir hasta acabarla.

A FAVOR: diálogos, desarrollo de personajes, tramas.

EN CONTRA: puede resultar demasiado densa. No a todo el mundo le gusta la política.

Valoración 8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comments

  1. JIB /

    Yo la estoy viendo en casa y vamos por la quinta temporada.

    Me parece que es una auténtica pasada de serie.

    La primera temporada tiene una pega, desde mi punto de vista, y es que no tiene una trama argumental más allá de las relaciones entre los personajes. La mayor parte de los temas que tratan empiezan y terminan en el mismo capítulo, o lo que es peor, empiezan y no dicen como terminan.

    En el resto de temporadas esto ya no pasa, cuando cogen un tema importante lo terminan y no te dejan con la duda de que es lo que pasa.

    Tal y como lo veo yo, es una serie que hubiera dado para muchos años, y es una pena que lo hayan dejado en 7 temporadas.

    Tu 8 se me queda corto de tanto como me gusta.

  2. Rick /

    Es que últimamente estoy dando valoraciones demasiado altas, aunque cuando acabe veremos globalmente.
    Si te está gustando búscate Studio 60, que es del mismo autor, pero un poco menos densa.
    ¿La estáis siguiendo en VO? Es complicado, y además, en mi caso, los subtítulos son una especie de ruleta rusa, pues en muchos episodios no los tengo sincronizados.
    Yo también estoy ahora en la quinta y, de momento, no se nota demasiado bajón por la marcha de Sorkin.
    De hecho, me había planteado descansar; pero la verdad es que estoy enganchado.

    En otro orden de temas ¿Has cantado el pobre de mí??

  3. JIB /

    No, no la pongo en VO, que la vemos los dos en casa por la noche y eso es un poco heavy, sobre todo para Bea.

    Además la velocidad a la que hablan es demasiado para poder seguirlo.

    No, no he cantado el pobre de mi. Es un acto al que nunca he ido, no me gusta, me da mucha pena. Aunque tengo que reconocer que este año más que pena me da alegría. El nivel de cansancio acumulado es mucho y unos sanfermines con niños son mucho más estresantes que unos sanfermines nocturnos.

  4. Yo me refería a cantarlo en sentido metafórico, no literal.
    Aunque no puedo opinar sobre lo de los niños, no sé si discrepar ¿Seguro que son más estresantes que tener que “arrastar” a algún “niño grande” con alguna copa?
    ¿Hay mucha diferencia entre las peticiones de un niño y las del otro que no quiere que te lo lleves y te acusa de haberlo engañado porque la “villabesa” no es un bar?, por poner así, a bote pronto, un ejemplo cercano y común…

  5. JIB /

    Estaba pensando en el mismo ejemplo que tu: el de la villaVesa.

    que te parece más duro:
    ¿llevar 6 horas en hombros a una niña de 2 años y unos 15 kilos que no para de moverse, o aguantar a un tio borracho que no te deja dormir a las 6 de la mañana en el autobus urbano (alias villavesa en pamplona)?

    Te puedo asegurar que el dolor de cuello y hombros dura bastante más que la resaca de ese borracho.

    Además las risas de toda la villavesa luego (a partir del dia siguiente) las recuerdas con una sonrisa y el dolor de hombros no.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *