Asesinos de Élite: Acción y algo más.

Jan 12

Fui a ver esta película sin tener demasiado claro que me iba a encontrar. Había leído algo, el reparto prometía, más por De Niro y Clive Owen que por Jason Statham, aunque reconozco que como “tipo duro”, es el más resultón ahora mismo, pues los de siempre ya están algo mayores.

Me esperaba una peli totalmente de acción con muchas explosiones, persecuciones, golpes, y todo lo demás que completa el pack. Sin embargo, a pesar de que hay todo esto, también hay una historia –inspirada por lo visto en hechos reales- que pone de manifiesto el oscuro mundo de las operaciones encubiertas.

Statham es Danny un asesino profesional que tiene como “colega” a De Niro (Hunter). Después de una misión, en la que queda impactado, decide abandonar esa vida y retirarse.

Antes de que se me olvide los hechos transcurren a principio de los 80, por lo que los métodos que utilizan son bastante más “rudimentarios” que los de ahora, con ausencia de móviles o cualquier “cacharro” electrónico.

Poco tiempo después a Danny le llega un misterioso mensaje, que lo hará desplazarse a Omán. Allí una especie de jeque, que fue expulsado de su territorio, y cuyos tres hijos mayores fueron asesinados en “operaciones encubiertas”, que siempre son “sucias” de los Servicios Secretos Británicos y llevadas a cambio por las tropas del SAS –su cuerpo de élite- le dice que tiene retenido a Hunter, pues rechazó su encargo de eliminar a los asesinos de sus hijos, algo necesario, si quiere volver a reivindicar su territorio.

httpv://www.youtube.com/watch?v=hE174nrBIvo

Hunter se verá obligado, para salvar la vida de su amigo, a eliminar a estos excombatientes, gente de la que sabe muy poco, y de la que tendrá que ir averiguando sus identidades.

Para triunfar en su misión deberá apoyarse en dos antiguos compañeros, que en vez de por la lealtad a Hunter se mueven por el dinero que ha prometido el jeque. Son una curiosa pareja, uno más rudo Davies (Dominic Purcell) y otro más “intelectual” Aden Young (Meier), que es el experto en tecnologías de la banda.

httpv://www.youtube.com/watch?v=gc4VfGRWtas&feature=relmfu

Sin embargo, con lo que no cuentan es que el SAS tiene una especie de “comité de notables”, todos antiguos miembros del cuerpo y que ocupan altos cargos y puestos en la sociedad y cuentan con un “perro de presa”, Spike, que es Clive Owen. Primera sorpresa, pues creía que Owen sería coleguita de los otros y resulta ser el “malo”, o el enemigo, como se quiera llamar.

A partir de aquí, y sin dar más detalles, se desata una lucha entre las dos facciones, y como todos son asesinos no haremos lo de “buenos” y “malos”, en la que la confrontación entre Statham, el duro por excelencia, y Owen, que aguanta el tipo bastante bien ante una bestia como el otro alcanza una gran intensidad. Spike es el que pertenece al “sistema”, aunque a un lado totalmente oscuro e ilegal, mientras que Danny, a un mundo en el que lo único que importa es el dinero.

httpv://www.youtube.com/watch?v=6y89SbGEKp4&feature=related

Sin embargo, los dos actúan aquí movidos por motivos “nobles”, uno rescatar a su amigo, y el otro proteger a sus compañeros, que son, básicamente, lo único que le da sentido a su vida, pues como mucha gente que ha salido de ese mundo ha sido incapaz de adaptarse a la sociedad, una sociedad que por otra parte los ignora y deja de lado.

Son personajes mucho más complejos que lo que cabría esperar de una película puramente de acción.

httpv://www.youtube.com/watch?v=u4YcDd3xdHg

No voy a desvelar quien triunfa en la confrontación; pero sí que decir que la película, que dura unas dos horas se cierra en falso a la hora y media, para volver a desarrollar otra trama diferente en la última media hora, en la que De Niro, prácticamente inédito en la primera parte de la película tiene algo más de protagonismo, que es algo que se agradece, pues últimamente creo que no tiene papeles a su altura (y sí, me reí con su papel paranoico al lado de Stiller, pero está muy por debajo de su categoría). Aquí se lo reserva un poco, pues con casi setenta años que tiene no está para protagonizar escenas como las de los otros dos; pero clase le sigue sobrando.

Al final tenemos una película con grandes dosis de acción; pero algo más, como para reflexionar sobre ese sucio mundo donde sólo tienen valor los intereses, muchas veces sucios, de los países, dirigidos por funcionarios de inteligencia, que –en mi opinión- resultan mucho más psicópatas que los ejecutores que utilizan.

httpv://www.youtube.com/watch?v=0Ymr74jPK_Y&feature=related

 

A FAVOR: Aporta un plus sobre la típica película de acción. Ambientación.

EN CONTRA: Algunos estereotipos en personajes.

La escena: La paliza que se pegan Danny y Spike

Valoración: 7,5 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *