La Sombra de Ender (Orson Scott Card)

Apr 02

Los que nos seguís sabéis que aquí solemos hablar de la Ciencia Ficción, género sobre el que suelo leer habitualmente.

Uno de sus autores más representativos en la actualidad es Orson Scott Card, del que alguna vez hemos hablado aquí. La saga, o más bien la novela que lo hizo famoso mundialmente fue “El Juego de Ender”, referente del género y una de las novelas con las que más he disfrutado.

Después del “Juego de Ender”, una novela que habla básicamente de la formación de una generación de líderes militares, niños que son entrenados en “La Escuela de Batalla”, una escuela situada en una estación orbital, donde todos los niños son entrenados en la estrategia a partir de combates realizados en una sala de “Gravedad 0”.

Ender Wiggin, es el personaje principal, un niño en el que todos ven a un futuro líder y que es presionado para enfrentarse a un destino que ni se imagina.

Después de esta novela la saga sigue con unos títulos mucho más filosóficos: ”La Voz de los Muertos”, “Ender el Xenocida” e “Hijos de la Mente”, títulos que he leído –bueno en realidad con Hijos de la Mente me encuentro enganchado desde hace una temporada”, pero que al ser bastante más reflexivos carecen de la frescura, y el ritmo del juego de Ender.

Así que, con cierto escepticismo, pero también con ilusión el otro día compré –sí también sabéis que aunque aquí abogamos por la descarga gratuita de material audiovisual, para autoconsumo y sin fines lucrativos, en tanto no haya un sistema más “justo” de precios para el tema de los libros sigo prefiriendo el papel- “La sombra de Ender”, pues es una novela paralela, y ahora me explico, al “Juego de Ender”.

La sombra de Ender narra unos hechos que se solapan al “Juego de Ender”, pues es la historia contada desde el punto de vista de Bean, uno de los personajes secundarios, pero con más fuerza del “Juego de Ender”.

Se recupera el tono más “juvenil”, si se quiere llamar así, o menos filosófico de la primera novela y en ella asistimos a la vida de un personaje con casi tanta fuerza como Ender.

Bean es un niño, prácticamente un bebé que debe subsistir como huérfano en las calles de Rotterdam. A pesar de su diminuto tamaño posee una inteligencia sobrenatural –después veremos que no del todo “natural”, lo que le lleva a manipular psicológicamente a los “mayores” para poder conseguir protección y comida.

Pronto dejará de pasar desapercibido y llamará la atención de una monja, que es reclutadora para la “Escuela de Combate”.

Una vez que llegue allí será mucho más consciente de la situación que el  resto de niños y se fijará en la “estrella” de la escuela, que no es otro que Ender.

Bean es incluso más inteligente que Ender; pero despierta recelos entre sus maestros, que ya han hecho su elección respecto a quien deberá liderarlos en la batalla contra los “insectors”.

Bean consciente de su situación tratará de adaptarse lo mejor posible y se convertirá en un fiel consejero de Ender, sobre el que sospecha se cierne una responsabilidad demasiado importante.

Si habéis leído la primera novela, como es mi caso, conoceréis mucho de los detalles e incluso el final; pero es un punto de vista diferente y complementario, y que enriquece la original sin desmerecerla. Se consigue un buen equilibrio, pues un personaje con la fuerza de Bean podría “canibalizar” al protagonista.

A mí, personalmente, me ha encantado, pues prefiero este estilo a los otros títulos más filosóficos. He vuelto a recuperar la ilusión en la saga, y tal vez siga con el título en el que me quedé enganchado.

Otro referente para el género.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *