Los Idus de Marzo: Gran thriller político con un Clooney omnipresente

Apr 22

Me gusta el “circo” alrededor de la política americana. Quizás porque no los sufro, o al menos tan directamente como a los políticos nacionales, que, salvo contadas excepciones me parecen una pandilla de mediocres que no durarían ni dos días en la empresa privada. De hecho, sabéis que en EHA analizamos uno de los referentes más conocidos de la tele en los últimos años “El Ala Oeste” (Ver links, aquí y aquí)

Pero no, hoy no es el día de hablar de política, aunque ya hace tiempo que no la tratamos por aquí, y quizás debamos “soltar” un día de estos al amigo “inadaptable” a ver si crea algo de polémica.

Bueno, antes de volver a desviarme sobre el tema vamos a hablar de la peli que da título al post, y que el otro día disfruté en el cine.

Se trata de una propuesta de George Clooney, que en este caso toma un hasta un cuadruple rol: director (firmando una peli con un buen ritmo, algo que se agradece, pues estas pelis si se hacen lentas resultan pesadas/ actor, donde encarna a un personaje con grandes dosis de ambigüedad y cinismo, algo que parece ser es totalmente necesario para triunfar en el mundo de la política. Además, por si no fuera poco, es uno de los firmantes del guion y de los productores de la cinta. ¡Ahí es nada!

httpv://www.youtube.com/watch?v=h7hhGywwpJg&feature=related

Clooney es el Gobernador Mike Morris, un político demócrata –ya se sabe de que pie cojea Hollywood-, que es uno de los finalistas en unas apretadísimas primarias para conseguir la nominación de cara su partido en la Carrera Presidencial. Sin ningún republicano que pueda hacer frente a los candidatos demócratas –aunque la peli vaya de los demócratas se lanzan tantas puyas como pueden al “enemigo”- el ganador de estas primarias tiene casi asegurada la presidencia.

En su equipo de campaña Morris cuenta con Stephen Mayers (Ryan Gosling) que es un joven de gran talento, admirado por sus compañeros y temido por sus adversarios. Morris es el segundo de los asesores, que están liderados por Paul Zara (Philip Seymor Hoffman, con ese look desaliñado y un tanto “espeso”, que tanto le gusta cultivar). Como principal rival de Paul y Stephen se encuentra Tom Duffy, (Paul Giamatti). El rival del gobernador es un Senador, que prácticamente no tiene peso en la historia.

httpv://www.youtube.com/watch?v=5w1jhkhtQa0

Llegados al final de la campaña cada estado es clave, y los diferentes equipos planean sus estrategias, cual partida de ajedrez, en los pocos estados que quedan por decantarse y en los que deben concentrar sus recursos. El perdedor en las primarias en disputa, en el estado de Ohio, tradicionalmente decisivo, por lo menos en presidenciales, lo va a tener muy complicado.

Además, hay un tercer contendiente, el Senador Thompson, que aunque sin posibilidades en la carrera suma los delegados necesarios para decantar la balanza en caso de “ceder” -con un precio eso sí- sus delegados.

En este ambiente frenético las estrategias se recrudecen para aniquilar al rival, llegando incluso a pedir el voto a los republicanos, pues estos en una de esas incongruencias del sistema, pueden votar en las primarias del rival, para aniquilar a aquel que ven con más posibilidades de vencer a su candidato.

httpv://www.youtube.com/watch?v=8XWfxVqAd9A&feature=relmfu

Stephen, que todo sea dicho es un poco “sobrado”: joven, guapo, inteligente, se ve envuelto en una encerrona para desestabilizar su campaña, a la vez que debe enfrentarse a una crisis dentro de sus propias filas, que podría suponer un auténtico desastre, y que acabará por explotarle en sus propias narices (sobre esta no daré detalles para no cargarme el argumento de la política).

Es aquí donde se ve la transformación brutal de un personaje, que hasta entonces sigue siendo bastante idealista (él es incapaz de poner su “genio” al servicio de un candidato en el que no crea) al sentirse acorralado y con grandes posibilidades de quedar fuera de la partida deberá recurrir al juego más sucio para intentar sobrevivir.

¿Cuál es resultado?, pues prefiero no contarlo, mas que nada para no cargarme una película que hará las delicias de los amantes del thriller político, en particular, y que también debería gustar a todos los amantes del cine en general.

Para completar el reparto tenemos a las chicas: Evan Rachel Wood, que interpreta a una becaria (Molly Sterns) en la que Stephen pone sus ojos, y que será algo más que eso y a Marisa Tomei, estupenda “as usual” en un papel secundario, como reportera a la que tanto Stephen como Paul utilizan, y a la que ella también presiona en cuanto puede, en una muestra más, y en la peli hay muchas, que las relaciones personales, o la amistad son una utopía en la jungla en la que se mueven.

httpv://www.youtube.com/watch?v=q-b3pR9M_TM&feature=relmfu

La película es interesante, pues presenta a unos personajes moralmente muy ambiguos, bueno en realidad al final quedan como auténticos amorales, a los que los único que les importa es el triunfo personal, por encima de todo y todos. Es, aunque ya sé que todas las comparaciones son odiosas, como el “Lado Oscuro” del “Ala Oeste”, donde se veía a unos políticos ejemplares.

El personaje de Clooney es, aparentemente, un político ejemplar y con grandes ideas para mejorar su país; pero como todos, tiene un lado oscuro (bastante tópico) por cierto, y que además, acabará renunciando a gran parte de sus ideales para conseguir la victoria.

Stephen también deberá evolucionar hasta tener que “vender su alma”, por ser alguien en un ambiente tan competido.

Y los otros dos asesores “capitanes” de las campañas se muestran como diabólicos y mezquinos, sobre todo Giamatti, que explota perfectamente las debilidades de sus rivales. El, a priori más “listo” Seymur Hoffmar, acaba quedando como un aprendiz frente a los otros.

httpv://www.youtube.com/watch?v=h2qEBMKb8GQ&feature=relmfu

En resumen, pues me vuelvo a extender demasiado, una gran película, con un guión inteligente y deliberadamente ambiguo, que no ha dudado en “cargar” contra los en principio “buenos” demócratas. Aquí, al final, toda la clase política sale bastante vapuleada, lo cual es un punto añadido para ver la peli.

A FAVOR: Guión inteligente, personajes magníficamente tratados.

EN CONTRA: El “desencadenante” es muy tópico

La escena: La confrontación final Gosling-Clooney, en un brillante duelo, en el que los dos, cual tahúres, esconden sus cartas

Valoración: 8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *