Iron Man III: Más Tony Stark, menos Iron Man

May 20

Hoy toca hablar del último “blockbuster”, es decir, peli revienta taquillas, y que no es otra que la tercera entrega de Iron Man.

No lo tenía fácil, pues las dos primeras resultan películas entretenidas, algo que he podido comprobar antes de ver esta peli, pues las cadenas de la tele, aprovecharon el tirón para reprogramar las entregas anteriores, que me tragué, aún con el riesgo de sobredosis, antes de ver esta. Así que con los recuerdos frescos del universo de Tony Stark fui hace unos días al cine –sí, últimamente el tiempo entre los estrenos y la aparición de los posts se va retrasando; pero con el día a día resulta complicado.

Iron Man 3

El resultado final es una peli un poco diferente a sus “hermanas mayores”, en la que vemos mucho Tony Stark, o sea Robert Downey Junior, y menos Iron Man. Puede que este giro tenga que ver con el cambio de director; puede que sea una manera de intentar algo diferente para no caer en la repetición, con el consiguiente efecto de saturación y cansancio; puede que Downey quisiera lucirse, aún más, que en las anteriores, en un personaje que se cree, pues no puede –en mi opinión- estar más hecho a su medida;  o puede que simplemente se quiera incidir en ese aspecto psicológico adicional que siempre se le ha reconocido a los personajes de la Marvel en general, y de Stan Lee en particular. El caso es que el resultado está conseguido, y sin renunciar a la acción, pues hay varias escenas totalmente espectaculares.

httpv://www.youtube.com/watch?v=QZexh06we98

En la peli nos encontramos a un Tony Stark que vive prácticamente recluido en su mansión, habiendo delegado en Pepper, que se ha mudado con él, el día a día de la compañía. La reclusión se debe a una especie de estrés postraumático por su participación con los Vengadores –referencia que si no has visto la peli, puede que quede un tanto inexplicada, aunque imagino que la mayoría del público se habrá tragado –como es mi caso- la mayoría de las pelis tanto de Iron Man, como de sus “hermanos” Marvel.

En su día a día Pepper se encuentra con un antiguo pretendiente, Aldrich Kilian (Guy Pearce) que ha pasado de científico “nerd”,  despreciado por el mismo Stark varios años antes, a empresario de éxito, con una terapia que permite regenerar miembros perdidos; pero que puede ir mucho más allá, y que Pepper, preocupada por sus implicaciones militares rechazará.

httpv://www.youtube.com/watch?v=JiUX-xO3rf4

Al mismo tiempo, surge una nueva amenaza la del “Mandarín” (genial Ben Kingsley en un papel sorprendente), un terrorista que está provocando el caos con unas explosiones a las que nadie encuentra explicación.

Happy (Jon Favreau, que esta vez retoma su personaje, pero sin dirigir la peli) se verá envuelto en una de estos atentados que implican al Mandarín, lo cual levantará la ira de Tony Stark, que reta públicamente al Mandarín. Este reto lo pagará cuando –alerta semi spoiler, pues sale en casi todos los trailers- su mansión sea atacada, lo cual lo dejará en una situación crítica.

Es ahí, cuando vamos a ver más a un Tony Stark, que tendrá que sobrevivir más a base de su propio ingenio y talento, que a la ayuda del famoso traje, que en esta versión ha evolucionado todavía un poco más.

httpv://www.youtube.com/watch?v=9U-xCf82FN0

El villano al que debe hacer frente está escondido –aunque todos en el fondo sospechamos de él- y lo hará mucho más personal, cuando ataque lo más preciado de Tony.

Sin querer dar más pistas, que si no destrozo las películas, la peli está muy equilibrada entre su elemento de acción donde destacan: una escena de infografía muy currada, como en el resto, y en la que se le hace la pelota –previo pago supongo- a Oracle, de hecho su jefazo Larry Ellison sale en otra de las pelis de la saga; la escena de destrucción masiva es también muy espectacular; la tercera a destacar sería una de Iron Man en acción haciendo malabarismos para evitar una tragedia; y por último la escena final, que es en la que más “juguetitos” aparecen, las malas lenguas dicen que para hacer caja con el merchandising. Todas están bien intercaladas y sin abusar compensan la parte más “lenta” y psicológica de la peli, a la que quizá le sobra la historia del “ayudante” de Stark, metida un poco con calzador.

httpv://www.youtube.com/watch?v=bKWvs_yCT6c

Así que visualmente es de sobresaliente, aunque eso era algo esperado, y a nivel de guion-personajes, la parte en la que fallan estas pelis –aunque las de Iron Man menos- también está conseguida. Tony Stark (Downey Junior) aparece más atormentado que gamberro; Pepper (Gwyneth Paltrow, que está tremendamente atractiva), acompaña y nos dará alguna que otra sorpresa; Guy Pearce, muy acorde con el rol megalómano que le toca; Ben Kingsley, simplemente genial, y parece encantado con el “caramelo” que le ha tocado; y por último Don Cheadle, pues poco puede hacer, más que de escudero de Stark cuando lo necesita, pero cumple.

A mí me ha gustado bastante, y deja la puerta abierta a más aventuras de Stark, que si son como estas no tendré ningún problema en seguir viendo.

Sobre el debate de si es “canónica” con el universo de los comics, pues como no lo conozco prácticamente no voy a opinar. Para eso le lanzo el guante a Dani, que es el auténtico experto en los comics. Socio, ¿Te animas?

A FAVOR: visualmente espectacular, equilibrio entre acción, parte psicológica

EN CONTRA: la historia con el niño

La escena: el ataque a la mansión Stark

Valoración:8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *