Rush: La historia de una rivalidad

Oct 09

Creo que en más de una ocasión he comentado por aquí de mi afición por la F1 -por lo menos en el post que le dedicamos a la película de Senna, o en el comentario sobre este entretenido libro– de ahí que tuviera cierto interés en la historia que nos contaba Rush, sobre una de las temporadas más interesantes que se recuerdan, la del 76.

Un espectáculo como el de la F1 es ya de por sí bastante cinematográfico y presenta bastantes oportunidades para llevar a la pantalla grande. En este caso la elección del tema parece bastante acertada y la elección del director, Ron Howard (Apollo 13, Una Mente Maravillosa…) también. Además, si el motor central de la historia es una rivalidad entre dos personalidades tan diferentes como atractivas es muy difícil fallar, a pesar de que, a poco que sepas un poco del tema sepas como va a acabar.

Estos dos personajes son Nikki Lauda (Daniel Brühl) y James Hunt (Chris Hemsworth)

Rush

Nikki Lauda es bastante conocido para el gran público, sobre todo por su aspecto, fruto de un accidente que casi le cuesta la vida –cuyas cicatrices son todavía visibles más de 35 años después- y que ocurre en la temporada en la que se centra la película.  Lauda se nos presenta como un tipo frío, calculador, con un gran dominio técnico y sin que le importe que la gente lo considere como un auténtico cabrón. Es una especie de “rara avis” en un mundo en el que parece que los pilotos no se planteen demasiado el riesgo que corren, y estamos hablando de una época en la que no era nada raro que hubiera un par de accidentes mortales al año.

httpv://www.youtube.com/watch?v=3kbcFSVlRhg

httpv://www.youtube.com/watch?v=m3OXwvQ5H1E

James Hunt, sin embargo, es más desconocido, entre otras cosas porque su carreta no fue tan brillante como la de Lauda, y además murió, relativamente joven, hace ya 20 años. Para los fans de la F1 sí que es más conocido. En oposición a Lauda Hunt se fía más de su talento y es un vividor, simpático, encantador, mujeriego, que cae bien a todo el mundo y que se fía sobre todo de su instinto. Además, parece estar dispuesto a correr cualquier tipo de riesgo, aunque esto le suponga un accidente mortal. Si queréis un punto de vista diferente sobre el personaje leed este post, del mismo autor que el libro historias de la F1

La película se centra en la temporada del 76, temporada en la que Lauda y Hunt pelearán por el campeonato; pero nos muestra también los orígenes de ambos pilotos, y como desde muy pronto en sus carreras son ya rivales en la pista. En una entrevista he oído decir a Lauda que es bastante precisa históricamente, aunque por lo que he leído no acabo de estar muy de acuerdo, sobre todo con los orígenes, pues parece ser que no llegaron a competir tan de cerca, o al menos eran más cercanos fuera de la pista de lo que da a entender, ya que incluso llegaron a compartir piso al inicio de sus carreras; pero ya sabes lo que suele decir: no dejes que la realidad estropee la ficción.

httpv://www.youtube.com/watch?v=QKAr42gxjhM

httpv://www.youtube.com/watch?v=cmiu-pn_gaI

Así que quitando esas “licencias” de hacerlos enemigos –supongo que es más difícil explicar únicamente una rivalidad deportiva- que una historia de confrontación, en la que la amistad se gana después de mucho tiempo, la película es bastante espectacular, y la historia de la temporada transcurre con fluidez con la vida de ambos fuera de los circuitos, la de Hunt realmente mucho más llamativa, con matrimonio incluido con una de las grandes Top Models de la época, que lo acabará abandonando por un actor (Richard Burton, creo), frente a un Lauda centrado única y exclusivamente en el campeonato, y en su recuperación, una vez que ha sufrido el accidente.

Las escenas de los coches están bastante conseguidas y nos muestran una época muy diferente a la actual. Realmente da miedo ver como se podían meter en esos cacharros, que en caso de impacto -las velocidades punta eran parecidas a las de ahora- no ofrecían prácticamente ninguna garantía. En contraposición, la idea que se te queda es que el factor humano –las manos- contaban algo más que ahora, en las que predomina bastante más el factor tecnológico (iba a decir mecánico, pero mas que eso es la aerodinámica y la electrónica la gran protagonista en estos momentos).

De todas maneras, es una historia lo suficientemente universal como para que guste a todos los públicos, aunque no se sea un gran fan de las carreras.

httpv://www.youtube.com/watch?v=H5VcofXqn7Y

httpv://www.youtube.com/watch?v=Ix14j62H_pw

Los protagonistas dan credibilidad a la historia, y eso que no podemos apreciar el esfuerzo de Daniel Brühl por hablar como Lauda –aquí para variar se lo ha puesto con un acento un poco raro y punto-, y que incluso le ha llevado a llevar unos dientes postizos para resultar más parecido a Lauda.

Además del montaje espectacular la banda sonora, que a mí me pareció maravillosa, ayuda mucho en los momentos claves de la película.

En definitiva, una película entretenida, bien llevada y lo suficientemente atractiva, por el argumento de fondo como para gustar no sólo a los “frikis” de la F1, sino a todos los públicos.

httpv://www.youtube.com/watch?v=O0O7viDuNZ4

httpv://www.youtube.com/watch?v=wqtA0rnqssQ

httpv://www.youtube.com/watch?v=HwDj-9-BVBM

A FAVOR: Espectacularidad, historia bien contada

EN CONTRA: al ser conocida no hay elemento sorpresa

La escena: el accidente de Lauda, la carrera final

Valoración:  7,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *