Shameless: Familia disfuncional y supervivientes

Oct 21

Imaginad la siguiente situación familiar: un padre “borrachuzo”, por no decir alcohólico crónico, cuya única finalidad es conseguir dinero para seguir bebiendo. La madre no es mucho mejor, pues abandona seis niños, incluido un bebé de pocos meses para emparejarse con una camionera lesbiana. Esto deja como cabeza de familia a una hija de escasos veinte años, que debe apoyarse en sus hermanos de 16 y 14 para cuidar del resto de sus hermanos: una niña de diez, un niño de ocho y el bebé, de pocos meses, que curiosamente es mulato.

Con ingredientes menos propicios que estos gente como Ken Loach ha cocinado auténticos dramas sociales, ¿Verdad?, pues en este caso no. Shameless no es el dramón que podría ser. Es más una dramedia, con importantes dosis de humor –bastante negro eso sí que hay que reconocerlo- pero en la que los Gallagher, que así se llama la familia son auténticos supervivientes.

shameless

A esta serie llegué de una manera poco habitual, pues supongo que hace tres años, cuando empezó a emitirse, se escapó del “radar”, así que este verano, por casualidad, la encontré una noche en una cadena de tele, la FDF me parece. Como tenía buena pinta la descargué y no tardé en tragarme sus tres temporadas –es una serie de las de doce episodios por temporada- y ahora espero el estreno de la cuarta, que está prevista para enero (hasta ahora compartía cadena y día de emisión con una de nuestras favoritas, Californication, aunque parece que esta temporada, en principio no va a ser así).

Para empezar los títulos de crédito, que ya nos dan una idea del tipo de serie, gamberra y un tanto desenfadada.

httpv://www.youtube.com/watch?v=ciFzoaZS7T8

El reparto es coral, aunque está encabezado por William H Macy (Frank Gallagher) que consigue –apoyado en un sólido guion, todo hay que decirlo- lo imposible: que un personaje que debería ser despreciable como Frank -que no es que sólo pase completamente de sus hijos, es que es un problema añadido, pues puede hacer lindezas del estilo de robarles lo que pueda o endeudarlos todavía más en una apuesta estúpida en la que unos mafiosos se quedan con el bebé como garantía- no nos provoque un desprecio absoluto e instantáneo. Al final cae hasta bien e incluso en contadas ocasiones demuestra que detrás de todo ese egoísmo hay incluso un padre que, a su manera, hasta se preocupa de sus hijos.

Los hijos son: Fionna (Emmy Rossum). Es la mayor, la más responsable, y la que ejerce de madre de todos, en ausencia de la real. Se ve obligada a dejar el instituto cuando su madre los abandona y subsiste a base de trabajos mal pagados. En la primera temporada conoce a Steve (Justin Chatwick), que será, más o menos, su pareja. Steve es de buena familia, aunque vive de espaldas a ellos, rebelándose como un delincuente de guante blanco. Cuando puede intenta ayudar, aunque Fionna es demasiado orgullosa para aceptarlo.

httpv://www.youtube.com/watch?v=uzznfBbbMVc

Los hermanos mayores de Fionna son Lip (Jeremy Allen White) e Ian (Cameron Monaghan) Lip es el genio de la familia, inteligencia que utiliza entre otras cosas para cobrar por hacer exámenes o ingeniar maneras de hacerse con algo de dinero extra. Se siente presionado, pues sabe de su potencial, que se niega a utilizar, no se sabe muy bien si por miedo al fracaso o porque teme ser “exprimido” en cuanto triunfe. Al igual que Fionna es un adolescente con responsabilidades de adulto, siendo su principal apoyo, aunque suelen chocar. Ian también colabora. Al contrario de Lip sí que tiene claro su futuro, quiere ser militar. Gay, aunque sólo unos pocos lo saben, no deja de tener relaciones problemáticas, con hombres casados o la más curiosa con el gallito de su barrio (es un barrio casi marginal) que es un delincuente en potencia y aparentemente homófobo.

httpv://www.youtube.com/watch?v=7G4Y0VJ_84k

Debbie (Emma Kenney) es una especie de Mini Fionna. Es una niña que no está teniendo infancia y ayuda en todo lo que puede. En la última temporada es una preadolescente con toda la carga de traumas en potencia que eso conlleva. Después de ella viene Carl (Ethan Cutkoski), que es un niño con ideas un tanto peligrosas que hay que vigilar de cerca (sus hermanos temen que un día acabará quemando algo, o a alguien). El hermano pequeño es Liam, un bebé de pocos meses, y que inexplicablemente resulta ser de Frank (es un niño mulato de padres blancos).

httpv://www.youtube.com/watch?v=kHrZse1J4mQ

Completan el reparto una vecina agorafóbica (la enorme Joan Cusack) que nos deleita con su repertorio de muecas. Frank intentará aprovecharse de ella, para acabar descubriendo un lado algo oscura e inesperado en un ama de casa. Su hija adolecente Karen (Laura Wiggins), una adolescente bastante problemática, será una fuente inestabilidad para Lip. Por último Veronica (Shanola Hampton) y Kevin (Steve Howey) son los vecinos de los Gallagher, una pareja interracial que intenta ayudar a Fionna siempre que pueden.

httpv://www.youtube.com/watch?v=yUNllG2SmFo

A mí me parece una serie bastante equilibrada con un guion muy bueno que consigue sacar humor de situaciones bastante críticas, lo cual es siempre un poco más complicado y apoyada en un reparto muy eficiente, como he dicho lo de William H. Macy es de nota. De hecho ya la tengo añadida a la lista de series en seguimiento, y a partir de enero seguiré con ella, con cierta intriga, pues el cierre de esta tercera temporada nos ha dejado a los personajes con bastante más incertidumbre que en temporadas anteriores.

httpv://www.youtube.com/watch?v=dA_EqM0okx0

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *