Sherlock (T3): En estado de gracia

Jan 23

Sherlock ha vuelto con fuerza, después de una prolongada ausencia de dos años (en gran parte debido a la cargadísima agenda de sus protagonistas, que entre otras cosas se han dedicado al Hobbit –sobre la que puedes leer, aquí, o aquí, vamos a aprovechar para la autopubli- en la que Martin Freeman (Watson) es Bilbo y Benedict Cumberbatch (Sherlock) es el actor en el que se han basado para crear al dragón Smaug), pero podemos decir, sin lugar a dudas que la espera ha valido la pena.

Esta serie de la que comentamos su primera y segunda temporadas, a las que poníamos muy bien, siendo –en mi opinión- y sin ninguna duda una de las mejores series que nos vienen de UK, que ha acertado plenamente al “modernizar” a uno de los personajes más icónicos de la literatura.

sherlock 3

La tercera temporada ha seguido la misma estructura que las otras dos, es decir, tres episodios de una hora y media de duración, que viene a ser como si cada caso fuera una película, por lo que ya llevaríamos hasta 9, todas de un nivel muy bueno y casi sin altibajos.

Es el momento de introducir un ligero spoiler, que creo necesario, por lo que si no has visto la temporada 2 no deberías leer esto, aunque poca sorpresa hay.

La temporada 2 se cerraba con un Watson tremendamente deprimido por la muerte de Sherlock, aunque ya se nos daba a entender que esta no había ocurrido, o a ver como cojones se seguía si no la serie.

Esto lo aprovechó la BBC para lanzar una campaña de promoción, que incluía el siguiente vídeo en el que se empezaba a especular en que Sherlock podría haber sobrevivido. Además, por lo que he leído la campaña incluyó un coche fúnebre –sí, algo macabro- por las calles de Londres con el lema “is alive”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=pak-MQcvbs0

Así empieza el primer episodio en el que dos años después –justo el mismo tiempo que ha transcurrido en la realidad- de la “muerte” de Sherlock vemos a un Watson bastante deprimido, que echa de menos a su compañero. Aún así las cosas le van bien: tiene un nuevo trabajo y sobre todo va a comprometerse –se vuelve a jugar con el tabú de la homosexualidad de los dos- cuando algunos se sorprenden de que sea con una mujer.

Sherlock reaparecerá (además se ha demostrado que era inocente de todo lo que se le acusaba) para ayudar al Gobierno (encarnado por su hermano Mycroft) a desmantelar un complot terrorista, que amenaza la esencia de la misma democracia.

httpv://www.youtube.com/watch?v=SkVXC2Ioego

Es un episodio del que no contaré nada más, aunque tiene auténtica tensión, mezclada con momentos de comedia pura, algo que es muy difícil, pero que se ha conseguido a lo largo de la temporada. Se recurre a la auto parodia en algunos momentos, pero encajada de una manera más que notable. También resulta entrenidas, y aquí enlazan con el mini episodio previo, las diferentes hipótesis sobre como pudo Sherlock sobrevivir.

En el segundo episodio, narrativamente el más original, asistimos a una boda, en la que Sherlock será protagonista, pues ha de tener un papel bastante más principal de lo que acostumbra (recordemos que por definición es bastante asocial). Se nos presenta al personaje en todo su esplendor: con todo lo desagradable que puede llegar a ser para al momento demostrar que también tiene un “corazón”, llegando a provocar el asombro de todo el mundo. Además, durante todo el proceso de la boda aprovechará para resolver un caso que era de los pocos en los que había sido incapaz de resolver, lo cual es algo mortificante para él.

httpv://www.youtube.com/watch?v=9UcR9iKArd0

El tercer episodio tiene, al igual que en otras temporadas al “villano” de la temporada. Al fin y al cabo Sherlock brilla más cuando tiene un rival a la altura de su intelecto.

En este caso es Charles Augustus Magnussen (Lars Mikkelsen) un personaje en el que, no dejo de ver a una especie de Rupert Murdoch en criminal y me explico: Magnussen es un editor de periódicos, extranjero temido por todo el mundo, hasta el mismísimo Sherlock por la gran cantidad de secretos que guarda (en su mansión, de diseño espectacular) y que pueden comprometer a cualquiera que tenga una mínima relevancia. Magnussen se nos muestra como un tipo con una especie de “Google glass” en las que le aparecen todos los defectos de la persona que tiene delante para que los pueda explotar (Sherlock lo llama “El Napoleón del Chantaje”).

appledore

Sherlock muestra aquí una faceta bastante vulnerable, en un final que volverá, y son ya dos temporadas, a llevarlo hasta el límite, aunque a la vez sirve para demostrarnos sus verdaderos valores, que son, evidentemente, más “nobles” de lo que se suele hacer ver.

Como no quiero desvelar demasiados detalles más, voy a terminar dando alguna que otra pincelada.

Unacuriosidad, Mary Morstan (Amanda Abbington) que encarna a la pareja de Watson lo es también en la vida real.

Visualmente la serie sigue siendo de sobresaliente, no sólo por la fotografía sino por todo el aparato infográfico que lleva con ella. Creo que en ese sentido es la más vanguardista de todas las series.

httpv://www.youtube.com/watch?v=nXjVyhaoH_4

La serie, menos mal, va a tener una cuarta temporada, cuyos guiones están siendo ya escritos, aunque depende bastante de la agenda de los protagonistas, que por lo visto está llena de compromisos.

La esperaremos con ansia.

A FAVOR: Ritmo, historias, personajes, fotografía…

EN CONTRA: cambiaría algún minuto menos en cada episodio por tener un par más por temporada

Valoración: 9

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *