House of Cards T II: El plan maestro de Underwood a toda máquina

Feb 25

Hace algo menos de un año esta serie llamó simultáneamente mi atención y la de Dani, y ya estuvimos hablando de ella -os he dejado puestos los links- largo y tendido.

Además, durante el verano también buceé un poco en la “versión original”, o al menos en la serie británica, de hace unos veinte años en la que se basaba, y que por si queréis ver también os dejo: “House of Cards” (T1), “To Play the King” (T2) y “The Final Cut” (T3), por lo que tengo también elementos de comparación entre ellas.

house of cards net seas 2

Una vez acabado el proceso de auto promoción, que al fin y al cabo aunque de esto no saquemos beneficio económico sí que nos gusta ver el número de visitas, y que el tiempo que dedicamos a esto le sirva a alguien vamos a centrarnos en la segunda temporada.

Ya comentamos que esta serie es peculiar en su forma de distribuirse, pues Netflix, la cadena que la produce es un proveedor de servicios de streaming que ha utilizado una estrategia de emisión diferente, que consiste en “liberar” toda la temporada, que recordemos son 13 episodios, a la vez a discreción de los fans en plan: “Ahí está, y si tenéis huevos os la racionáis”, en mi caso he de reconocer que me ha durado una semana escasa, concentrada básicamente en un fin de semana en el que me habré visto más de la mitad. En ese sentido no he tenido mucho control, pero es que sigue teniendo mucho nivel.

httpv://www.youtube.com/watch?v=1lc6QzxTeZM

Reconozco que es algo que puede cansar si no eres muy fan, pues es una serie que, a pesar del ritmo, resulta densa y tienes que estar versado un poco en el sistema político de los USA. En mi caso, y después de “The West Wing” y numerosas pelis, creo que lo domino lo suficiente como para no encontrarme demasiado perdido, por lo que me he lanzado a tumba abierta disfrutando cada uno de los episodios. Qué me he quedado ya sin ella un año enterito, pues sí, pero entre un año y nueve o diez meses, que es el tiempo que pasa en un “patrón de episodio por semana” tampoco hay tanta diferencia y la sensación es más intensa.

Asumo que si habéis llegado hasta aquí por lo menos las líneas generales de la serie las sabréis, por lo que me ahorraré todo lo referente a la T1, si no el post sería todavía más largo y si tenéis alguna duda ya he dejado los links.

Frank, una vez ejecutada la primera fase del plan, y con muy pocos cabos sueltos, de los que encima es consciente, aterriza en “La Casa Blanca”, y como vicepresidente está ya un único paso del gran premio (todos sabemos que es lo que ambiciona).

httpv://www.youtube.com/watch?v=gBabKoHSErI

Para ello ha de ganarse la confianza del Presidente Walker, que se nos presenta como un hombre honrado (quizás el político más honrado de toda la serie, y ahí no sé si es por conveniencia para contraponerlo a Frank y el resto de la jauría, o porque la figura del Presidente es demasiado emblemática para los americanos que no se han atrevido con ella. Vistos algunos de los casos recientes en la realiad, me inclino a pesar por lo primero).

No lo tendrá fácil pues desde el primer momento sabe que tiene un enemigo poderosísimo, a la altura del talento para la manipulación de Frank, en Raymond Tusk (Gerrald McRaney, que si os suena, a todos los que tengáis más de 30 por supuesto,  es porque era el protagonista de una comedia de finales de los 80 “Papá Comandante”). Tusk ha sido siempre el mayor consejero de Walker, y quiere sacar rédito de ello. Empresario de éxito, multimillonario, necesita apoyo y quiere medrar como el que más. Como máximo consejero, en la sombra, del presidente quiere mantener este estatus y que Frank lo apoye, pues al fin y al cabo él tuvo su influencia en la decisión de su nombramiento.

Frank, por supuesto, no está dispuesto a dejar que un “simple empresario” por mucha pasta que tenga dicte su agenda, por lo que el enfrentamiento se hace inevitable y es el tema recurrente de esta temporada. Ambos bandos son poderosos, y cuentan con poderosos aliados. Tusk cuenta con Remy Danton, el antiguo director de comunicación y ahora poderoso “Lobbista” que –previo pago of course- pone su talento a disposición de quien haga falta.

httpv://www.youtube.com/watch?v=jFhJjCmYi1M

La guerra en un momento dado será “sucia” y despiadada, recurriendo a lo que haga falta para dañar al enemigo. Frank sabe que el punto débil de su enemigo es el económico, por lo que hará todo lo posible por impedir sus negocios o buscar que los aliados de Trusk lo traicionen, pues al fin y al cabo piensa que todo puede ser comprado. Trusk sabe que a Frank solo se le puede hacer daño atacando su prestigio e imagen pública, aunque tenga que recurrir a lo personal.

La batalla será intensa, tanto que empequeñece otras tramas, como los puntos débiles de Frank de la temporada anterior, que le dan problemas, pero mucho menos que Trusk.

Mientras tanto, el Presidente ni sospecha lo que se le viene encima, pues desconoce que su “amigo” –a pesar de las dudas iniciales Frank se lo gana- es un lobo que se dispone a devorarlo en cuanto pueda.

Todo sigue estando encajado con maestría. El castillo de naipes de Frank se construye con la misma paciencia que él dedica a su maqueta, perfecta metáfora de su paciencia, y conforme va creciendo vemos como puede acabar cayendo al menor movimiento en falso.

httpv://www.youtube.com/watch?v=9Oom5mckFK0

Spacey sigue estando soberbio, y creo que un poco menos sobreactuado que la temporada anterior. Me da la impresión que los diálogos a cámara, tan característicos de la serie –y de su “hermana mayor”- se han reducido un poco esta temporada. De hecho, hasta el mismo Spacey se cachondea, pues en el primer episodio no hace ninguno al final con un “Me echabais de menos” y Robin Wright sigue estando a la altura de él.

El “matrimonio” forma una pareja letal y perfectamente compenetrada, que “caza junta”, y si no esperad a una escena de los últimos episodios, un tanto excesiva para mi gusto, pero representativa de su relación.

Si lo suyo es amor o una relación mercantil o una mezcla totalmente demencial de los dos, aunque perfectamente equilibrada, de ambas es lo de menos, pero es una pasada verlos actuar compenetrados y absolutamente determinados en un fin común. En esta temporada ella ha estado más expuesta, al ser un blanco más fácil, y parece ser que más cerca del “arrepentimiento”. Si esto ha sido algo que puede dejar huella o solo un momento de debilidad es algo que deberemos esperar un año para ver.

httpv://www.youtube.com/watch?v=6V63rSPLsrQ

Yo de vosotros, y más conociendo el final de la serie inglesa, que no, no desvelaré aquí, estaría en guardia el año que viene, pues creo que todavía nos espera más de una sorpresa.

Y si podemos pedir, que no sea el último.

A FAVOR: guion, personajes, interpretaciones, desarrollo de historia

EN CONTRA: la subtrama de Stamper, Jefe de Gabinete de Frank.

Valoración: 8,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *