Blue Bloods (T1-T3): Familia al servicio de la Ley

Mar 04

Si pienso en mis primeros recuerdos de series –con independencia de Verano Azul, que supongo que será la que primero viene a la cabeza de los que como yo nacieron en la segunda mitad de los 70- hay dos o tres títulos que me vienen a la cabeza: “La Ley de los Ángeles”, “Canción Triste de Hill Street”.o “Luz de Luna”. No es que esté hoy especialmente nostálgico y me haya dado por recordar. No. Es que no hace demasiado pensaba que con estos precedentes hasta hace poco no he tenido series “procedimentales”de referencia, es decir, con casos que se abren y cierran en cada episodio, con independencia de la línea argumental general de los personajes de abogados o policías, que son dos de las profesiones que mejor encajan con ese enfoque.

blue bloods

La “deuda” con los abogados la resolví el año pasado con “The Good Wife”, a la que ya hemos dedicado algún que otro post, mientras que la de los policías la he resuelto con la que hoy os traigo, Blue Bloods, de la que en poco tiempo me he visto las tres temporadas anteriores y ahora ya estoy al día con ella, a mitad de su cuarta temporada.

httpv://www.youtube.com/watch?v=qR54ghcg-UQ

La serie tiene un reparto relativamente sólido encabezado por Tom Selleck, que es Frank Reagan, el Comisionado (es decir responsable máximo) de la Policía de Nueva York. Los Reagan tienen una gran tradición en la Policía de Nueva York, pues el abuelo de Frank ya sirvió en el cuerpo y su padre Henry (Len Cariou) que ahora vive ya retirado fue también Comisionado. Para seguir la tradición sus dos hijos Danny (Donnie Wahlberg, el hermano de Mark, antigua estrella “teen”, como miembro de los NKOTB, y según las malas lenguas el personaje real en el que se inspira Johnny Drama de Entourage, serie inspirada en las andanzas de Whalberg antes de triunfar en Hollywood), que es Inspector de Homicidios y Jamie (Will Estes) que es un poli de calle, pues después de graduarse en Harvard como abogado, decide que lo suyo es ser policía (influenciado también por el hecho de que otro hermano policía es asesinado, hecho que se nombra pero no vemos en la serie). Completa la “camada” de hijos de Frank, Erin (la bella Bridget Moynahan, que como pasa el tiempo aquí ya hace de madre de una hija adolescente) que no es poli, pero casi, pues es Fiscal en Manhattan, por lo que sigue la tradición de Servicio Público, lidiando con los “malos”.

Selleck se luce en un papel que le viene perfecto. Es un buen poli, reflexivo, prudente, pero con la ideas bien claras. Una persona honesta que no se deja llevar por los “políticamente correcto” y que siempre está dispuesto a luchar por los suyos, pese a muchas protestas o presiones que reciba de los “poderosos”, como el Alcalde de la ciudad. Se plantean temas de actualidad, como el de la brutalidad policial, o la discriminación respecto a la raza, a los que suele aportar un toque sensato. El papelón que tiene es considerable, pero parece cargar bien con el peso de la responsabilidad, apoyado en una expresión mezcla de melancolía y responsabilidad.

Es extremadamente justo, hasta el punto de que cualquier tema que involucra a sus hijos, algo bastante habitual por otra parte- es tratado sin ninguna muestra de favoritismo.

httpv://www.youtube.com/watch?v=2RwlD0olKLE

Danny, sin embargo, es un poli mucho más instintivo, con tendencia a meterse en líos pese a lo buen profesional que es. Es práctico y a veces demasiado expeditivo. Sus broncas, por los métodos utilizados con su hermana son épicas, pues para él la distinción entre buenos y malos es mucho más clara que lo que las leyes señalan. Jaimie se encuentra normalmente entre los dos. Como abogado entiende a su hermana, pero conforme pasa más tiempo en la calle ve que las realidad es un poco más complicada que la teoría.

La mayoría de las broncas suelen surgir en torno a la mesa que –como buenos católicos descendientes de irlandeses- comparten los domingos después de misa. En ese sentido sería, como bien me comentaron –gracias Bea, voy a aprovecharme de tu frase- una especie de “Cinco Hermanos”, -o mejor “Brothers and Sisters”, que ya sabéis que para eso aquí somos un poco snobs- pero con menos alcohol y más acción, aunque la base de la familia unida, pese a todo, es la misma.

httpv://www.youtube.com/watch?v=T2IeGxdwWuU

Completan la tertulia familiar la mujer de Danny, Linda, y sus dos hijos –de unos diez o doce años-, así como Nicky la hija adolescente, de Erin.

La serie, con una producción bastante cuidada, está bien planteada, los personajes bastante currados y aunque no vemos una Nueva York deslumbrante, la actividad policial no suele tener lugar en sitios glamurosos, sí que vemos buenas perspectivas –generalmente aéreas y al principio de cada episodio- de la ciudad.

httpv://www.youtube.com/watch?v=gtHXcQsEASc

La estructura del procedimental ya sabemos que tiene algún defecto, como que los casos se abran y se cierren en cada episodio, lo que deja con poco margen para su desarrollo, que suele depender –y ahí está para mí el único defecto, si es que hay que buscarle alguno- de la serie: que muchos casos se resuelvan de una forma casi milagrosa. Además, casi todos los casos interesantes acaban cayendo siempre en manos de los hermanos Reagan, que suponen más de un problema muchas veces para su padre.

En las dos primeras temporadas hay un intento de crear una trama de largo recorrido, aunque queda demasiado difuminada, tanto que por un error en la numeración de los episodios que tenía intercambié un episodio de la temporada III en uno de la II y hasta varios después, en el que se hacía referencia a un hecho de esa trama, no me di cuenta. De todas maneras, esa tendencia ha disminuido en la tercera y la cuarta, en la que si existe desde luego pasa bastante desapercibido.

Los críticos, imagino, que también se quejarán de que tiene una visión en la que se permite demasiado a los policías, y que llega a justificar el uso de la fuerza o herramientas de control (tipo cámaras de vigilancia o cacheos injustificados) algo que parece levantar cierto debate social en los USA, poniéndose del lado de los polis. A mí, en particular, no me molesta, al menos en la ficción que queda bien.

httpv://www.youtube.com/watch?v=2QQCtDr4H1Y

A FAVOR: ambientación, personajes, Nueva York

EN CONTRA: casos que se resuelven de una forma un tanto increíble

Valoración: 8 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *