El Estafador (John Grisham)

Mar 18

Fiel a una cita bastante regular –al menos una vez al año, que suele ser el ritmo al que publica- hoy traemos otra novela de John Grisham, del que ya hemos comentado varias anteriores: Siete Vidas, Los Litigantes, La Confesión.

En esta ocasión la trama no es tan legal como en otras ocasiones, aunque dado lo intricado del sistema legal en EEUU, y para que vamos a engañarnos, que “La cabra acaba tirando al monte” también acaba teniendo una presencia.

El protagonista de la historia es Malcolm Banister, un abogado negro que se encuentra cumpliendo una condena de diez años en una cárcel federal por encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado. Malcolm, que era un abogado de una pequeña población sin más complicaciones intermedia en la compra de una propiedad, que es para un lobista famoso de Washington. Este es implicado en un proceso RICO –los que estéis acostumbrados a las series con organizaciones criminales como Los Soprano o Sons of Anarchy, o a las películas de mafiosos sabréis que es la Ley que utilizan el FBI para perseguir estas organizaciones- por el que es condenado, a pesar de que su implicación es más que tangencial, a mayor gloria de un fiscal ambicioso.

el estafador

Malcolm ha cumplido la mitad de su condena cuando aprovecha cierta información que posee para que su vida pueda dar un giro, ya que un Juez Federal es brutalmente asesinado y el FBI no tiene ninguna sospecha sobre quien puede ser el culpable.

Malcolm dice conocer exactamente al asesino, por lo que aprovechará esta situación para cambiarla a cambio de su libertad, en su tiempo de reclusión se ha convertido en un experto en derecho penitenciario y sabe que el sistema permite este tipo de tratos.

Al ser el culpable un criminal con contactos una de las condiciones será la de entrar en el programa de protección de testigos, con nueva identidad y cambio de aspecto incluido.

Creeréis que me estoy extendiendo demasiado en la explicación, y que me he cargado la novela, ¿No?, pues este es el inicio, y menos de la mitad de la historia (de unas 400 páginas en este caso)

A partir de aquí es cuando empieza la parte sorprendente de la novela, que a ritmo de thriller nos va a deparar más de una sorpresa, que evidentemente sí que no voy a desvelar.

Malcolm se nos va a desvelar como uno de los personajes que en diversas manifestaciones Grisham nos ha presentado a lo largo de los años: gente muy inteligente, con un plan perfectamente diseñado y una ejecución que va varios pasos por delante de sus “perseguidores”.

Las fuerzas del orden, en este caso el FBI, tampoco salen –y esto ya viene siendo habitual- muy bien paradas en este caso. Con los años Grisham cada vez muestra una actitud, que no es anti sistema, pero sí de crítica a lo que podría llamarse una “instrumentalización de la justicia”, es decir, una perversión del sistema por los que están dentro de él, que lo último que buscan es la justicia en su estado puro, donde lo importante es la inocencia o culpabilidad, sino conseguir sus fines personales sin importancia del que está al otro lado.

En este caso Malcolm será capaz de poner en jaque al todopoderoso FBI, que no tiene ni idea de por dónde le vienen.

En resumen, una novela entretenida –que es lo que suelo pedir yo a estos libros y que se puede leer en un fin de semana, en el que la agenda no esté demasiado apretada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One comment

  1. JIB /

    Joder que envida… en un fin de semana.

    Mas de un mes completo llevo yo con un libro y voy por la pagina 300…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *