La Lista (Frederick Forsyth)

May 04

Hace pocos días os trajimos la última novela de espías de John Le Carre. Hoy le toca el turno a otro de los maestros del género, y en mis preferencias personales por encima de Le Carre: Frederick Forsyth, del que hemos comentado ya alguna de sus obras (Cobra, La Alternativa del Diablo, Chacal)

Forsyth desde hace un tiempo se enfrenta al problema surgido tras la caída del Telón de Acero, y por lo tanto desde que no existe una polarización tan clara de los buenos (occidente, con los USA a la cabeza) contra los malos (el bloque comunista con Rusia a la cabeza). Sí, sé que es una simplificación, pero es como se estructuró el género durante tres o cuatro décadas.

Así que en esta ocasión se ha buscado al enemigo recurrente de la última década: El Terrorismo Islámico.

la lista

Tras una serie de atentados suicidas llevados a cabo por personas perfectamente integradas en la sociedad occidental y que se descubre que han abrazado el “Yihaidismo” después de ver sermones online de un nuevo terrorista al que se llama “El Predicador”.

El gobierno americano decide tomar cartas en el asunto, con su política de hechos consumados y decide “condenar a muerte” al Predicador. Para ello firma una orden ejecutiva para la aniquilación del Predicador.

La asignación recae en una organización poco conocida que cuenta entre sus miembros con “El Rastreador”, un militar, especialista en localizar, y si se requiere, eliminar a este tipo de enemigos.

Sí, sé que el argumento para muchos suena a injusto, filofascista o cualquier adjetivo parecido. Pero imagino que los que lo piensen no serán fans de Forsyth. A mí, personalmente no me incomoda. Me entretiene como novela y como concepto teórico estoy a favor de que se elimine a terroristas con sangre probada en sus manos, por acción o incitación.

Hecho el inciso seguimos con el libro.

El Rastreador tiene muy claro que a pesar de los ingentes métodos con los que cuenta, NSA incluida a su disposición es mejor ir por libre, así que contactará con un hacker para que lo apoye y pueda seguir la pista del “Predicador”, un tipo verdaderamente precavido y escurridizo.

El proceso, en el que se explica de una manera muy descriptiva y nada farragosa todas las posibilidades de la tecnología actual, y como esta a veces necesita de los “métodos tradicionales” cuando se trata de lidiar con el terrorismo islámico, que sabe que “El Gran Hermano” tiene ojos y oídos en todas partes, los llevará a ponerle un rostro y posteriormente una localización al Predicador.

La trama está bien construida, y como en otros libros de Forsyth existe una subtrama que en principio parece innecesaria, pero que después acaba encajando perfectamente en la principal.

A mí, personalmente, es un libro que me ha gustado, aunque reconozco que soy fan del género y del autor, y que no es un libro para “todos los públicos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One comment

  1. Carlos Martel /

    Buenos días,

    Siguiendo vuestra recomendación leí la “Alternativa del Diablo” y me encantó. Pienso leer”La Lista”….
    No se si habéis comentado Zero Dark Thirty pero me pareció que es muy del estilo.

    Salú!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *