Hannibal (T2): El Juego del Gato y el Ratón

Jun 09

Hannibal fue, al menos para mí, una de las sorpresas más agradables de la temporada pasada, por lo que agradecí enormemente su renovación “in extremis” para una segunda temporada que, vista la primera, prometía muchísimo. El resultado, no ha defraudado en absoluto.

Esta temporada partía con bastante ganado, pues ya conocíamos tanto los personajes como ese estilo narrativo tan propio, y a la vez tan agobiante en muchas ocasiones. He de decir que si tuviera que ponerle un pero a la serie sería ese: las imágenes oníricas de las que creo que se abusa. Las “visiones” de Will pueden resultar un tanto cargantes y se podrían rebajar, aunque he de admitir que el equilibro es complicado y puede que este tipo de imágenes contribuyen a darle personalidad y a hacerla una serie tan diferente.

Hannibal 2hannibal21

Otro aspecto, que no recordaba, o por lo menos tan acentuado –para eso tendría que volver a ver la primera temporada- es la música: oscura, con toques continuos, entre hipnóticos y llegando a lo cargante de percusión machacona que llegan a ser un poco asfixiantes.

Narrativamente la temporada empieza “dándolo todo”, con un enfrentamiento, mas bien lucha a muerte, entre Hannibal y Jack Crawford, que es el que cierra la temporada, es decir, es una especie de Flash Forward, que sirve como “declaración de intenciones” de lo que nos espera.

httpv://www.youtube.com/watch?v=VPoF9PSv3ws

Spoiler sobre final de T1. Con la jugada maestra de Hannibal, culpando a Will de todos sus crímenes nos encontramos con este encerrado –en un manicomio- dudando de sus propios recuerdos, y con pocas posibilidades de escaparse. Este hecho lastra un poco la primera parte de la temporada. Will ha de convencer a todos, empezando a veces por él mismo, de que es inocente, una víctima, que no ha sido más que un peón en un juego que siempre le ha venido muy grande.

Mientras tanto Hannibal campará a sus anchas, ganándose la confianza de todos, especialmente de Crawford, y “haciendo el mal” a su antojo y gusto, y yendo siempre varios pasos por delante de cualquier peligro.

En la segunda parte, parece que por puro aburrimiento, decidirá que todo dé un giro inesperado, haciendo la vida de Will más fácil.

httpv://www.youtube.com/watch?v=FtDb89c7rWA

Son estos episodios en los que la serie ha estado a un nivelazo espectacular.

Es cuando empieza de verdad la partida, que parece va a estar, gracias a que Hannibal decide abrirse un poco, más nivelada que nunca. Es un juego del gato y el ratón en el que muchas veces no quedará claro –por lo menos a efectos narrativos, que luego la realidad parece ser otra diferente- ¿Quién es el gato?, ¿Lo dudáis vosotros?, y ¿Quién es el ratón?

Hannibal parece que, de momento, ha encontrado un “compañero de juegos”, alguien al que es capaz de revelar su verdadera naturaleza, esa que le lleva a eliminar con total impunidad a todo aquel que le resulta molesto, o a complicarle la vida hasta extremos inimaginables.

httpv://www.youtube.com/watch?v=VPoF9PSv3ws

En esta segunda parte, que como he dicho es bastante más entretenida que la primera, la máxima es que “nada es lo que parece”, o mejor dicho “todo es posible”, con cualquier combinación verdad/mentira posible entre los diferentes personajes.

Hannibal, como siempre, parece llevar la delantera, aunque como sabemos, uno de sus principales puntos débiles está en su soberbia, por lo que siempre nos queda la duda, si de verdad está controlando todo el “tablero de ajedrez”, o puede que se le esté escapando algún “peón”, que pueda poner en peligro su obra.

La serie nos ha traído sorpresas, en forma de personajes inesperados –y aquí estoy siendo deliberadamente ambiguo- o un desarrollo que se separa de la concepción que teníamos del personaje por las novelas.

httpv://www.youtube.com/watch?v=dKy3a4aGKzQ

El reparto de la serie ha seguido estando muy bien. Lo de Mads Mikkelsen -si no fuera por el nivel que hay en las categorías de drama- es para premio. La imagen de Lecter/Anthony Hopkins, cada vez es más difusa para mí, para quedar fija la de Mads.

En el resto, pues Hugh Dancy, como creo que ya comenté, me sigue pareciendo un poco “pasado” gestualmente –inciso seriéfilo, la pareja que hace con la vida real con Claire Danes/Carrie Mathison, no puede ser más apropiada, pues pocos actores llegan al nivel de tics/gestualidad que estos dos en sus series- Laurence Fishburne sigue estando también muy bien.

También tenemos presencias que se agradecen, por ejemplo Gilian Anderson, como la psicoanalista del propio Hannibal –lástima que haya salido tan poco, aunque la esperamos en próximas entregas- y otras tramas que también conocíamos de las novelas, como la de Mason Verger.

httpv://www.youtube.com/watch?v=a53_yW_70Bo

La estética de la serie sigue estando muy cuidada, con esas puestas en escena culinarias –en las que por cierto el principal responsable es el cocinero José Andrés- y que combinan la elegancia con el punto sórdido –pues sabemos muchas veces el “material” que se supone se ha utilizado para ellas. La fotografía sigue siendo también muy distintiva, aunque en esta ocasión me parece que un poco menos oscura que en la temporada anterior.

Mención aparte merecen el vestuario de Hannibal, con unas combinaciones un tanto peculiares, que en cualquier otro me chirriarían bastante pero que en el actor quedan hasta elegantes.

httpv://www.youtube.com/watch?v=bgkVzYe7p_A

De momento, para sorpresa de muchos, la serie va a continuar durante una tercera temporada en la NBC –la sorpresa no viene dada porque se dude de la calidad de la serie sino porque es más propia de las “plataformas de pago” que de la “tele comercial”- con las que casi se llegaría a la mitad del plan original del creador –que recordemos eran siete-, aunque según sus últimas declaraciones se podrían ver reducidas a seis.

De momento, nos hemos “ganado” una tercera que promete, pues el final que nos ha dejado la serie es totalmente abierto; pero con algún que otro “Cliffhanger”, que no quedará resuelto hasta que se anuncie el reparto para la temporada que viene.

httpv://www.youtube.com/watch?v=OhfosDczTx4

A FAVOR: Interpretaciones, estética diferenciada.

EN CONTRA: música un tanto machacona, exceso de confusión.

La escena: cualquiera en las que Hannibal cocina

Valoración:  8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *