Silicon Valley: Nerds al poder

Jun 19

Silicon Valley es una de las nuevas apuestas por la comedia de la HBO – campo en el que sus resultados no están siendo tan aplastantes como los del “drama”- y que ha dado experimentos algo fallidos como el Hello Ladies –del que hablamos aquí- o algo irregulares –como el de Veep, del que también hablamos hace un tiempo y que volveremos a traer en breve-. La serie se centra en la “jungla” que resulta Silicon Valley tanto respecto a una legión de jóvenes hambrientos que quieren convertirse en los nuevos millonarios, como la mayoría de empresas o inversores de “capital riesgo” que fomentan esta filosofía.

El mundo de los informáticos siempre ha dado bastante juego, por la fama que arrastran y para el que hay varios calificativos –sobre todo en inglés- como los de “Nerds” o “Geeks”, y para muestra “The Big Bang Theory”, que es una de las comedias favoritas del público desde hace bastante.

Silicon Valley

Sin embargo, si hay un sitio en el que pueden ser los “reyes” es en Silicon Valley, donde sus rarezas son compensadas por su “talento” que los puede convertir en “millonarios al instante”, y por lo tanto tener posibilidad de “vengarse” de una sociedad que hasta entonces los ha tratado como “bichos raros” –de hecho en la serie hay más de una referencia a ese hecho, de cómo las “ranas” del instituto se convierten en “príncipes”, si no por aspecto si por la pasta que pueden llegar a mover-. Sobre este tema hay bastante bromas, algunas un tanto crueles –para que os hagáis una idea su creador, Mike Judge, es el mismo que el de Beavis and Butthead- como una en la que están en una fiesta y toda la gente guapa son modelos contratados para “subir un poco el nivel”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=D6TjxI1tqC4

La serie se centra en las andanzas de Richard Hendricks (Thomas Middleditch) -un informático, tímido rozando lo patológico- que desarrollando una aplicación bastante inútil, Pied Piper, –para saber si la música que tienes el legal o no- da con un algoritmo de compresión de datos que se sale de toda escala. Los “tiburones”, que hasta entonces se han reído bastante de él, ven la oportunidad y se lanzan a por la “presa”, en forma de ofertas mareantes por su descubrimiento.

Richard, que no está acostumbrado a ser foco de atención, entrará en un ataque de pánico; pero al final opta por aceptar una oferta que, a pesar de proporcionarle menos dinero, le dará la opción de tener el control de su propia idea. A partir de aquí empezarán todos los problemas para él, pues tendrá que convertirse en un “líder”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=r05oKinpSys

Para desarrollar la idea dejará la empresa para la que trabaja y se asociará con sus “compañeros de piso” –vive en una casa que sirve de “incubadora de ideas” en la que un jeta –antiguo emprendedor que vendió pronto su idea- de cobijo a gente como Richard a cambio de que les ceda un porcentaje de sus “futuros beneficios”. Elrich Bachman (T.J. Miller) pronto verá también el potencial de Richard y querrá convertirse en un nuevo “Jobs”, a la sombra del talento de Richard, pues sabe moverse mucho mejor que él en ese mundo. Completarán el equipo como programadores Dinesh (Kumail Nanjiani), de origen hindú (para que no falte el punto “exótico”, Gilfoyle (Martin Starr, en el que cuesta reconocer a Bill, de “Freaks and Geeks”, que aquí ya os recomendamos) y que aquí hace de “programador satánico” y Jared (Zach Woods, que a algunos os puede sonar de “The Office” o de la última temporada de “The Good Wife”), que deja su empresa para unirse a Pied Piper e intentar poner un poco de orden empresarial, y que se siente un poco “el patito feo” del grupo, pues no es ni programador, ni la persona “carismática” que es Elrich, a pesar de ser el más centrado de todos.

httpv://www.youtube.com/watch?v=oyVksFviJVE

La serie explota una serie de tópicos, algunos con más gracia que otros, pero normalmente con un humor bastante inteligente, sobre ese mundo tan competitivo y los excesos que llegan a cometerse cuando se tiene un poco de pasta, esto se ve sobre todo en dos personajes, que han hecho fortuna Gavin Belson ( Matt Ross, presidente de Hooli, la empresa en la que trabajaba Richard, y que tras la rabieta por no conseguirlo se propone destruirlo copiando su producto) o Peter Gregory (Christopher Evan Welch) el inversor que financia a Richard (un personaje curioso, el típico excéntrico que es capaz de hacer millones con algo tan simple como las semillas de sésamo de una hamburguesa (gloriosa escena) y del que lamentablemente no podremos seguir disfrutando, pues murió recientemente tras acabar de filmar su presencia en la primera temporada.

httpv://www.youtube.com/watch?v=5UBdrMTxsvs

El único punto femenino de la serie lo pone Monica (Amanda Crew), la asistente personal de Peter Gregory, de la que evidentemente Richard se enamora a primera vista, y que supongo dará juego a partir de la próxima temporada.

Si tuviéramos que poner algún pero es que a veces ha faltado algo de continuidad, aunque quizás sea un tema de expectativas, ya que estas comedias “modernas”, esas que visualmente no son tipo “cartón piedra”o sin risas en directo, no dependen tanto del “gag” puntual, como de un humor un poco más sofisticado. Aún así, hay momentos muy buenos, como cuando buscan un logo “moderno” para la empresa o buscan a un programador externo, que resulta ser un adolescente. De todas maneras, si hay que elegir un momento es, sin duda, en el último episodio, en el que, a partir de un comentario bastante tonto, se enzarzan todos en una discusión de lo más surrealista que he visto en mucho tiempo y que resulta genial.

Así que, después de ocho episodios, me he quedado con ganas de más, esperando la próxima temporada.

En un momento en el que las comedias –o al menos esa es mi impresión- no rayan al nivel del drama, ésta es sin duda una gran apuesta.

httpv://www.youtube.com/watch?v=nB2sXuYSH7k

A FAVOR: temática bien tratada, personajes, gags brillantes

EN CONTRA: a veces falta cierta continuidad

La escena: la discusión en el último episodio

Valoración: 8,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *