Masters of Sex (T2) ¿Por qué lo llaman sexo, cuándo quieren decir amor?

Oct 13

Hoy he recurrido a jugar un poco con el titular, cambiando el de una –creo que es peli, aunque podría ser novela, no recuerdo bien, de hace un tiempo- para hablar de la segunda temporada de Masters of Sex, a partir de ahora MoS.

El año pasado ya hablamos aquí de su primera entrega, que resultó una de las sorpresas más agradables de la temporada de estrenos en otoño. Venía a sustituir en su cadena de origen –showtime- el lugar de Dexter, que para despedirse se trasladó al verano, algo que también ha pasado este año con MoS, por lo que la hemos disfrutado unos meses antes.

masters of sex 2

Una de las incógnitas que nos dejaba la serie, aparte de un final en plan “cliffhanger” –cliffhanger que después se ha demostrado un poco tramposo, todo sea dicho- era si la historia podría sostenerse mucho tiempo, pues no parecía que pudiera dar mucho más de sí. Además, Showtime no es precisamente una cadena que sepa cortar a tiempo las historias antes de que decaigan –siendo Dexter el caso más evidente-. Pues bien, por ese lado podemos estar tranquilos, pues la serie ha seguido rayando a gran altura, siendo ahora mismo uno de los dramas más completos, en cuanto a desarrollo de personajes de la actual parrilla.

httpv://www.youtube.com/watch?v=BQHU3hB0oEw

Si has llegado hasta aquí sabrás que en la primera temporada la presentación “en sociedad”, en este caso entre médicos, del estudio Masters & Johnson acababa con Bill Masters despedido de su hospital. Esto no preocupará, en principio, al orgulloso Masters, que debido a su gran prestigio no tardará en buscarse la vida en otro hospital de su misma ciudad, St Luis. Sin embargo, este ajuste no resultará tan sencillo, de tal manera que tardará unos cuantos episodios en encontrar finalmente un sitio en el que se sienta a gusto.

Virginia, por su parte, y después de la “rebelación” de Masters, no le acompañará en un principio, pues se siente en deuda con la Dra de Paul, aunque esta subtrama, que ya sabíamos como iba a terminar, se resolverá relativamente pronto.

Mientras tanto, su “participación en el estudio”, que también sabemos que es el eufemismo para su relación, va a pasar otro nivel, con un lugar más apropiado para reunirse –en este caso un hotel en el que nadie los conoce. Aquí transcurrirá uno de los episodios más redondos de la serie hasta ahora, el número 3 “Fight”, un episodio, casi en tiempo real, en el que hay de fondo una pelea de boxeo, por lo visto relativamente famosa, que contrasta con la particular “pelea” entre Bill y Virginia.

httpv://www.youtube.com/watch?v=3kxcnLPojXM

Vemos que la relación, como siempre con la excusa de fondo del estudio, va avanzando, al mismo tiempo que el matrimonio de Bill cada vez se derrumba más y las sucesivas relaciones de Virginia –por puro despecho- se van hundiendo una tras otra. Como cada relación tendrá alti bajos, incluso con una separación, que no hace sino hacerlos más infelices, aprovechando el único salto temporal brusco que ha dado hasta ahora la serie -en un mismo episodio se pasa del año 58 al 60- y que queda también muy bien reflejado en el episodio 7 “ Asterion “.

httpv://www.youtube.com/watch?v=4rWO2k1tkq0

Libby, que tonta no es, aunque al principio se lo haga -llegando a bromear con Virginia, cuando la confunden a ella con “la esposa” o reconociendo que su marido es mucho mejor persona cuando está cerca de Virginia- acabará por “buscarse la vida” en una trama que no sé si es real, o se ha buscado para aprovechar el tirón de los “derechos civiles” que había a principios de los 60.

En cuanto a los secundarios hemos perdido a la grandísima Allison Janney –en un papel que le dio un Emmy, pero seguramente bastante menos pasta que el otro que tiene actualmente en Mom, comedia que a pesar de que he visto no ha merecido todavía su post, y que por cierto también le ha dado un Emmy, así que este año se ha salido- y a su pareja en la serie Beau Bridges, que desaparecen después del primer par de episodios, en uno de los momentos más duros de la serie, para no aparecer hasta el final, sólo él. Esta pareja podríamos decir que ha sido sustituida por Betsy Brandt (la cuñada de Walter en Breaking Bad) que es Barbara una paciente que busca ayuda sobre todo en Virginia –no hay que perderse la determinación que toma esta para ayudarla, llegando a suplantarla en psicoterapia- y Lester (Kevin Christy), el cámara de Bill y Virgina, que toma algo más de protagonismo que en la primera temporada.

httpv://www.youtube.com/watch?v=qILMgzpWxLM

Betty (Annaleigh Ashford) también aparecerá, primero aprovechando la pasta de su marido para intentar que Bill sea cómplice a Bill de un engaño –algo de lo que este se arrepentirá- y después, como una fiel ayudante en la nueva etapa de Masters & Johnson, pues Bill sabe recompensar la ayuda que la presta en momentos complicadas.

Otra de las claves de la temporada ha sido la relación de Bill con su familia, primero con su madre, con la que nunca se ha llevado bien, y después con un hermano, con el que tiene más de una cuenta pendiente, y que nos ayuda a conocer de dónde viene esa parte oscura de la personalidad de Bill, que de vez en cuando aparece.

httpv://www.youtube.com/watch?v=ka4KPTzWAbA

Como ya me estoy extendiendo demasiado, no quiero cerrar el post sin remarcar la extraordinaria química entre la pareja protagonista. Michael Sheen y Lizzy Caplan están espectaculares y la compenetración es brutal. Asistimos a momentos de gran intensidad sentimental, cuando no les queda más remedio que reconocer la pareja que forman, y lo infelices que son intentando negarlo, o evitarlo, a pesar del daño que pueden hacer a personas como Libby. Estos momentos en otras “manos” tienen el riesgo de quedar ridículos, pero aquí resultan perfectos.

httpv://www.youtube.com/watch?v=zfJZQD7MA7s

La serie ha sido renovada, y en un alarde de seguridad no ha necesitado ni un cliffhanger. Supongo que sabe que cuenta con un público fiel, que no necesita de trucos para seguir la temporada que viene. Yo desde luego me incluyo entre ellos.

httpv://www.youtube.com/watch?v=fWyk0WP0F9k

 

A FAVOR: interpretaciones, guion, desarrollo personajes, ambientación

EN CONTRA: la cuestión racial, que parece un poco metida con calzador

La escena: las confesiones del “reencuentro” en el episodio 7

Valoración:  8,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *