The Newsroom T3: Si no te gusta Sorkin… tres tazas

Dec 27

The newsroom ha sido, desde su estreno, una de las series que más han polarizado el amor/odio entre el público, con posturas en las que parecía que no había término medio: o te encantaba, o la odiabas.

Este amor/odio es el traslado que la figura de su creador Aaron Sorkin -del que hemos hablado bastante en este blog, por cierto- despierta. Al parecer es capaz de dejar indiferente a nadie, con el estilo que lo ha hecho famoso, en la creación de diálogos.

the newsroom seas 3 1

A los fans –entre los que me he posicionado más de una vez-, nos/les encantan esos diálogos rápidos, brillantes, llenos de ironía y frases perfectamente construidas (no sé cómo es en castellano, pero en VOS, aunque no sean nada fáciles de seguir, de hecho yo que tengo un nivel de inglés bastante aceptable, tengo que recurrir a veces al subtítulo original para encontrar la palabra adecuada), con siempre la respuesta perfecta. Por el contrario, los detractores argumentan que nadie en la realidad es capaz de hablar siempre con tan nivel de acierto y de que todos son demasiado “buenos” –léase idealistas, comprometidos, éticamente impecables…-, aunque la crítica más ácida viene de los que le acusan de “evangelizar” a través de sus diálogos, de una postura de creerse moralmente superior por sus ideas y de hacernos pasar por reales, personajes y situaciones totalmente irreales.

httpv://www.youtube.com/watch?v=1X63rdIcHLA

He de reconocerle a los detractores que parte de esas críticas llevan algo de razón. Sí, sus personajes pueden resultar poco creíbles, por el exceso de idealismo y “perfección” casi continúa, pero no debemos olvidarnos que estamos ante una ficción, y no un documental, por mucho que trate de vestirse de aparente normalidad. Nadie se queja, por ejemplo, y poniendo un ejemplo cercano –en términos de publicación en este blog- de que el personaje de Jax Teller no es “creíble”, o de que no puede haber agentes de la CIA como Carrie Mathison; pero claro siendo ficción las otras lo parecen “más” y nótense las comillas.

De todas maneras, como a Sorkin todas estas acusaciones parecen traerle sin cuidado -aunque las series no duren lo que nos hubiera gustado a muchos, y esta temporada, que es de despedida, haya durado solo 6 capítulos- él se ha mantenido fiel a sus principios, incluso quizás exagerando todavía más mucho de lo que se le critica.

httpv://www.youtube.com/watch?v=q9n2ia-_1xU

Además, por mucho que se le critique creo que poca gente ha podido empezar una serie, sin ser de acción, de la manera tan arrolladora como empiezan sus dos últimas aventuras: Studio 60 (de la que también hablamos) o la propia The Newsroom, y si no aquí os lo pongo para que recordéis.

httpv://www.youtube.com/watch?v=5zyOhZsvIzI

httpv://www.youtube.com/watch?v=1zqOYBabXmA

Así, si la primera temporada fue una defensa de los “valores tradicionales” del periodismo, sobre audiencias o criterios empresariales, al mismo tiempo que le metía estopa dura al Tea Party; y en la segunda bajó un poco el nivel de crítica para embarcarse en una historia sobre la credibilidad y como hasta “los mejores y más listos” podían ser engañados, con graves daños a su credibilidad; en esta tercera se ha centrado en un ataque hacia el tipo de periodismo que pretende darla preeminencia a las redes sociales, con la ventaja de inmediatez, pero la desventaja de la inexactitud y el peligro de desinformación que conlleva. Además, se ha encargado de subir más a los altares al personaje de Will McAvoy, al negarse a revelar una fuente, frente al peligro que podía entrañar para la Seguridad Nacional la filtración de información que la fuente le había proporcionado.

httpv://www.youtube.com/watch?v=sM-wZH1et2k

Todo esto siendo más fiel a sí mismo que nunca -para mi gusto un poco “pasado de rosca” en algunas situaciones que no ha sabido encajar por ejemplo la historia Don-Sloan, que creo era el contrapunto gracioso a tanta seriedad, no ha acabado de parecérmelo- y sin perder de vista que de alguna manera debía dar un cierre coherente a la historia, que también tiene un prestigio que mantener.

También ha aparecido un nuevo “peligro” para la redacción, en forma de un caprichoso accionista, bastante menos comprensivo que Leona e interpretado por B.J. Novak (al que todos recordamos como Ryan, el caradura oficial de The Office), en un personaje que sería como una exageración de este anterior. No sé si ha sido casualidad pero otro de los “históricos” de The Office, Paul Lieberstein -Toby, el aburridísimo jefe de Recursos Humanos, némesis de Michael Scott- también ha tenido su momento de gloria, en otra interpretación que, al menos a mí, me ha recordado mucho a ese personajes.

A mí los seis episodios, quitando algún momento de estos un poco pasados, me han seguido enganchando e incluso, aunque narrativamente la temporada no parecía que fuera a ser tan interesante como la del año pasado, en sus dos últimos episodios me parece que se ha corregido brillantemente.

httpv://www.youtube.com/watch?v=cpb_JgHfps0

Así, en el episodio cinco me parece una maravilla la manera de enfrentar a Will con sus fantasmas, y es algo que solo se nos permite contemplar en los últimos instantes del episodio.

httpv://www.youtube.com/watch?v=DLtiWO9LHHU

El episodio seis, y último de la temporada es un homenaje total que se ha dado desde el título “What Kind of Day Has it Been” (título con el que Sorkin acabó las primeras temporadas de sus otras “criaturas televisivas”: “Sports Night”, “El Ala Oeste” y Studio 60”) hasta el último instante, aprovechando con una serie de Flashbacks a contarnos los acontecimientos justo previos al episodio 1, y que sirven para explicar mucho de lo que ocurriría después, cerrando así el círculo. No es un final “épico”, como el de algunas otras series, pero por lo menos es coherente y no cae, sin ir más lejos en lo forzado del de la segunda temporada.

La historia queda razonablemente bien resuelta, en lo que se refiere a las historias entre los personajes clave, de las que únicamente nos faltaba una por conocer, y que tenía un final más que cantado.

httpv://www.youtube.com/watch?v=gzPihrneQWw

La serie, supongo, que acabará quedando como una buena serie, pero que no llegó a ser –quizá porque las expectativas estaban muy altas- todo lo buena que se presuponía y que servirá para aumentar la leyenda de Sorkin, de que, a pesar de su calidad, no acaba de conectar masivamente con la audiencia, algo que tampoco parece que le preocupe demasiado, mientras siga teniendo un público fiel.

httpv://www.youtube.com/watch?v=cmqTOqWfQ8Q

Para acabar una serie de vídeos que he encontrado en youtube, y que me han parecido graciosos. Se llaman “Sorkinismos” y muestran como el autor se auto plagia, y repite ciertos giros en todas sus “criaturas”

httpv://www.youtube.com/watch?v=S78RzZr3IwI

httpv://www.youtube.com/watch?v=7jeuV3xXxUc

httpv://www.youtube.com/watch?v=NwnUeIIqABo

A FAVOR: Diálogos  

EN CONTRA: Creo que las partes “cómicas” para desdramatizar no acaban de funcionar

Valoración: 8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *