Tablets en educación ¿Por qué no?

Feb 25

En posts anteriores hablábamos del por qué de un cambio metodológico más enfocado a la participación de los alumnos en clase desarrollando habilidades sociales  y comunicativas y un rol de guía adoptado por el profesor. Para todo ello, se debe contar con la ayuda de la tecnología, en nuestro caso optamos por las tablets y concretamente por los iPad de Apple. Primera pregunta ¿Por qué los iPad y no cualquier otra tablet con sistema Android, por ejemplo?.

Muy sencillo, no hay ningún sistema ni tablet que haya apostado tan fuerte por la educación como lo ha hecho Apple además, las tablets con Android están muy diversificadas en sistemas operativos y versiones, algo que aunque nos pese, no sucede con Apple. Cuando un sistema operativo aparece, muchas veces te ves “obligado” a actualizar para mejorar -sí, con iOs 8 la liaron parda pero con 8.1.3 parecen solucionados los problemas de estabilidad y cuelgues- mientras que con Android esto no sucede, cada fabricante de tablet instala su versión del sistema operativo y ves apañándote tú para actualizar y mejorar el sistema.

En segundo lugar, no no hay repositorio tan amplio como la App Store de Apple con aplicaciones destinadas a educación como tiene Apple, además existe EduApps, una web que recopila todo tipo de apps para educación por ciclo y asignaturas, un verdadero jardín del Edén donde perderte probando aplicaciones que mejore la experiencia de los alumnos en tus clases.

Mucho se ha hablado de si es un sistema muy caro, insostenible para la educación pública, que si el iPad no sirve para estudiar, que si produce problemas de vista… Bueno, respecto a la primera cuestión, quizá la administración podría plantearse redefinir el sistema de gestión económica de los centros públicos, podría quizá llevar una gestión privada para la innovación tecnológica… El “iPad no sirve para estudiar“, nosotros no hemos eliminado las libretas ni el sistema de apuntes tradicionales (si el alumno así lo quiere), recordemos que el iPad es una herramienta de trabajo, no los apuntes en sí, el alumno debe seguir investigando en casa creando su material de estudio junto con la ayuda del profesor.

Los diversos “problemas” asociados a las tablets, no se han detectado por el momento (y países como Finlandia, EEUU llevan años con este sistema) por lo que no podemos hablar de ellos. El único problema que sí se detecta en los inicios es que el iPad (sobre todo los alumnos de Bachillerato) se utiliza para jugar, es una herramienta lúdica pero, pasados los primeros (dos) meses de curso, el alumno lo adopta como la herramienta que es y éste abandona su rol de juguete.

¿Qué posibilidades nos ofrecen? Negar la realidad es mirar hacia otro lado, hacia el pasado… La inmediatez de los contenidos, de archivos complementarios multimedia, interacción con los compañeros y sobre todo, la interacción con la realidad inmediata es un hecho. Plantear a los alumnos de Cultura Audiovisual de 1º de Bachillerato una campaña de publicidad y que éstos se pongan en contacto con el Valencia C.F. por ejemplo para preguntar acerca de los precios de vallas publicitarias o inserciones en las retransmisiones; contactar con una empresa de servicios para alquilar una tarima y un foco para grabar un spot… eso no tiene precio, es acercar al alumno a su realidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *