House of Cards (Michael Dobbs)

Mar 08

Una de las ventajas del triunfo de una serie de televisión es que podemos descubrir libros que las inspiraron. No siempre es así, pues bien la serie no puede despertar el interés necesario, o bien puede no estar basada en ningún libro y ser original.

En este caso la historia que ha triunfado -y ha hecho posible que el libro sea publicado- es la House of Cards de Netflix, de la que hemos hablado aquí en Eha (Dani o yo T1, T2), y de la que pronto espero hablar de su tercera temporada, aunque últimamente no estoy escribiendo todo lo que me gustaría, sino la serie original, de la BBC, -que también traje aquí hace algo más de un año, en sus tres temporadas 1, 2, 3).

house of cards

Así que los que esperen encontrar las andanzas de Francis Underwood (Spacey) se van a llevar un buen chasco. En vez de eso el protagonista es Francis Urquhart y la historia está ambientada a finales de los 80 y en el Reino Unido.

Aunque, si lo que estáis buscando es un thriller político, no creo que  quedéis defraudados, pues Urquhart es tan maquiavélico y manipulador como Underwood.

Está dispuesto a mancharse las manos –literal y metafóricamente- si con ello consigue llegar al poder.

La historia, en líneas generales, no es diferente a la de la serie actual, y prácticamente es calcada a la británica. De todas maneras, es un argumento atemporal, es decir, la lucha por el poder, sin importar los medios que se tengan que utilizar, ni a quién hay que pisar, o que carrera política se debe destruir, da igual que se plantee en la Roma Republicana de hace dos mil años, en el siglo XX en Europa, o en el XXI en Estados Unidos, pues las motivaciones, la avaricia, y el ansia de poder no han debido cambiar demasiado.

Se centra, sin querer ser demasiado descriptivo, en la manipulación del sistema de un político, que después del resultado de unas elecciones, en las que él piensa que ha tenido una contribución decisiva, no es correspondido como esperaba.

A partir de aquí empezará a actuar detrás del telón, para mover todos los hilos que le conduzcan a derrotar al adversario que lo ha menospreciado, sin importarle si para ello hay que dejar cadáveres -literal o metafóricamente- en el camino.

las 400 páginas de la novela se pueden leer, si se dispone del tiempo, prácticamente de un tirón, pues el estilo es ágil y nada recargado.

A ver si, con un poco de suerte, se publican las secuelas de esta novela, que coinciden con las dos otras temporadas de la serie británica. Si no, incluso me plantearía la lectura en “VO”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *