The Affair: Un globo de Oro un tanto exagerado

Mar 21

The Affair es una de esas series que pasan por debajo del radar. La vi, en la fuente en la que suelo nutrirme de series y no me llamó demasiado la atención, pues ni conocía a los actores, ni la temática me parecía demasiado atractiva. Tampoco en los blogs que suelo leer, para comparar opiniones, o buscar nuevas alternativas aparecía como algo que no se debía dejar de ver, por lo que me entretuve buscando otras, que bien estaban recomendadas, o me atraían más.

Cuando se “coló” entre las nominadas a mejor drama –categoría que podríamos calificar de “Reina- en los Globos de Oro, compartiendo candidatura con pesos pesados como The Good Wife, House of Cards, Game of Thrones o Downton Abbey, todas ellas conocidas y alabadas en este nuestro blog (si queréis comprobarlo poner cualquiera de estos nombres en el buscador y veréis) empezó a despertarse mi interés, y ya cuando lo ganó directamente flipé y me propuse comprobar si superaba a estas.

the affair

Mi veredicto es que únicamente les gana, obvio, en novedad, pues de las otras nominadas la única a la que –y reitero que esto es una opinión personal y totalmente subjetiva- supera es Downton Abbey -que pasada la novedad es un “culebrón”, aunque eso sí maravillosamente bien ambientado, y del que adoro sus dicción- pues el resto están por encima.

Dicho esto, ¿Es una mala serie?. No, en absoluto. Es de notable alto; pero es que las otras, son de sobresaliente.

Así que, tras la introducción “marca de la casa”, vamos a hablar un poco de ella, sin tratar de “spoilear” demasiado.

La historia se basa en la relación extramarital entre un profesor/escritor y una camarera  en Montauk, localidad que forma parte de los Hamptons, es decir, la zona donde los ricos de Nueva York acuden a pasar el verano.

La serie está protagonizada por Dominic West (The Shield), que es Noah Solloway y Ruth Wilson, que es Alison Bailey, y como secundarios cuenta con dos caras relativamente conocidas a nivel de las series, Maura Tierney (Urgencias) como Helen Solloway y Joshua Jackson (Fringe, Dawson Crece), que es Cole Lockhart, parejas de Noah y Alison respectivamente.

Noah, que tiene unos 45 años, lleva casi 25 con su mujer, con la que tiene 4 hijos de edades entre 6 y 16 años. Profesor vocacional ha conseguido publicar, tras mucho esfuerzo, una novela bastante bien tratada por la crítica, pero sin gran éxito de ventas. Se siente un tanto frustrado, más cuando el padre de su mujer es un escritor de gran éxito, que acaba “subvencionando” un tren de vida al que su hija está acostumbrada y que él no puede pagar. Como ejemplo la mansión que tienen para veranear y a la que acude toda la familia al ser la “mejor opción” para pasar las vacaciones.

Alison tiene treinta y pocos años y también lleva casada desde hace más de diez con su marido. Un par de años antes de iniciarse la acción sufren una tragedia que los marcará a los dos, sobre todo a ella, y de la que no ha acabado de recuperarse.

Así que todos los ingredientes para “salir de la rutina” están más que servidos, por lo que el Affair no tardará en consumarse.

Si solo fuera esto la serie, como yo pensaba en un primer momento, tendría todos los números para ser un “telefilm” de esos de relleno los fines de semana. Sin embargo, y eso sí que hay que reconocerlo tiene varios elementos que la diferencian.

En primer lugar la estructura de los capítulos es siempre la misma, dos partes diferenciadas y cada una desde el punto de vista de uno de los personajes. Lo original está en las –y aquí me apropiaré de un término mítico del cine- en las “Pequeñas diferencias” entre las historias, pues los momentos que transcurren en común, que son la mayoría, no son iguales. Cambia desde el vestuario, a veces es como un “busca las siete diferencias” la actitud de cada uno, o a veces casi hasta el resultado. Como digo una manera original, y que no estamos acostumbrados.

La explicación de esta narrativa es debida a que los personajes están en un interrogatorio (algo similar a lo de True Detective), pero que en este caso es más una excusa ¿O no? pues la serie no es para nada policiaca.

Sí, enseguida se nos contará que es referente a un accidente, después resultará que más que accidente se sospecha de un asesinato, pero casi hasta el desenlace de la temporada no conoceremos ni a la víctima, ni quien es el sospechoso en el crimen, por lo que no es hasta el último momento cuando empezamos a ver la lógica de muchas escenas que hasta entonces quedaban un tanto inexplicadas. Los “flashbacks” entonces cobran un sentido en la historia, pues hasta entonces no parecían más que un recurso resultón.

No sé si era un proceso totalmente consciente para llevarnos a algo más que una única temporada, pues intuíamos que los interrogatorios transcurrían después del verano, pero no sabíamos exactamente cuanto tiempo, podían ser días, meses, o incluso años, algo que no quedará claro hasta el último episodio, aunque con el suficiente margen temporal, como para dar pie a una segunda temporada, que está más que confirmada, y que como mínimo resultará curiosa.

 

A FAVOR: Estructura de los episodios es original.

EN CONTRA: Oculta demasiada información al espectador.

Valoración: 7,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *