House of Cards TIII: Estar en Primera Línea desgasta

Apr 04

Atención si no has visto hasta el final de la temporada II no sigas leyendo, pues se dan detalles que son “spoiler”.

Hecha la advertencia de rigor ya podemos empezar diciendo tranquilamente que esta temporada, que constituye la primera en la que nuestro –al menos para mí- “Maquiavello” favorito, Frank Underwood, debe lidiar con la primera línea del poder, tras conseguir, después de dos temporadas de “maquinaciones en la sombra” alcanzar la Presidencia, sin necesitar de un solo voto de la ciudadanía, ha constituido un cambio radical para el personaje.

house of cards 3

Como Presidente debe dar la cara en todo momento, y puede –y de hecho es lo que sucede- verse atacado por gente que sabe jugar al mismo juego entre bastidores que él ha desarrollado durante décadas. Como maestro en este juego al menos intuye de dónde le viene el peligro, que ya es una ventaja, pero muchas veces es incapaz de poder neutralizarlo, pese a todo su poder, al no poder recurrir a sus tretas habituales.

Así, la serie en cierta manera se ha reinventado, mostrando a un Frank mucho más a la defensiva de lo que estábamos acostumbrados y no tan bien acompañado como anteriormente.

En las primeras escenas asistimos a la constatación de que el fiel Doug Stamper (Michael Kelly) no está muerto como cabría esperar, pero sí gravemente herido y aparentemente abandonado por Frank, que rápidamente lo ha reemplazado por Remy Dalton, que si bien es efectivo, carece de algunas de las “habilidades” de Doug.

Frank, además, no acaba de conectar con el gran público, y también se convierte en una presa fácil, tanto para la oposición, como para su propio partido, que no le acaba de perdonar sus “métodos” para llegar a lo más alto.

De hecho, están dispuestos a hacerla la vida más que difícil llegando a no apoyarlo directamente como candidato a la reelección, hecho insólito cuando hay un presidente en el cargo con posibilidades de optar a ella.

Además, Claire no está dispuesta a ser una “Primera Dama Florero”, y tiene planes bastante más ambiciosos, Embajadora ante la ONU, que requerirán más “Capital Político” del que Frank conserva, convirtiéndolo todavía más en una “Presa Fácil” para la “manada”.

Sin embargo, Frank no está dispuesto a rendirse tan fácilmente, por lo que buscará una medida tan populista como controvertida, que en la práctica supone cargarse gran parte de la Seguridad Social de su país -que como sabemos es bastante más reducida que la de aquí-, algo por otra parte impensable para un representante Demócrata, para destinar esos fondos a un programa masivo de “Creación de Empleo”, algo así como un nuevo “New Deal”, que será parte de su legado.

Es en esta parte cuando vemos al Frank más manipulador que utilizará toda las posibilidades para salirse con la suya, incluyendo más de una “interpretación creativa” para el uso de fondos públicos, que logrará despertar sus primeros apoyos en la ciudadanía.

Entre sus tretas se compromete también a renunciar a la reelección (aunque más bien lo están obligando) cuando todos sabemos que lo único que está es ganando tiempo para seguir con su plan.

El otro gran pilar de su política se centrará en Asuntos Internacionales, donde se va a encontrar con un Presidente Ruso –de un parecido físico con Putin que asusta- con el que tampoco acabará de conectar, más después de que su “querida Claire” se empeñe personalmente en complicarle la existencia al Presidente Ruso. Sin embargo esta vez no calculará bien las consecuencias de sus actos, que se acabarán volviendo contra ella.

La relación Frank-Claire, que es una de las claves básicas de funcionamiento de la serie va a ocupar gran número de los minutos y si ya era compleja ahora lo va a ser más. Claire, consciente de que el futuro de su marido es más que incierto, intentará abrirse su propio camino, aunque esto suponga problemas adicionales para Frank y romper el ya de por si delicado equilibrio en el que se basa su relación-asociación.

Doug, seguirá teniendo su importancia, aunque en una trama totalmente paralela a la de la acción principal, y que pasa primero por recuperarse y después por intentar “resolver” sus asuntos pendientes que pueden “hundir” a Frank. En un momento de desesperación incluso se plantea “pasar al enemigo”, pero su destino, un tanto maldito por otra parte, parece unido irremediablemente al de Frank.

Como personajes secundarios tenemos este año a dos ya introducidos el año pasado: la congresista Jackie Sharp (Molly Parker), que, en principio sigue “a las órdenes” de Frank para realizar trabajo sucio, aunque el precio que exige es cada vez más alto, y acabe teniendo dudas más que razonables. Por otra parte Heather Dunbar (Elizabeth Marvel), que ya intervino en el final de la temporada pasada se va a mostrar como una dura rival a Frank, que despierta más simpatías que él, y que bajo una fachada de “rectitud moral” muestra también bastantes claroscuros, conforme ve más cerca el “poder absoluto”, lo que apoyaría la tesis de que “el poder corrompe a cualquiera”.

Por último la relación con la prensa vuelve a tomar bastante importancia con la aparición de un escritor al que Frank buscará, para que escriba a favor de su plan, aunque esta idea poco a poco se va transformando llegando a tener el personaje una intimidad con Frank que pocos han disfrutado.

La serie, a pesar de la transformación, creo que sigue manteniendo la tensión, y –al menos para mí- el interés. Además, deja abiertas incógnitas interesantes, sobre todo en la relación entre Frank y Claire, que no sé como resolverán los guionistas. Sólo espero que no sea de una forma “tramposa”, y me refiero a que se haya buscado un final sorprendente, para anularlo en pocos episodios de la próxima temporada, que justo se acaba de confirmar.

La respuesta, en unos 10 meses.

 

A FAVOR: tensión, interpretaciones.

EN CONTRA: la resolución de la temporada, me parece un poco forzada.

La escena: como presenta Frank sus “respetos” a la memoria de su fallecido padre

Valoración:  8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *