El Francotirador: El inesperado éxito de Eastwood

May 19

Hace unos días, en el post sobre el libro en el que se inspira esta peli, ya comentaba que en breve hablaría sobre ella, así que allá vamos.

Para empezar, uno de los directores de “confianza” de esta casa, Clint Eastwood, del que hemos hablado en repetidas ocasiones -pues solemos seguir su filmografía-, que pocas veces nos defrauda. Además, adapta una historia, “American Sniper”, (las memorias de Chris Kyle, el francotirador más mortífero en la historia del ejército USA) que le “pega” -recordemos que Eastwood es uno de los pocos miembros de la industria en USA abiertamente republicano, y por lo tanto favorable, en principio, a las política exterior que llevó a la invasión y ocupación de Irak, donde se centra la acción y buena parte de la historia-.

El francotirador

El principio es toda una declaración de intenciones, con una escena en la que el personaje, Chris Kyle,  interpretado –bastante bien por cierto- por Bradley Cooper (que se ha machacado para ganar músculo) debe decidir en cuestión de segundos sobre si dispara a una mujer y un niño, que parecen amenazar un convoy.

Después de ese inicio, que cuanto menos es impactante, se nos contará, a través de varios “flashbacks”, cómo ha llegado hasta allí el personaje, incluido su pasado como vaquero de rodeo, o cómo le surge la “vocación” para ingresar  en uno de los cuerpos de élite del ejército: Los Navy Seals, y posteriormente convertirse en francotirador.

Sobre la psicología del personaje ya hablé en el post -por lo que para ampliar sobre este apartado se puede recurrir a él -que nunca vienen mal, al menos para nuestro ego las visitas extra- aunque para resumir diré que es un personaje “complicado en su sencillez” y me explico: Chris está en Irak para matar a todos aquellos que amenacen a sus compañeros, sin cuestionarse demasiado sobre si eso es ético. Sus principios se resumen, y por este orden, en: Dios, patria y Familia, que es la que más sufre tanto en sus ausencias, como en determinados momentos en su presencia, pues no se acaba de adaptar a la “vuelta a la civilización”. Es algo más complicado que un simple “gatillo fácil”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=2TT0SxVF0P8

Eastwood vuelve a hacer un trabajo sobrio, con un acertado equilibrio entre acción -no nos olvidemos que es una “peli de guerra”- y el retrato de un personaje, que como he dicho, es más difícil de entender de lo que parecería a simple vista.

Sobre su tratamiento de la guerra lo hace de una forma bastante aséptica, en la que ni glorifica el comportamiento de las tropas como en plan “garantes de los valores occidentales”, (lo que podría suponerse a priori de alguien con sus ideas políticas) ni tampoco los critica como invasores de otras culturas (esto sí que hubiera sido una sorpresa para mí).

Además, y ahora que he leído el libro lo sé, se ha ceñido bastante a los hechos, aunque se ha permitido, en aras del espectáculo, alguna que otra licencia para dotarlo de un componente algo más épico.

httpv://www.youtube.com/watch?v=cliwQ0d1JFc

Por ejemplo le crea a Chris una especie de Némesis, en la figura de otro francotirador en las filas del “enemigo”, antiguo deportista olímpico, y que es, al menos, tan bueno como él. El personaje, por lo visto, fue real y coincidió en el tiempo con Chris, si bien nunca en los mismos sectores de la ciudad, por lo que esta trama, incluida su resolución con un disparo “imposible”, es ficticia, al igual que la del “malo oficial” de la peli, un sádico torturador que aterroriza tanto a la gente local, como a las tropas de ocupación.

Sí que es cierto que Chris realizó un disparo, al menos tan espectacular como el que se nos muestra en pantalla, sin duda una de las escenas de la película, aunque fue en otras circunstancias, y el personaje lo atribuyó, en gran medida a la suerte.

httpv://www.youtube.com/watch?v=-QoAZ2norMo

La película, quitando los flashbacks del inicio, sigue una estructura bastante lineal, en la que se intercalan, tal y como ocurrió en la realidad, las estancias en Irak, con las estancias en casa, en las que le cuesta adaptarse a la vida doméstica e incluso a su familia, a pesar de tener una mujer (Taya, interpretada por Sienna Miller) bastante comprensiva, dadas las circunstancias, y dos niños pequeños a los que adora. El ritmo de la narración es, como suele “marca de la casa”, pausado, lo que no quita que las escenas de acción, transcurran como lo que tratan de reflejar: la tensión de una zona de enfrentamiento armado, por muy desiguales que sean las fuerzas involucradas.

La ambientación está lograda, con unas localizaciones para Irak, que según la Wiki se situarían en Marruecos, pero que dan “el pego” totalmente, y la música, como en casi todas las pelis de Eastwood acompaña de maravilla.

Si hay que ponerle un pero sería el final, que queda bastante “soso”, algo que también sucede en el libro, aunque entre su publicación y su adaptación ocurrieron hechos trascendentales, que no voy a contar para no “spoilear”, aunque son fáciles de encontrar a poco que uno navegue un poco por la web.

Este final se compensa, en parte, con unos títulos de crédito finales basados totalmente en imágenes reales, y que demuestran la magnitud del personaje.

httpv://www.youtube.com/watch?v=WRkwG9uWuXk

Como curiosidad final la peli, estrenada a finales de 2014, ha sido una auténtica sorpresa, en términos de taquilla, pues lleva recaudados, a nivel mundial, más de 500 millones de $, haciendo de ella una de las pelis más taquilleras del año, y de lejos la más exitosa en taquilla para Eastwood.

A FAVOR: manejo del tiempo, escenas de acción, tratamiento de un personaje complejo, interpretación de Bradley Cooper

EN CONTRA: el final

La escena: el disparo contra el francotirador “rival”, aunque sea ficción.

Valoración:  8

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *