Jurassic World (3D): Los “Dinos” atacan de nuevo

Jun 22

Hoy nos toca hablar de Dinos –y eso que sé que arrastro alguna que otra cuenta pendiente, como el post respuesta al de Los Vengadores, que me propuso Dani hace ya días, y que quiero ver si voy saldando- pero ahora mismo, prefiero tratar temas de “actualidad”, como solíamos hacer, pues desde hace algún tiempo nos hemos desviado un poco de llevar al día los estrenos.

He de reconocer que me debo estar haciendo mayor, pues me apetecía volver a ver una peli de esta saga en el cine. Y como me estoy haciendo mayor –y aquí permitidme la batallita- recordaba el 93 cuando se estrenó la película. Eran tiempos en el que el concepto “Estreno Mundial no existía. Yo la vi en EEUU, pues pasé una temporada allí aquel verano. Entonces ya llevaba más de un mes en cartel allí y era todo un boom. Aquí todavía tardaría un par de meses en llegar.

jurassic world

Momento nostálgico aparte tenía curiosidad por ver la “nueva generación”, con los avances en efectos especiales, y también ver como resultaba en 3D, lo de ver el dinosaurio casi saliendo de la pantalla hay que reconocer que mola.

Una vez vista, no me ha decepcionado. Al contrario, me ha parecido una peli bastante entretenida. Eso sí, hay que saber a lo que se va: a ver un espectáculo de efectos especiales, una historia con ritmo, ciertos momentos de suspense –a pesar de que sepamos que los “protas” acabarán escapando- y alguna que otra sopresa.

Si esperas una historia con gran desarrollo de personajes, o un mensaje profundo, aunque creo que intentan transimitirlo, desde luego esta no es la peli que tienes que elegir.

Y dicho esto, vamos a esbozarla un poco, pero sin demasiado spoiler.

Han pasado 22 años desde los sucesos de Isla Nublar y el antiguo proyecto de “Jurassic Park” ha sido sustituido por el de “Jurassic World”, un parque de última generación en el que los visitantes conviven, con “total seguridad” con los dinosaurios, que se han convertido en algo “cotidiano”.

Movidos por el afán de dar al público “algo nuevo” más arriesgado, la junta directiva del complejo decide crear una nueva especie, el “Indominus Rex”, con una “Fórmula Secreta” que mezcla genes de varios depredadores, y de alguna especie actual para potenciar sus cualidades.

Los velocirrapotores, después de que hayan sido semidomados –o al menos hasta un punto de que hacen algo de caso a un “líder de la manada” humano- han pasado a ser parte de un programa, que altos cargos de In Gen, recordemos que es la empresa que controla el parque, creen que puede tener aprovechamiento militar. Owen Grady (Chris Pratt), el encargado de adiestrarlos no es tan optimista al respecto.

Por otro lado, Zach y Gray Mitchell son dos adolescentes (uno de unos 16 años y otro de 12, apx) a los que sus padres, en proceso de divorcio, -tópico 1- que van al parque como “VIPS”, y pues su tía Claire (Bryce Dallas Howard) es la responsable de operaciones de Jurassic World. Claire es la típica ejecutiva adicta al trabajo –tópico 2- que además salió un par de veces con Owen –tópico 3- y no salió demasiado bien, al estar muy centrada en su trabajo –tópico 4- ella y ser él “poco serio” (lo siento pero me he cansado de contar tópicos.

Owen es enviado, junto con Claire a verificar la seguridad de la instalación del “Indominus”. Owen pronto recelará de esta nueva especie, pues además de su naturaleza depredadora no ha socializado con otros dinosaurios.

El Indominus pronto demostrará su inteligencia cuando engaña a todos para poder escapar, con lo que tenemos la acción servida. Los responsables de seguridad deciden inmediatamente hacer volver a los visitantes a los hoteles del parque y ponen en marcha un plan de caza.

Para completar, y hacer si cabe más similar la historia con la original –a la que no para de hacer guiños, e incluso cierta coña –como con material de merchandising de Jurassic Park, que en teoría son “reliquias” que se encuentran en Internet, pues el parque no llegó nunca a abrir- tiene que haber un par de niños perdidos ¿Y quién mejor que Zach y Gray? Total, solo hay varios miles de visitantes, y ¡Vaya casualidad! están en un paseo –con unas esferas giroscópicas, que sustituyen a los antiguos jeeps para hacer el tour y son una pasada- cuando se da la orden de regresar a “zona segura”, orden que ignorarán, pues son más chulos que nadie.

Evidentemente, el Indomitus los encontrará, y como el bicho es bastante cabrón les hará pasar un mal rato, a ellos, y todos aquellos que envían para darle caza, si bien al principio, en contra de la idea de Owen, solo quieren sedarlo, pues hay que proteger la inversión.

Claire, deberá recurrir a Chris para encontrar a sus sobrinos, a los que por otra parte no había hecho ni caso –recordemos que es una ejecutiva adicta al trabajo- hasta ese momento.

A partir de aquí no quiero contar mucho más, pero podéis imaginaros un poco lo que pasa: se acaba desatando, a pesar de las muchas medidas de seguridad, el caos en el parque, pues el “bicho” es mucho más peligroso de lo que esperaban, y, en uno de los mejores golpes de efecto de la peli, se tendrá que recurrir a los velocirraptores para que ayuden en la caza.

De todas maneras, por previsible que sea, las escenas con el Indomitus y los raptores están muy conseguidas, 20 años de avances en tecnología dan para bastante. Los guiños a las pelis anteriores, incluida la presencia del Rex, al que guardan un papel estelar también ayudan, al igual que la banda sonora, en la que se ha “tirado” también del original de John Williams.

No hace falta que os cuente como acaba, pues os lo podéis imaginar perfectamente, aunque sí que hay alguna sorpresa de última hora.

No sé si se ha intentado transmitir un mensaje, y si es así pasa muy desapercibido, contra la codicia empresarial, o la creciente militarización de parte de la sociedad USA, pues es algo que no interesa especialmente, o al menos eso creo, al gran público.

Los personajes, aparte de ser bastante tópicos, como he comentado, quedan bastante diluidos en la historia, algo que creo que asumen. Chris Pratt, que creo que es uno de los nuevos actores emergentes en Hollywood, bien, sin más, igual que Bryce Dallas Howard. Aquí los personajes absolutos son los “bichos”.

Los efectos especiales y las 3D, bastante bien, y la música, como ya he dicho muy bien, aunque a mí, que ya he dicho que estaba con la vena nostálgica al tercer o cuarto acorde ya me había ganado.

En definitiva, los nostálgicos la disfrutarán, y las nuevas generaciones, siempre que no sean niños muy pequeños –aunque en la sala que estaba yo había niños de menos de diez años yo no lo recomendaría, pues los “bichos” recordemos que comen personas- creo que también.

 

A FAVOR: efectos especiales, banda sonora, aprovecha bien el efecto nostálgico

EN CONTRA: personajes bastante tópicos y poco interesantes.

La escena: la lucha final entre los dinos.

Valoración: 7,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *