Game Of Thrones (T6): Volar libre le sienta de maravilla

Jul 05

Game Of Thrones, o si se prefiere en “local” Juego de Tronos -aunque aquí vamos a optar por GOT para todas las veces que la nombremos a lo largo del post- ha cerrado su 6ª temporada hace poco, así que es una buena excusa para ver si reactivamos de una vez, este nuestro blog, que lleva una racha de inactividad que empieza a ser preocupante y que últimamente solo rompemos ante “acontecimientos”. Pues bien, este puede ser tan bueno como otro cualquiera.

game of thrones VI

Aquí, en EHA, le hemos hecho un seguimiento bastante extenso -resumido en todos estos posts que a continuación “linko”: 1ºs vídeos, descubrimos los créditos, avance T1, resumen T1, avance T2, resumen T2, avance T3, resumen T3, avance T4, resumen T4; posts que he leído previamente -para no repetirme demasiado- y para ver cómo ha evolucionado mi visión. Con la ausencia de la T5 -cuando acabó el año pasado estaba empezando el período de “letargo” en el blog- creo que es un resumen bastante amplio de todo lo que se he visto.

Si algo se ha constatado en todo este tiempo es que la serie se ha convertido en un fenómeno mundial –creo que esto lo reconocerán hasta sus más agrios detractores – y en el “emblema” actual de una cada vez más eclipsada, y necesitada de referentes HBO –Showtime, AMC, FX, Netflix, además de las cadenas generalistas “aprietan”-.

Los que seguimos la serie, y además hemos leído los libros, esperábamos con cierta curiosidad esta temporada, pues desde –aproximadamente calculo- el último tercio de la T5 la serie había llegado a un punto que los fans más acérrimos llevaban temiendo desde que se estrenó, y que parecía ser uno de esos acontecimientos que podían llevar al “colapso del espacio-tiempo”: el momento en el que la tele alcanzaría el punto donde estaban los libros, al menos en alguna trama.

Ironías aparte, ya en sus inicios y debido a que el “padre de la criatura”, George R. R. Martin, no se caracteriza precisamente por su velocidad a la hora de acabar libros, se pensaba que no acabaría el quinto, sexto y séptimo tomo a tiempo. El quinto (Danza de Dragones) tardó poco en aparecer, el mismo año del estreno, y desde entonces mucha especulación, pero la realidad es que, sin contar algún fragmento que ha adelantado, el sexto (Vientos de Invierno) sigue sin tener a día de hoy una fecha clara de publicación. Lo último que se puede leer es que, una vez Martin se dio cuenta de que no iba a llegar a tiempo ya no hay tanta prisa, por lo que del séptimo libro ni hablamos. A este paso, cuando la serie termine, en un par de temporadas (que al parecer van a ser más cortas, unos 13 episodios entre las dos) es de esperar que el sexto se haya publicado y falten años para dar por cerrada la saga literaria, con el temor de muchos fans a que nunca llegue a ocurrir, pues Martin está mayor, y no en demasiada buena forma –referirse a él como rellenito es ser bastante amable-.

Después de esta intro, que podría servir de post perfectamente, aunque prefiero que sea así y dar pinceladas de la temporada, sobre todo para evitar spoilers, vamos a hablar de lo que hemos visto.

Ante todo hemos visto una temporada sobresaliente. Sí, ya sé que hasta ahora todas se podían calificar como tal; pero es que en este caso el librarse de las “ataduras” que suponían -más a efectos de críticas de las hordas de fans radicales, que no permiten ni el desvío de una coma sobre los libres- le ha sentado muy bien a la serie, que toda la temporada se ha movido en “territorio inexplorado”, es decir, no tratado en los libros.

A los seguidores que habíamos leído los libros creo que también nos ha venido bien, pues no teníamos referentes y podíamos disfrutar del espectáculo sin saber o intuir que iba a pasar.

Yo, personalmente, ya dije en alguno de los posts anteriores que, sin ser “talifan” sí que conocía los hechos más impactantes, que como no puede ser de otra manera se aprovechan como “cliffhangers” en la serie, así que este año he disfrutado y me he emocionado y sorprendido con mucho de lo que ha pasado.

Algunas escenas las esperaba (hay teorías que circulan por los foros desde hace tiempo que se han confirmado tácitamente) y otras quería que sucedieran, aunque no las tenía todas conmigo.

Así, he podido estar con la Guardia Negra, y ver como la pena pasaba a la alegría (y aquí el que quiera que lea entre líneas, pues es algo que los fans querían saber desde hace cinco años); he visto como personajes a los que no esperaba han vuelto a la serie, y como otros, a los que –supongo que con muchos- he llegado a odiar tenían su merecido; he vuelto a ver las llanuras Dothrakis y a la “Madre de los Dragones” recuperando terreno; incluso he conocido -de una forma un tanto traumática eso sí- el porque de “Hodor”, que tan brillantemente cierra el episodio 6; con Arya he vivido los peligros que encierran las calles de Braavos; he podido contemplar con Sam la maravilla de la Biblioteca de Antigua; he vivido, casi en primera persona la angustia en la “Batalla de los Bastardos”; he asistido a las maquinaciones de una Cersei más acorralada que nuca y por último he asistido, como suele ser habitual en todas las temporadas, a como se van situando todas las piezas en el tablero de cara a la próxima temporada, de una manera más emotiva que nunca. Ah sí, casi se me olvida, también he descubierto, no sin cierto temor, a que “El Invierno ha llegado” y con él todos los peligros que conlleva desde el otro lado del Muro.

En general creo que los responsables de la serie se han volcado con los fans, y han sido bastante más generosos –no podría decir que menos sádicos, pues las muertes son bastante horribles, aunque siempre depende de quién muera ¿No creéis?- con los personajes que nos iban a abandonar. Tampoco nos hicieron esperar demasiado para saber el destino final de Jon Nieve (respecto a este personaje, y repasando los post anteriores, he de reconocer que su crecimiento es de los más espectaculares), ATENCIÓN SPOILER con ese final del Episodio 1en el que sucedía lo que muchos esperábamos: su retorno de la muerte. Además, parece que por fin ha quedado bastante claro su verdadero origen, algo sobre lo que se llevaba especulando bastante, y que puede cambiar bastante las reglas del juego, pues antes o después se sabrá que no es el bastardo que siempre ha creído Fin Spoiler, aunque los vídeos siguientes contienen spoilers sobre personajes principales

En el resto de tramas, en general, han sido espectaculares. Si hay que poner un pero es al papel de Tyrion, que no ha dado más de sí, y –salvo algún que otro diálogo- en ocasiones ha sido ridículo, por no decir tedioso.

La trama de Arya también ha tardado en coger ritmo, hasta ese final del episodio 8 con una de las frases más emocionantes hasta ahora. GOT se ha caracterizado siempre por unos finales impactantes (Martin ponía bastante de su parte en los libros para que los guionistas tuvieran múltiples fuentes de Cliffhanger), pero esta temporada, sin esas referencias han estado siempre a la altura.

Y así hemos ido avanzando, entre sorpresas, teorías confirmadas, hasta el punto álgido de la temporada, que como suele ser habitual ha llegado en el episodio 9, en la llamada “La Batalla de los Bastardos”.

En posts iniciales decía que las batallas en series no podían compararse con las del cine sobre todo por un tema de “pasta”- y aquí GOT ha trascendido esto. La batalla, en mi opinión, no tiene nada que envidiarle a las de “El Señor de los Anillos”, incluso en cuanto a medios, que era hasta ahora lo más difícil de conseguir. Esto nos puede dar una idea de la dimensión a la que ha llegado la serie, que cada vez es más ambiciosa en este aspecto. Además, el éxito internacional ayuda. No sé la pasta que estarán sacando en merchandising, pero debe ser, a pesar del coste, una de las series más rentables que existen.

Y es que es difícil encontrarle peros, las tramas, aunque a veces parece que no avancen van medidas y ganando en intensidad. El elenco de actores ha ido creciendo con la serie y los que una vez fueron niños se están convirtiendo en adolescentes y adultos con un futuro brillante.

Los efectos especiales, supongo que aquí también habrán aumentado el presupuestos, cada vez son más impactantes, ya no solo por el tema de las batallas, los dragones, que deben ser creíbles para poder darle “realismo” -y perdonad la palabra, pero no encuentro otra mejor- cada vez son más espectaculares.

Hasta la música tiene muy poco que envidiar a la de las grandes producciones. Los primeros minutos del último episodio, en los que se muestra el “plan de Cersei” son de una tensión, gracias a la música, que ya quisieran muchos de los thrillers de primera línea.

Si la serie volará libre, o si los libros seguirán caminos divergentes ya será espacio para otro post, pues en algún momento se ha de cortar.

De momento disfrutemos de una de las grandes, pues por mucho que nos duela ya no nos queda tanto.

 

A FAVOR: ambientación, personajes, tramas, efectos especiales, música…

EN CONTRA: siempre queda alguna trama “floja”, en relación con el resto

La escena: La batalla de los Bastardos (hay alguna otra pero es spoiler)

Valoración:  9,5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *