Goliath (Steve Alten)

May 30

Siempre he creído que los libros –y por extensión las pelis- sobre submarinos constituyen una especie de subgénero, con protagonismo propio, dentro del género bélico.

Sin hacer mucho esfuerzo podemos destacar a Tom Clancy, con “La Caza del Submarino Ruso”, que después se llevaría al cine en la que, hasta ahora, es la mejor adaptación de las novelas del Agente Ryan. Clancy también se ha servido de los submarinos, en tramas secundarias de sus novelas. En el cine, además de la ya mencionada adaptación tenemos “Crimson Tide”, aquí llamada “Marea Roja”, con unos Denzel Washigton y Gene Hackman estelares. De todas manera, otra vez, vuelvo a desviarme del tema del post, así que cortaré diciendo que hacía tiempo que no leía nada sobre el género de ahí que me decidiera por esta novela.

Goliath

Del autor me sonaba haber leído otra novela “El testamento Maya”, hace ya unos años y que me pareció entretenida y poco más; pero la sinopsis parecía una mezcla de Clancy con Michael Crichton, y como era una edición de bolsilo, pues la cogí.

¿Qué si me arrepiento?, pues no del todo, aunque es una novela, que creo le queda un poco grande, si bien saber que está escrita hace más de diez años le da algo de valor, pues especula con un tipo de computación, que hoy en día sigue estando muy lejos de ser una realidad: la cuántica, aunque llevada a otro nivel.

Así en el apartado “Crichton” tenemos una especie de superordenador, basado en cadenas de ADN, que es la forma más artificial de inteligencia artificial que puede concebirse, y que acaba acoplado a un submarino, en teoría supersecreto, que no debía haberse desarrollado, aquí entraría el apartado “Clancy”.

El argumento, que tiene bastantes tópicos, juega con las “batallitas de submarinos”; la tecnología ultramoderna, y su potencial totalmente maligno –casi apocalíptico- cuando cae en las manos más inadecuadas; el poder desmesurado que pueden llegar a tener los militares; si está bien utilizar la violencia para derrocar a los dictadores… En fin, como veréis algo un tanto ambicioso, y que queda, como mínimo pretencioso.

Evidentemente, para desbaratar los planes de los “malos” existe una contrapartida de “buenos” que se ocupará de que estos no lleven a cabo sus intenciones, personajes todo hay que decirlo que son bastante tópicos: el héroe desencantado, caído en desgracia y que busca la redención y su contrapartida femenina, que ha de demostrar que, pese a ser mujer, tiene todas las “pelotas” que hubiera querido “papi”, curiosamente militar y oficial al mando de comandos…

Poco más se puede decir ¿Es tan mala como para dejarla a medias? No; pero está en el límite. Al final, supongo que la recordaré, como un entrenamiento ligero, un quiero y no puedo, aunque igual la culpa es mía, por esperar algo similar a Clancy o Crichton, que pese a que sean desdeñados por la crítica por producir “Best Sellers”, al menos lo hacen con bastante más calidad que este.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comments

  1. Carlos Martel /

    Se te olvida “Das Boot” querido…..la mejor película de submarinos y una de las mejores peliculas bélicas de la historia….y no lo digo yo, lo dice Spielberg.

  2. Pues, a pesar de ganarme tu oprobio con el comentario, aunque me suena mucho, no puedo decir con total seguridad que la haya visto.
    La buscaré y revisitaré, o veré…
    De todas maneras, no era el objeto del post el cine bélico, en general, o el de submarinos en particular, pues en esos menesteres me superas por bastante, así que volveré a lanzar el guante.
    Anímate, que ya hace bastante desde tu colaboración.
    Ya sé que no tienes mucho tiempo ahora; pero con eso de que están en el exilio del exilio, igual sí que te da.
    ¿Qué me dices??

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *